La Tienda Republicana

Poroshenko firma decreto para imponer ley marcial en Ucrania

26/11/2018

El presidente ucraniano, Piotro Poroshenko, firmó hoy un decreto para imponer la ley marcial en este país y ordenó la movilización parcial de la población y el refuerzo de la frontera con Rusia.

Luego que el Servicio Federal de Seguridad ruso empleó ayer la fuerza para finalizar una provocación de Kiev en el mar Negro, al arrestar a tres buques de la Armada de este país, con saldo de tres heridos, Poroshenko presenta ahora a Ucrania como víctima.

De ahí su llamado a una convocatoria urgente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre un caso en el que Kiev violó el acuerdo para el paso de buques militares por aguas territoriales rusas del mar Negro, frente a Crimea, y en el mar de Azov.

La ley marcial funcionará a partir de esta jornada hasta al 26 de enero, apenas dos meses antes de celebrarse las elecciones, cuya realización fue puesta en duda por algunos políticos ucranianos, algo que sería conveniente para el actual mandatario.

En los próximos días, la Rada Suprema (parlamento unicameral ucraniano) deberá aprobar la referida disposición que suprime varias libertades democráticas en esta nación, incluida la posibilidad de participar en protestas.

Durante las últimas semanas, aumentaron en gran medida las manifestaciones espontáneas de los ciudadanos para demandar la reducción de las tarifas del gas y la puesta en funcionamiento del servicio de calefacción.

Aunque fueron los buques de la Armada de Ucrania los que intentaron ayer, sin signos visibles a bordo y sin permiso de Moscú, navegar en aguas territoriales rusas del mar Negro, Poroshenko ordenó reforzar la seguridad en la frontera con Crimea.

El servicio ucraniano de guardafronteras fortalecerá la vigilancia en la frontera estatal con Rusia y en el límite administrativo con la 'la República Autónoma de Crimea', señala la disposición presidencial.

Kiev se niega a reconocer los resultados de sendos referendos en marzo de 2014 en Crimea y la zona especial de Sevastopol, donde la abrumadora mayoría de la población se pronunció por la salida de Ucrania y el regreso a la jurisdicción de Rusia.

mem/to