Redacción •  Actualidad •  06/12/2021

CGT acusa al Grupo Comdata de abandonar a un centenar de personas trabajadoras de Telefónica tras dejarlas sin medios económicos

  • La multinacional se ha deshecho de cien personas, que llevaban años trabajando para servicios como el 1002 o 1004, dejándolas incluso sin prestación por desempleo.
CGT acusa al Grupo Comdata de abandonar a un centenar de personas trabajadoras de Telefónica tras dejarlas sin medios económicos

Desde el Sector Federal del Telemarketing de la CGT han emitido un comunicado para informar de la grave situación en la que han quedado cien personas, trabajadoras de Digitex –del Grupo Comdata- tras conocerse en la tarde de ayer el despido de las mismas en unas circunstancias realmente duras. Según la CGT, de la noche a la mañana, esta empresa ha dejado sin medios económicos –incluso sin prestación por desempleo-, a estas trabajadoras que prestaban sus servicios en los centros de Santander, León, La Carolina (Jaén) y Madrid. CGT ha indicado en este comunicado que incluso la Guardia Civil ha tenido que intervenir en el centro de trabajo de Santander, donde las personas afectadas han tenido que hacer llamamientos para acudir a los centros del resto de provincias ya que la situación se ha vuelto insostenible.

CGT señala que las empresas que se han quedado este servicio son Atento –fundada hace más de dos décadas por la propia Telefónica-, Abai –que gestiona la directiva de Digitex, del Grupo Comdata, desde hace un par de años-.

Por otro lado, CGT ha denunciado que Digitex ha retenido la nómina a estas personas que hoy comienzan con los nuevos proveedores, pero que hasta el último momento, todo el mes de noviembre, han estado trabajando para Comdata. Los anarcosindicalistas explican que la empresa se ha escudado en el hecho de que estas personas debían devolver los equipos informáticos que estaban utilizando para teletrabajar, puesto que la empresa se negaba a ir a buscarlos sabiendo además que las personas no tenían permiso del nuevo proveedor para ausentarse de sus tareas.

CGT considera que esto es un nuevo ataque, otro giro de tuerca más, incluso más grave y nunca visto hasta el momento, y que tiene relación con la negativa de la patronal a aceptar que la subrogación convencional es la única medida que evitaría estas situaciones. CGT lleva más de 20 años defendiendo precisamente esta medida, mientras que los sucesivos convenios regulaban un cambio de empresas que dependía de la “buena voluntad” del adjudicatario.

Para la CGT, esta forma de hacer las cosas por parte de Comdata destroza la vida a la plantilla de personas trabajadoras que le ha hecho ganar mucho dinero durante muchos años. Además, estas actuaciones ponen de manifiesto la gran precariedad que azota al sector, principalmente compuesto por mujeres, y la impunidad con la que este tipo de empresas actúan, sin tener en cuenta normativas ni legislación, ni mucho menos la situación de desamparo en la que dejan a estas personas y a sus familias.

CGT ya ha dejado claro que no va a permitir que el miedo se implante entre las personas trabajadoras y ha anunciado que desde la asesoría jurídica ya se están preparando todas las medidas legales para revertir esta situación, totalmente injustificable y de la que son responsables tanto Digitex-Grupo Comdata como Abai, Atento y Telefónica.


CGT /  Comdata /  despido /