Redacción •  Actualidad • 29/09/2020

El Senado debate mañana la propuesta de Compromís de recuperar y reforzar el servicio ferroviario en todo el Estado

Mulet propone un decálogo de medidas en el escenario post Estado de Alarma.

El Senado debate mañana la propuesta de Compromís de recuperar y reforzar el  servicio ferroviario en todo el Estado

Madrid a 29 de septiembre de 2020. La comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Senado debatirá mañana una moción de Compromís que propone un decálogo de medidas para recuperar y reformar el servicio ferroviario después de la parálisis provocada tanto por el Estado de Alarma como por los recortes reiterados en este servicio.

El portavoz de la coalición en el Senado, Carles Mulet,  ha expuesto que “Los usuarios de tren convencional de regionales-Media Distancia de varias líneas que discurren por todo el territorio del Estado han denunciado que como consecuencia del estado de alarma y las restricciones a la movilidad por la Covid-19, se han reducido drásticamente los ya de por sí escasos trenes existentes y que, estos, no se han recuperado a su nivel inicial anterior a la pandemia.“

Algunos ejemplos los encontramos en  líneas de media  distancia donde se da la circunstancia  que estas líneas están declaradas de Obligación de Servicio  Público aprobadas en Órdenes y declaraciones  publicadas en el Boletín Oficial del Estado con unas condiciones específicas en la hora de prestar el servicio, por lo cual no parece razonable que sean precisamente las sacrificadas y que se esté aprovechando la pandemia  para depreciar la calidad  del servicio público.

Cuando es más necesario que nunca mantener distancias de seguridad  lo más lógico hubiese sido aumentar el número de trenes  y no recortarlos y mantenerlos sin volver al estado inicial, con la excusa de una baja ocupación a lo largo del estado de alarma.

Mientras los trenes de Cercanías en muchas comarcas mantiene un servicio muy reducido, que no da respuesta a las necesidades de trabajadores  y estudiantes  o para realizar citas médicas sin tener que  perder todo el día para hacer una gestión médica o administrativa. La situación del servicio es, a día de hoy, idéntica a la de hace 30 o 40 años en un contexto en el que, encima hacen falta medidas de higiene y distancia para evitar contactos y prevenir rebrotes de la Covid-19.

Mulet ha recordado que paralelamente, en los últimos años se el servicio de transporte de viajeros que presta Cercanías de Renfe ha sufrido un grave deterioro. Lo que había sido un medio de transporte público colectivo que en un tiempo se había considerado imprescindible, eficiente y de prestigio ya hace tiempo que ha dejado de serlo.

Desde hace unos dos años es raro el día que el servicio de cercanías no sufre retrasos, cancelaciones o supresión de unidades en horas punta. Además de la pérdida de tiempo y los inconvenientes que supone para las personas que utilizan diariamente el tren en nuestro ámbito personal y profesional, esto supone viajar en pésimas condiciones de confort y seguridad, con lo que muy a menudo no se cumple la normativa UNE-EN 13816 que marca un máximo de cuatro personas de pie por metro cuadrado, o con frecuencia no se respeta la normativa de Evacuación en caso de emergencia, o por viajar con las puertas de salida de las unidades móviles clausuradas (‘puerta inútil ‘, según la terminología de Renfe), como consecuencia de que el parque móvil es viejo y con falta de mantenimiento.

Además, la mayor parte de las unidades móviles no disponen de acceso adaptado para personas discapacitadas, sino que se ha de acceder al tren subiendo escaleras, barrera que difícilmente puede salvarse cuando se va en silla de ruedas. Tampoco disponen de lugares donde dejar las bicicletas, en un momento en que los desplazamientos dentro de Valencia con este medio de transporte son tan habituales, debiendo dejar las personas usuarias sus bicicletas allí donde pueden, generalmente taponando las puertas.

El remate final del viaje hacia las grandes estaciones  a primera hora de la mañana de un día laboral o en otras horas punta es cuando se llega a la Estación del Norte: aglomeraciones, viajeros y viajeras que bajan, otros que están esperando para a subir.

Por parte de los usuarios se presentan quejas formales por las vías reglamentarias o a través de las redes sociales, pero la respuesta es siempre la misma: ofrecen una excusa cualquiera y al final del escrito ponen la coletilla ‘disculpen las molestias ‘. Mientras tanto, siguen sin solucionar los problemas y el servicio continúa incumpliendo las expectativas que se esperan a la hora de garantizar una movilidad sostenible, fiable y segura.

