Redacción •  Actualidad • 20/10/2020

Enrique Santiago celebra desde el Congreso la “impresionante victoria” del pueblo boliviano y del MAS que “ha devuelto al rincón de la historia al autoritarismo y al golpismo”

El portavoz adjunto de Unidas Podemos denuncia en sede parlamentaria “el acoso y la agresión que hemos visto este fin de semana por parte de supuestos medios de comunicación, panfletos de ultraderecha como ‘OK Diario’, que han sido colaboracionistas de un Gobierno golpista y que han organizado todo un acoso por parte del Ministerio de Interior a cuatro observadores internacionales, compatriotas de todos nosotros y nosotras”.

Enrique Santiago celebra desde el Congreso la “impresionante victoria” del pueblo boliviano y del MAS que “ha devuelto al rincón de la historia al autoritarismo y al golpismo”

Lunes, 19 de octubre 2020.

El portavoz adjunto de Unidas Podemos, Enrique Santiago, ha celebrado en el Congreso “la victoria democrática del pueblo boliviano” en las elecciones presidenciales desarrolladas ayer domingo y el hecho de que “otra vez se ha devuelto al rincón de la historia al autoritarismo y al golpismo en América Latina”. Santiago saludó también la “impresionante victoria del MAS, del Movimiento al Socialismo, en unas elecciones muy difíciles que hasta el último momento ha intentado impedir el Gobierno golpista”, para que no se produjera el triunfo “del nuevo presidente de Bolivia, el compañero Luis Arce, con más del 50% de los votos”.

Santiago aprovechaba así su intervención en la Comisión de Exteriores para apoyar una iniciativa del Grupo Socialista en defensa de los derechos Humanos y de la democracia a nivel internacional. Se felicitó por la “oportunidad” del debate de una proposición no de ley de esas características precisamente el día que se conocía el avance de los resultados electorales bolivianos. 

Previamente había denunciado que están muy presentes “las violaciones de los Derechos Humanos y los ataques a la democracia” que cada día “se suman a la nueva estrategia de guerra jurídica o ‘lawfare’ de desprestigio del adversario político que alcanza a gobiernos que representan a fuerzas políticas de amplia base popular. Esto ya se ha convertido en una constante. Empezó en Brasil, siguió en Ecuador y ha continuado en Bolivia”.

“Es el guion -dijo- que se ha seguido en Bolivia en los últimos años, empezando por guerra jurídica, a continuación deslegitimación institucional, intentos de secesión del país e intervención en los procesos electorales, con golpe de Estado incluido hace ahora un año”.

Todo ello a pesar de que “Bolivia es el país de la región que más ha crecido económicamente desde la llegada a la presidencia de Evo Morales, hasta un 8% de crecimiento”. Aseguró que “eso es defender los Derechos Humanos, acabar con la pobreza, con la miseria, e introducir políticas equitativas y garantizar los derechos económicos y sociales, algo que olvidan mucho algunos defensores de los Derechos Humanos que lo ven de una forma un tanto parcial”.

Enrique Santiago saludó de esta manera “la derrota del golpismo” y recordó, además, que “el haber impedido presentar a Evo Morales no ha impedido que la dignidad del pueblo boliviano se alce sobre el golpe de Estado y el autoritarismo.

En tono muy firme indicó también que “denunciamos el papel de mamporreros del Gobierno golpista y racista de Jeanine Áñez por parte de dirigentes y cargos públicos de Vox. Es lamentable, por ejemplo, la actitud del señor Hermann Tertsch, con los tuits que ha puesto hoy insultando al nuevo Gobierno y al presidente”.

“Y es más lamentable -apostilló- el acoso y la agresión que hemos visto este fin de semana por parte de supuestos medios de comunicación, panfletos de ultraderecha como ‘OK Diario’, que han sido colaboracionistas de un Gobierno golpista y que han organizado todo un acoso por parte del Ministerio de Interior a cuatro observadores internacionales, compatriotas de todos nosotros y nosotras”.

El portavoz adjunto de Unidas Podemos se refería así a “dos diputados de esta Cámara, la señora Lucía Muñoz y el señor Gerardo Pisarello”, además de a la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea (PIE), la señora Maite Mola, y al secretario de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida”, todos/as ellos/as “observadores internacionales invitados por el Tribunal Electoral de Bolivia”.

Denunció que “han sido señalados con fotos e indicando su dirección por ese panfleto ultraderechista denominado ‘OK Diario’ y han sido señalados por el Ministerio de Interior del Gobierno golpista de Bolivia” ampliamente derrotado en las elecciones de ayer.