José Camargo •  Opinión • 13/09/2020

Herbin Hoyos, usted miente

Herbin Hoyos, usted miente

El odio que se ha venido trabajando en contra de los maestros colombianos, desde hace décadas, ha logrado que se haya perpetrado más de 1.579 asesinatos de docentes en los últimos 60 años, en el escenario del conflicto armado (Fundación Compartir), este referente es muy importante que lo tenga presente el periodista Herbin Hoyos, que señalo de manera irresponsable a FECODE, una organización sindical que tiene 60 años de haberse fundado, de ser una organización para reclutar menores a favor de las FARC.

Este discurso, que no es una invención de ese periodista, que no obedece a una rabieta, tiene el propósito de estigmatizar la labor docente y su capacidad de lucha. Este discurso, sigue el anhelado camino de quebrarle el espinazo a la Fecode. Esta organización, se mantiene incólume ante la calumnia y el asedio que nos hace recordar las estrategias típicas del fascismo. Es necesario, recordarles a los demonios de esta mentira, las palabras de Abel Rodríguez Céspedes (q.e.p.d) quien en el discurso de instalación del XIV Congreso de FECODE, realizado el 29 de agosto de 1988 expresaba lo siguiente: “La lucha por la defensa del derecho a la vida, exige, además de la denuncia, la protesta y la solidaridad, una clara posición frente a las múltiples formas de violencia que padece el país. Ante la violencia de origen social y político, el magisterio debe colocarse categóricamente del lado de las reformas y las soluciones políticas a través del dialogo y la negociación”. El año pasado, el Centro Democrático, pretendía presentar un proyecto de Ley para sancionar a los docentes que hablen de política en los salones de clase, los docentes utilizan su catedra para “adoctrinar” a los estudiantes de colegios públicos, este pretendido proyecto de ley llevaba un cierto tufo de fascismo, se trataba de callar al docente, silenciarlo, intimidarlo.

El expresidente y exsenador de la Republica de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, le echaba leña al fuego, para avivar el odio y sembrar la cizaña contra la Fecode, señalaba en su momento que “a los docentes a lo único que les entran es a gritar y a insultar (…) lo único que tienen los profesores es la fuerza de la calumnia” y reafirmaba con vehemencia que “El adoctrinamiento político de algunos profesores hace daño al estudiante, a la democracia y a la ciencia, deberían buscarse soluciones que no sean sanciones legales” otra vez, inculcando el terror al mejor estilo fascista. Nadie más útil que un profesor que enseñe y de ejemplo de civismo y de respeto al prójimo, terminaba diciendo en sus crueles twiters. Pero, la realidad de sus periodos presidenciales, causan escalofríos en el año 2005 (48 masacres), 2006(37 masacres), 2007(26 masacres), 2008(37 masacres), 2009 (29 masacres) dejando aproximadamente unas 889 personas asesinadas. En la JEP (Justicia Especial para la Paz) se investiga a 1500 militares implicados en 5.000 asesinatos cometidos bajo el gobierno de Álvaro Uribe.

Al periodista Herbin Hoyos, hay que recordarle, el pensamiento de Abel Rodríguez en aquel Congreso de Fecode, cuando dice” Finalmente, debo referirme al papel que a mi juicio debe cumplir el magisterio, frente a la horrenda escalada de eliminar al contradictor político. Por ello debemos rechazar todo acto que atente contra la integridad y la libertad de los luchadores políticos, cívicos, gremiales, intelectuales o culturales, independientemente de la ideología política que profesen”, ese legado permanece hasta el día de hoy.

A este mismo periodista, le recuerdo un hecho acontecido en el mes de noviembre del 2013, el profesor Robinson Piedrahita fue asesinado por un sicario delante de los alumnos de primaria, cuando dictaba clase en un colegio del municipio de Puerto Berrio ¿Te imaginas este horrible hecho? Y en enero del 2019 un sicario asesino a un joven de 16 años en pleno salón de clases. Esta es nuestra triste realidad y no nos quejamos… Seguimos hacia adelante, educando niños y jóvenes.


José Camargo /  Opinión /