Prensa Latina •  Internacional • 03/05/2018

Bolivia. Dictador García Meza dejó una deuda con el pueblo, aseguran autoridades

Varias autoridades bolivianas señalaron que la muerte del exdictador Luis García Meza deja hoy una deuda con el pueblo boliviano y llamaron a no olvidar los crímenes cometidos durante su gobierno de facto (1980-1981).

Bolivia. Dictador García Meza dejó una deuda con el pueblo, aseguran autoridades

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró, por ejemplo, que los acontecimientos violentos protagonizados por el exmilitar no se deben olvidar para evitar así su repetición.

‘García Meza pasó a la historia como una persona que imprimió una dictadura cruenta, atentó contra derechos humanos’, comentó el titular, quien además describió la muerte del líder socialista Marcelo Quiroga como una de las más violentas de esa etapa.

El exdictador se fue endeudado con el pueblo boliviano porque no ayudó a esclarecer hechos como la ubicación de los restos de Quiroga, asesinado el día del golpe de Estado de García Meza el 17 de julio de 1980, recordó.

El titular añadió que tampoco esclareció las desapariciones y torturas de varias personas que se opusieron a su régimen y que en el juicio de responsabilidades y sus últimos años de vida dijo desconocer para librarse de culpa.

Por su parte, el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, afirmó que la muerte García Meza debe servir para reflexionar sobre episodios sangrientos en la historia del país y evitar su repetición.

García Meza falleció el pasado domingo a los 89 años de edad tras sufrir tres infartos en el hospital Cossmil de La Paz, lugar donde cumplió gran parte de su condena.

El ex general del Ejército boliviano cumplía una sentencia de 30 años sin derecho a indulto por ocho delitos cometidos durante su gobierno de facto y por daño económico al Estado.

Derrocó el 17 de julio de 1980 a la presidenta Lidia Gueiler, periodo en el que comenzó una dura represión a sus detractores y una estela de casos de corrupción.

Fue extraditado de Brasil en marzo 1995 y enero de 2017 un tribunal de Italia lo condenó junto a otros seis exmilitares de Chile, Perú y Uruguay, por la muerte de varios italianos durante el llamado Plan Cóndor.

La Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional lamentó, en un comunicado, que García Meza haya muerto impune y sin pagar ‘el inmenso daño económico y moral contra el pueblo boliviano’.

 


Bolivia /  Prensa Latina /