Dário do Centro do Mundo •  Internacional • 26/09/2016

Las 10 mayores mentiras de Temer en los EE.UU: de los refugiados a la estabilidad extraordinaria 22/09/2016

Todo político miente. Algunos mienten más que otros. En los años 80, el Jornal da Tarde lanzó una serie de notas con Paulo Maluf, entonces gobernador de São Paulo. Nadie recuerda del tema (era la Paulipetro, un delirio megalomaníaco de viejo), pero las tapas se tornaron antológicas.

Las 10 mayores mentiras de Temer en los EE.UU: de los refugiados a la estabilidad extraordinaria 22/09/2016

La dupla de dibujantes Gepp y Maia diseño a Maluf con una nariz de Pinocho que crecía a cada edición. Brillante. Poca gente creyó que sería difícil en la vida nacional el surgimiento de alguien capaz de tanta cascada como Maluf.

Hasta que apareció Michel Temer. El viaje a los Estados Unidos lo inmortaliza como uno de los mayores mentirosos de la política brasileña. No es apenas demagogia. Es algo patológico.

Temer intento engañar a tribunas desde que piso el plenario de la ONU hasta el almuerzo que pago para empresarios a fin de intentar vender el país que no existe.

Nuestro equipo de especialista anotó las mentiras de Michel, autentico sucesor de Maluf y de Pinocho en el arte de las menitas y de la sin vergüenza.

1 “Brasil acaba de atravesar el proceso más largo y complejo, regido y conducido por el Congreso Nacional y por la Suprema Corte brasileña, que culminó en un impedimento. Todo transcurrió, debo resaltar, dentro del más absoluto respeto constitucional”. Está bien…

2 “Brasil de preocupa con la defensa de la igualdad de género, prevista en nuestra Constitución”, declaró el sujeto que nombró una mujer después de ser presionado por los medios de comunicación y aliados.

3 “Brasil, en los últimos años, recibió más de 95 mil refugiados de 79 nacionalidades diferentes”. En verdad fueron 8800, según el órgano sometido al Ministerio de Justicia. En junio, el ministro Alexandre Moraes suspendió una negociación con Europa para recibir sirios.

4. “Persecuciones, detenciones por motivos políticos y otros actos arbitrarios siguen siendo recurrente en muchos sectores. Nuestra mirada debe girar también a minorías y otros grupos vulnerables de nuestra sociedad. Es lo que hemos hecho en Brasil”. En vísperas de los Juegos Olímpicos, diez jóvenes fueron detenidos bajo la imputación de que formaban parte de una “célula terrorista”. Uno de ellos era criador de pollos. Ellos están incomunicados. En Sao Paulo, 26 manifestantes fueron detenidos por la Policía Militar, después de que un coronel del ejército se filtrara entre ellos. También en São Paulo, la policía cegó a un estudiante de 19 años, de un tiro en el ojo.
5. “La integración latinoamericana es, para Brasil, no sólo una política del gobierno, es un principio constitucional y la prioridad de la política exterior permanente. Coexisten actualmente, todos sabemos, en nuestros gobiernos región de diferentes tendencias políticas. Pero esto es natural y saludable”. Tan pronto se hizo cargo de la cartera de Asuntos Exteriores, José Serra hizo públicamente su desprecio por América del Sur y los “bolivarianos”. También trató de comprar el voto de Uruguay para que le arrebatara a Venezuela la presidencia del Mercosur. Temer es tan querido que delegaciones enteras se retiraron de la sala durante su discurso.
6. “La buena vecindad brasileña se extiende también a nuestros hermanos africanos, unidos a nosotros por el océano Atlántico y una larga historia”. En mayo, Serra encargó un estudio de los costos de los puestos diplomáticos abiertos en Lula y Dilma en África y el Caribe.

Todo esto en las Naciones Unidas. En una reunión con empresarios en Nueva York, el viaje continuaría:
7. “Hoy en Brasil tienen una estabilidad política extraordinaria debido a la relación política muy apropiada entre el ejecutivo y el legislativo”. Hay casi una protesta de un día. Algunos ocurrieron allí mismos, en Nueva York. Un Congreso corrupto vive acosado por una operación que perdió el control y tiene licencia para matar.

8. “Nos hemos jactado de que en Brasil, lo que se acuerde, se cumplirá”, dijo el ciudadano que se rompió el contrato de una elección presidencial después de conspirar durante meses, con el articulador Eduardo Cunha.
9. “Si mi popularidad cae al 5%, pero yo salvo a Brasil en estos dos años y cuatro meses, me doy por satisfecho”. Además del hecho de que él jamás podrá gobernar con este índice, el gobierno Temer lanzó campañas para contrarrestar el famoso “Fuera Temer”. Uno tenía el lema “Vamos Temer” y otra ” Fuera Ladrón”.
10. “Yo no sabía [acerca de la corrupción]. Ustedes saben que yo no tenía participación en el gobierno. Un día yo incluso me auto denominé como vicepresidente decorativo, porque no tenía ninguna participación”. El PMDB ocupó siete ministerios durante la gestión Dilma Rousseff. Marcelo Odebrecht declaró que pagó al partido R $ 10 millones, en 2014, a pedido de Michel Temer en una reunión en el Palacio de Jaburu.
Sobre eso de ser decorativo, al menos ahí dijo la verdad.


Brasil /  Dário do Centro do Mundo /  Michel Temer /