La Tienda Republicana

Embajador expresa optimismo sobre victoria de Evo Morales

22/01/2019

El embajador de Bolivia en Cuba, Juan Ramón Quintana, descartó hoy aquí que la manipulación y las mentiras de la oposición neoliberal puedan ''secuestrar'' al pueblo en las elecciones generales de octubre de 2019.

'Tengo una confianza extraordinaria en todos los bolivianos y bolivianas, y sé que van a desplegar esa conciencia crítica del ser boliviano a la hora de votar en octubre', aseguró entrevistado por la cadena Radio Patria Nueva.

Quintana expresó la convicción de que el pueblo reconocerá lo que denominó 'extraordinarios cambios que se han producido en Bolivia, el liderazgo del Estado Plurinacional en la economía regional, la distribución de la riqueza entre los connacionales, las grandes obras'.

Insistió en que los votantes van a reconocer los grandes logros en materia económica, social, de equidad y de participación democrática.

'Por lo tanto, vamos a enfrentar, por supuesto, y como es absolutamente comprensible -enfatizó-, un ataque furibundo de parte de las fuerzas conservadoras de la región y obviamente de Estados Unidos'.

Comentó que esas acciones serán ejecutadas por una derecha siempre consecuente con el vaciamiento del estado, siempre alineada a fuerzas conservadoras, patriarcales y además racistas, que no entienden que el único camino de los bolivianos para superar el pasado es unirse.

Quintana consideró que muchos no comulgarán total o parcialmente con el proceso de cambios, 'pero al final la gente va a reconocer que este es un momento histórico al que hay que darle un impulso, frente al cual es necesario asumir una posición'.

'No creo que la gente quiera retornar al pasado, repetir la terrible experiencia que estamos viviendo en la región, que sus hijos vuelvan a ser los peones de una casta dominante'.

Negó la posibilidad de que la población menos favorecida que salió de la pobreza y hoy vive en la clase media quiera retornar a ser los servidores de quienes se acostumbraron a gobernar el país durante 180 años.

Sobre esa base, el diplomático pronosticó una victoria de la conciencia política del movimiento popular, de las clases medias emergentes y también de un sector empresarial que ha ganado como nunca y hoy tiene estabilidad económica y política.

Subrayó Quintana que el propio empresariado siente confianza, certidumbre y, por tanto, sus perspectivas están vinculadas a que el proceso de cambios se prolongue, no por un capricho o una debilidad, sino más bien por la razón histórica, que ejercerán los bolivianos.

Interrogado acerca de su disposición de cara a los comicios de octubre, Quintana reiteró que lo encontrarán en la trinchera del lado de un pueblo que ha vivido azotado, agobiado por el fracaso, por la frustración, y que ahora transita hacia un país industrializado, vanguardia en América Latina con su propio modelo económico, independiente y autónomo en su política exterior.

'Estaremos ahí, al pie del cañón con las organizaciones sociales, bajo el mando del presidente Evo, bajo su dirección insustituible, con su fuerza y liderazgo internacional', ratificó el embajador.

Quintana denunció que los sectores neoliberales atacan con rabia y odio al presidente Evo Morales, 'como expresando ira colonial frente a un país que se descoloniza y se mira en el espejo para crecer, para avanzar'.

tgj/jpm