La Tienda Republicana

fosa

Segunda Fosa de Bercial de Zapardiel (Ávila)

La fosa estaba a la altura del kilómetro 19'4 de la carretra provincial Chaherreros-Madrigal de las Altas Torres, junto a un pinar del término municipal, en el paraje denominado "Fuente de la Burra". Al igual que en una fosa muy cercana, a la que hemos dedicado atención en el anterior artículo, en esta fosa estarían enterrados los restos de cuatro segadores, procedentes de la localidad de La Parra, que fueron asesinados el 6 de septiembre de 1936.

Los cuatro segadores eran:

Basilio Fuentes Monsaya, de 39 años de edad.

Benito Fuentes Monsaya, de 37 años de edad.

Fosa en la Pradera de los Carreteros de Candeleda (Ávila)

En el paraje conocido como la Pradera de los Carreteros, en el término municipal de Candeleda, provincia de Ávila, se encuentra ubicada una fosa. Se cree que puede contener los restos de cuatro o cinco personas asesinadas en agosto de 1936. Al parecer, se tiene identificada a una de las personas allí enterradas. Se trataría de Nazario Martínez Guerra.

Los datos de esta fosa han sido aportados al Estado por el Foro por la Memoria.

Fosa en la Curva del Esparragal en Candeleda (Ávila)

La fosa situada en el paraje conocido como la Curva del Esparragal, a las afueras de la localidad abulense de Candeleda, contenía los cuerpos de tres mujeres. La historia de esta tragedia comienza el 29 de diciembre cuando un grupo de falangistas sacaron de sus domicilios a cuatro mujeres de Poyales y las montaron en un camión con dirección a este paraje. Antes de llegar, obligaron a la menor de las mujeres a bajarse del camión y volver andando. Las otras tres mujeres fueron fusiladas en un talud del camino y abandonadas allí. Un vecino las enterró en el lado opuesto.

Fosa en El Arenal (Ávila)

El primero de noviembre de 1936 fueron asesinados Juana Chozas Chozas, Mariano Cortázar Navarro y Julián Palomo Chinarro, tres vecinos de la localidad de El Arenal, un matrimonio y un cuñado. Fueron fusilados en un paraje conocido como “Alto de la Mesa”. Los cuerpos fueron abandonados, pero los familiares consiguieron localizarlos y los enterraron en una finca de su propiedad, ya que no pudieron hacerlo en el cementerio. Este hecho facilitó la localización y la exhumación de los restos en el año 2003. Fueron exhumados y enterrados en el cementerio.

Fosa en Canillas de Esgueva

En el término municipal de Canillas de Esgueva (Valladolid), junto a la carretera L-111, entre dicha localidad y Hermedes de Cerrato (Palencia), en un terreno despejado y empleado para labores agrícolas se encontraba una fosa con los restos humanos de doce vecinos varones de Hornillos de Cerrato. Fueron asesinados el 15 de octubre de 1936. Al parecer, los cráneos presentaban impactos de bala. La fosa fue exhumada el 25 de agosto de 2005 por la Sociedad de Ciencias Aranzadi y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Fosa del Fosa del Pinar-La Mata de las Muertas en Boecillo

La fosa del Pinar-La Mata de las Muertas se encontraba situada en el término municipal de Boecillo (Valladolid). La fosa contenía los restos humanos de dos mujeres: Felisa Sobas Rodríguez de 21 años de edad y de Josefa Torrecilla Sánchez, que tenía 63 años cuando fue asesinada. Felisa y Josefa eran naturales de Tudela de Duero (Valladolid) y fueron fusiladas el 2 de agosto de 1936.

Fosa de los cinco de Otero

La fosa de los cinco de Otero se encontraba en el paraje denominado “Cepones”, en la localidad segoviana de La Losa. El día 3 de agosto de 1936 fueron ejecutados cinco hombres, vecinos de Otero de Herreros. Estos trabajadores fueron ejecutados porque había promovido en la Casa del Pueblo de Otero que se secundara la huelga general contra la sublevación. Eran trabajadores activos en la Casa del Pueblo,  aunque, realmente sólo consta, de forma fehaciente, la militancia comunista de Pedro Sebastián Vela.

Fosa de la Cuesta del Avión de Candeleda (Ávila)

En el paraje conocido como la Cuesta del Avión de la localidad abulense de Candeleda se exhumó en mayo del año 2010, por parte de la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica (las prospecciones se hicieron por el Foro de la Memoria en enero de ese mismo año), una fosa con los restos mortales de seis hombres y una mujer, vecinos de Poyales del Hoyo. La fosa fue localizada gracias a la información que aportó un pastor que presenció el enterramiento cuando era un adolescente de doce años.

Las víctimas son las siguientes:

 

-Emilio García Hornillo (34 años).

Páginas

Suscribirse a fosa