Redacción •  Negocios y Ocio • 25/09/2020

El impacto de las últimas tecnologías en las empresas de distribución y reparto

Hoy en día, las empresas del sector transporte, logística y distribución o de la construcción con flotas de vehículos a su cargo, se enfrentan a grandes desafíos en todas sus operaciones. Y es que, aparte de tener que ofrecer un servicio de calidad para satisfacer a sus clientes, sobre todo en la última milla o entrega final, tienen que operar con eficiencia teniendo en cuenta los factores del gasto en combustible, los tiempos de entrega y el cumplimiento de la legislación vigente en lo que se refiere a carga y conducción.

El impacto de las últimas tecnologías en las empresas de distribución y reparto

Por tanto, son muchas las variables a tener en cuenta y gestionar. ¿Cómo lograrlo? Con un software de gestión de flotas. Este tipo de programas puede centralizar toda la información y automatizar procedimientos y tareas. Estas soluciones abarcan la identificación y el monitoreo de las rutas, el seguimiento de flota y las entregas y el cumplimiento de normativas de carga y de prevención de riesgos. Además también permiten integrar esta gestión de vehículos con la facturación de los servicios realizados, los presupuestos a clientes y el control de gastos de trayectos y mantenimiento.

Qué es y cómo funciona un sistema de gestión de flotas

Los sistemas de gestión de flotas son programas que facilitan el control de las flotas de vehículos y camiones a cualquier nivel, tanto en su localización y seguimiento como en la administración de su estado y mantenimiento. Gracias a ellos se obtiene información en tiempo real sobre la localización y el estado de los vehículos, y se envía a un sistema centralizado se almacena y se procesa para ofrecer varias funcionalidades al usuario final. Recopila toda la información de cada medio de transporte y su ciclo de vida.

Para lograrlo, su funcionamiento se basa en dos pilares básicos: por un lado un localizador móvil -un dispositivo físico de seguimiento GPS de cada vehículo, que calcula las coordenadas geográficas y las envía al sistema central para la gestión de flotas– y por otro lado un centro de control -el sistema que centraliza toda la información recibida de cada transporte, clasifica las posiciones de localización según el dispositivo del que procedan y almacena todo en una base de datos con el fin de mostrar al usuario una gestión integral a través de una interfaz gráfica.

Principales ventajas de instalar un software para la gestión de flotas

Como estos sistemas permiten un control constante de las necesidades de mantenimiento, el gasto de combustible o el kilometraje, permiten ahorrar en costes y reducir gastos. Al tener un exhaustivo conocimiento del estado de los vehículos, el número de averías se reduce considerablemente.

Al ofrecer, además, la ubicación en tiempo real de los transportes, se puede tener información acerca del estado en el que se encuentra la entrega, lo que contribuye a mejorar la calidad del servicio y la satisfacción del cliente final.

Los programas de gestión de flotas también permiten incrementar la rentabilidad de la empresa. Como se puede conocer la eficacia de los servicios en función de los ingresos y los gastos, facilita la toma de decisiones para incrementar los márgenes y planificar las rutas de una forma totalmente eficiente.


Redacción /