La Tienda Republicana

Los Chalecos amarillos protestan en Francia contra violencia policial

La duodécima movilización de los chalecos amarillos se centra en protestar contra la violencia policial y las prácticas de los antidisturbios.

Los heridos van al frente de la marcha en París / @lanavecomunica

Los chalecos amarillos se han movilizado este sábado en las principales ciudades de Francia en contra de la represión y violencia policial. El acto XII de los chalecos amarillos, la duodécima jornada de reivindicación desde el inicio de las protestas el pasado mes de noviembre, se ha centrado en la condena y la protesta contra las prácticas de los antidisturbios, tras la decisión del Consejo de Estado de no restringir el uso de balas de goma.

"Para acabar con la fuerza desmesurada que impone el gobierno para hacer callar la protesta", se instó a los manifestantes a acudir con "parches en el ojo, vendas, pintar de rojo los chalecos amarillos como si fuera sangre", según mensajes lanzados en Facebook. 

El viernes el Consejo de Estado de Francia decidió mantener el uso de lanzadores de balas de defensa (LBD, proyectiles de goma) en las manifestaciones contra el presidente Emmanuel Macron. Por esta razón se ha organizado una "gran marcha de los heridos" en la capital francesa, para reclamar la prohibición de los proyectiles de goma.

En París, Lyon (centro-este) o Montpellier (sur), los manifestantes han denunciado el recurso a los LBD, el lanzador de proyectiles de goma que ha sido usado en más de 9.200 veces desde que empezaran las protestas y a la que se responsabiliza de haber causado graves heridas a los movilizados. Según el colectivo "Desarmémoslos", al menos veinte personas resultaron heridas de gravedad en el ojo --la mayoría quedaron tuertas-- desde el 17 de noviembre. 

La Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) abrió 116 investigaciones, de acuerdo a  una fuente policial, diez de las cuales sobre heridas graves en los ojos. En total, las autoridades francesas han registrado más de 1.900 manifestantes heridos desde el inicio de las movilizaciones en contra del presidente Macron en noviembre pasado.