Las personas que utilizan el servicio pagan los billetes o los abonos, que no son nada baratos y, a cambio, Adif / Renfe Cercanías ofrece un servicio malísimo, falta al respeto a sus clientes y clientas cada día y, ante las múltiples incidencias, no informa de manera puntual para que cada persona pueda saber a qué atenerse en cada caso.

Un buen servicio de transporte ferroviario de cercanías ayudarás a respetar el medio ambiente y contribuir al bienestar de las personas. Un servicio de cercanías eficiente que cumple horarios y trata correctamente los usuarios reduciría el uso de transporte privado en favor del público, algo completamente necesario para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por ello la propuesta de Compromís exige al Gobierno:
 
PRIMERO.- Restablecer la normalidad como mínimo con el número de trenes de media distancia y regionales anterior a la crisis de la Covid 19 y, en la medida de las posibilidades, aumentarlos por las especiales circunstancias de la crisis sanitaria.

SEGUNDO.- Abordar con todas las empresas e instituciones implicadas (Renfe, Adif, Ministerio de Fomento, ayuntamientos y comunidades autónomas) la mejora en la puntualidad en la red, puesto que son numerosos los trenes que llegan con retraso y que sufren cancelaciones, lo que está implicando una bajada en el número de usuarios fruto de la merma en la calidad del servicio.

TERCERO.- Apostar por el tren como medio de transporte colectivo ecológico, seguro y sostenible para hacer frente al reto de la emergencia climática y la necesidad de reducir las emisiones que provoca el uso del transporte privado.

CUARTO.- Instar al Gobierno del Estado a que mantenga el proyecto de presupuestos para 2019 que contempla una partida global para Cercanías , para recuperar las inversiones que se han venido escatimando durante años, al tiempo que controlen que las partidas presupuestarias se invierten en lo que realmente se necesita: la mejora del servicio de Cercanías Renfe/Adif.

QUINTO.– Que el Ministerio de Fomento priorice la inversión en la mejora de las líneas de Cercanías para destinar recursos a personal, infraestructuras y mantenimiento (electrificar todas las líneas, doblar líneas en todos los trayectos que lo necesiten, prolongar líneas para conectar ciudades/zonas con alta densidad de población …). Esta medida es absolutamente necesaria si se quieren alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030, suscrita por España en la cumbre de la ONU de septiembre de 2015.

SEXTO.- Que se haga una reducción general en los precios de todos los títulos de transporte; que los abonos de 10 viajes tengan una vigencia anual en lugar de mensual, como ya ocurre en otros medios de transporte, y que ofrezcan otras modalidades de billete destinadas a las personas que hacen uso del transporte ferroviario en sus desplazamientos a los lugares de trabajo o estudios.

SÉPTIMO.– Que se optimice la gestión de los turnos en horas punta, con gran acumulación de gente en la estación .

OCTAVO.– Que se establezca un único canal centralizado y coordinado de información al usuario, de forma que se puedan conocer las incidencias del servicio de forma más eficiente. Y que este servicio comunique siempre y de manera regular las incidencias que puedan alterar el horario establecido, tanto por megafonía de la estación como por megafonía del tren, paneles informativos y redes sociales.

NOVENO.– Que exista una buena coordinación entre las entidades Renfe y Adif, ya que en muchas ocasiones el argumento que utiliza Renfe Cercanías para justificar los retrasos es que estos son causados ​​por la regulación del tráfico ferroviario o cualquier otra cosa las que son competencia de Adif, lavándose las manos continuamente ante las frecuentes y molestas incidencias que padecen. Esta coordinación es necesaria para el correcto cumplimiento de los horarios y para poder informar puntualmente de las eventuales incidencias que puedan surgir y ocasione su incumplimiento.

DÉCIMO.- Que se ponga a disposición de los usuarios un canal on-line unificado de sugerencias/reclamaciones de Renfe/Adif. Los usuarios no tienen que ser conocedores de las competencias de cada entidad a la hora de realizar sus quejas y/o reclamaciones.


Carles Mulet /  Compromís /  Media Distancia /  Redacción /  RENFE /  Senado /