Redacción •  Ciencia •  Tecnología • 06/10/2020

El 5G y su capacidad para revolucionar las telecomunicaciones

Desvelamos todo lo que debes saber de una tecnología que está lista para difundirse en España y que puede dar lugar a profundos cambios en la vida de todos.

El 5G y su capacidad para revolucionar las telecomunicaciones

Corren ríos de tinta acerca del 5G, pronósticos altisonantes de los cambios que puede generar, aspectos técnicos que se escapan al común de los mortales y una sensación de incertidumbre mezclada con ilusión difícil de definir. El nuevo escenario de vida al que aboca la pandemia mundial de coronavirus no ha hecho sino acelerar la implementación de este nuevo estándar de banda ancha inalámbrica que mejorará la conectividad, proporcionando velocidades mayores y necesarias en muchos aspectos. Desde el teletrabajo al entretenimiento, con casas de apuestas online como ejemplo, pasando por plataformas educativas o visualización streaming de películas y deporte, son solo algunos de los campos en que la mejoría que suponga el 5G se notará con más intensidad. Pero hay mucho más.

Antes de lanzar las campanas al vuelo es preciso matizar que su despliegue será lento y progresivo, y que hasta que no se haya difundido lo suficiente no se notarán todlas las enormes ventajas que puede acarrear. Se prevé que en la primera mitad de 2021 ya haya millones de personas en España disfrutando del 5G, tal y como informa lavanguardia.com, pero el contexto social y económico en que nos encontramos puede modificar los plazos. Deben ser varios los operadores que oferten este nivel de conectividad a precios asumibles para favorecer su rápida expansión a nivel de usuarios, pero algunas de sus aplicaciones más interesantes pueden producirse en otros ámbitos.

El rendimiento tecnológico mejorará sobremanera con el 5G y eso se puede aprovechar para aspectos tan innovadores y revolucionarios como la realidad virtual, la mejora en protocolos sanitarios, las transacciones financieras o la venta de bienes inmuebles. Aspectos cotidianos y totalmente consolidados en nuestro día a día, que pueden verse absolutamente optimizados por esta nueva conectividad. Su implantación masiva llevará aparejada una renovación absoluta de los teléfonos móviles, que deberán ser distintos a los más habituales hoy en día para poder sacar el máximo rendimiento al 5G y tener una autonomía muy grande, tal y como desvela retina.elpais.com en un interesante artículo.

Pero el aspecto en el que más se notará la renovación tecnológica del 5G es en la latencia, definida como el tiempo de respuesta de un dispositivo en ejecutar una orden que se le da mediante una señal. Como dato evidente de esta mejora huelga señalar que el actual con el 4G es de 10 milisegundos, mientras que con el 5G no sobrepasaría un único milisegundo. La productividad de las empresas subiría, sería mucho más eficiente afrontar cursos de formación online, todos los sistemas de gestión y tratamiento de datos se optimizaría y, en definitiva, tendríamos una vida mucho más eficiente en cuanto a trámites informáticos y logísticos se refiere.

El mundo puede entrar en un escenario nuevo que merecerá la pena explorar con pleno conocimiento de todo lo que puede deparar y teniendo claro que provocará un cambio en el modelo de consumo, a nivel comercial, cultural y de entretenimiento, pero también puede ser clave para cambiar patrones de vida y corregir problemas estructurales como la despoblación del mundo rural, el fomento del teletrabajo o la capacidad de aprendizaje.