Tamara Lalli •  Opinión • 08/10/2019

Siria. (Informe especial) La reconstrucción del país, los refugiados y una nueva Constitución son temas prioritarios

Siria. (Informe especial) La reconstrucción del país, los refugiados y una nueva Constitución son temas prioritarios

N. de R. Este reporte desde Damasco, Siria fue enviado por nuestra colaboradora en temas de Medio Oriente, Tamara Lalli, y fue emitido en nuestro programa radial (Resumen de Medio Oriente) de esta semana.

La situación en las últimas semanas, desde que he llegado a Damasco hace dos meses, se está tornando mucho más equilibrada. Desde el punto de vista militar hay un avance seguro y persistente constante hacia la ciudad de Iblis. Junto al Ejército sirio están las fuerzas rusas que van avanzando hacia liberar totalmente la provincia de Iblis.
Lo que ha surgido en las últimas horas es que se había acordado un camino humanitario para que salgan los civiles desde adentro de la provincia. Pero, después de haber recorrido 30 kilómetros, caravanas enteras de ciudadanos sirios al llegar a un punto del recorrido se encontraron con los terroristas que cometieron nuevamente la torpeza de no dejarlos continuar.

Así, a medida que venían las caravanas, los terroristas iban destruyendo las rutas y colocando minas, con lo cual les fue imposible avanzar a esta caravana de ciudadanos, a pesar de que la logística estaba preparada con colectivos para trasladarlos a lugares más seguros y también estaban las ambulancias de la Media Luna Roja, como también clínicas móviles que había dispuesto el Ejército sirio para la llegada de esa cantidad de gente que estaba saliendo desde la ciudad de Iblis.
Recordemos que la peligrosidad de su permanencia va empeorando para los civiles que están adentro de la provincia de Iblis, ya que allí permanece la mayor cantidad de mercenarios, terroristas, que han sido trasladados desde otras ciudades, tanto de las zonas de Guta Oriental como de otros lugares que se habían liberado, Alepo por ejemplo. Entonces, la poca alimentación de la cual son objeto estos civiles que no se han unido al resto de los mercenarios hace cada vez peor su situación.
Por otro lado, también se está llevando a cabo el retorno de muchos refugiados que están llegando desde Líbano y Jordania, desde los campos de refugiados, tanto en el barrio de At Tadamon y otro,cerca de Homs, que han sido refaccionadas totalmente sus viviendas para que sean recibidos como corresponde a esos ciudadanos.
Fuentes norteamericanas están descubriendo en este momento que el número de mercenarios extranjeros en Siria, a lo largo de estos ocho años, ha llegado a ser 171.400 individuos, mercenarios en su gran mayoría, de ellos 25.000 saudíes, 26.000 de Turquía, 21.000 son chechenos, 14.000 del Movimiento Hamas de Palestina lamentablemente, 10.500 de Túnez, otros del Líbano, otro tanto de Irak, Egipto, turkemenistanos, jordanos, pakistaníes, afganos, de los Estados europeos de occidente, de casi todos hay algún número que engrosa está cifra. Murieron, según esta cifra de 171.400 alrededor de 50.000 en manos del Ejército, hay 33.000 detenidos y el resto no se sabe su destino. Estos datos pertenecen a un libro, que acaba de salir de un autor egipcio, que se llama “Siria enfrentando una guerra planetaria, verdades documentadas”, muchas de las cuales fueron obtenidas de cifras de Naciones Unidas.

LA RECONSTRUCCIÓN DE UN PAÍS ARRASADO

El otro tema importante que se está hablando en Siria es la reconstrucción. Para esto, el gobierno de Bashar al-Ásad ha tomado una decisión muy importante: todo aquel hombre de negocios que no ha podido justificar sus ingresos, su patrimonio, entre el 2002 y el 2016 va a ser reservada su fortuna, patrimonio, reservada es una forma de decirlo aquí, pero podría llegar a ser confiscada. Quien encabeza la lista de estos hombres de negocios es el primo el presidente Rami Majluf. De lo confiscado son 275.000 millones de dólares, de ellos fueron destinado 166.000 millones para la reconstrucción de Siria. Se van a construir seis usinas eléctricas, tres nuevas represas, 18 autopistas que vinculen provincias y ciudades importantes, una red cloacal y una red de agua potable, 12 plantas de reciclaje, 15.000 millones van a estar destinados a fortalecer la industria de Alepo, 10.000 millones van a destinarse al sector agrícola y otros 10.000 millones al sector de servicios, y 3.000 millones para agrandar el aeropuerto de Damasco, que se calcula que va a recibir alrededor de 40 millones de turistas.
Hace una semana el presidente de la Nación anunció el nuevo presupuesto para el 2.020, que se calcula va a ser de 9.000 millones de dólares, con un déficit cero, que es lo que se quiere lograr. Para eso le pidió a los ciudadanos sirios que este año lo acompañen en su proceso de reconstrucción y de fortalecimiento del Estado sirio para no pedir ni un dólar al extranjero. El ministerio de Finanzas, por ordenes del presidente, emitió directivas para pagar toda la deuda externa que posee hoy Siria con Irán y con Rusia, para ello se van a destinar 23.000 millones de lo confiscado a los hombres de negocios. La deuda externa proviene desde cuando se potenció el Ejército sirio y tiene que ver con armamento. Se dice que esta es la decisión más importante de los últimos años en el nivel económico, y para cubrir esto se ha llegado a «reservar» parte de la fortuna de los hombres de negocios.

El tercer tema importante, aparte del de los refugiados que hemos hablado y del tema de la reconstrucción, tiene que ver con la nueva Constitución que se quiere llevar a cabo para Siria. Se formó el comité constitucional que le permitió al enviado especial de Naciones Unidas, esta última semana que llegó a Siria, alcanzar sus objetivos a menos de un año de haber sido nombrado. Este comité revocó de por si lo que la oposición había logrado en Ginebra I, que era un gobierno de transición para llegar a las elecciones parlamentarias y presidenciales, Damasco está dispuesta a dialogar con la oposición, por supuesto, pero sin la injerencia extranjera de cualquier otro Estado. Este primer comité en su paso inicial va a estar conformado por 45 miembros, antes de la votación, para comenzar a estudiar los distintos artículos de la nueva Constitución. Quedan excluidos, por una decisión que ya se ha tomado en esta última semana, los kurdos y el Consejo Democrático sirio, que no quieren ceder su planteamiento de tener un Estado separado de Siria. Recordemos que los kurdos siguen teniendo el apoyo indeclinable de las fuerzas de Estados Unidos, con lo cual Siria no está dispuesta al diálogo con ninguna fuerza interna que este bajo el paraguas de los Estados Unidos o de sus aliados.


Opinión /  Tamara Lalli /