Agencias / Sputnik •  KCNA •  Internacional • 26/04/2020

Fuentes rusas califican de «muy exagerados» los rumores sobre la muerte de Kim Jong-un

Los servicios diplomáticos rusos dudan de la posible muerte de Kim Jong Un, estimando que se vería algún tipo de movimiento en el país que no está teniendo lugar. Sin embargo, reconocen que "algo está pasando".

Fuentes rusas califican de «muy exagerados» los rumores sobre la muerte de Kim Jong-un

Georgy Bulichov, del Comité Nacional Ruso del Consejo para la Cooperación en Seguridad Asia-Pacífico, ha planteado en declaraciones a la agencia Sputnik que Kim Jong-un efectivamente tiene problemas de salud, pero califica de «muy exagerados» los rumores sobre su muerte. «Si el dirigente de Corea del Norte hubiera fallecido, se habrían cancelado los programas de esparcimiento ni habría noticias de mensajes de felicitación por él firmados, y es que siguen publicándolas, señala Bulichov.

El experto opina que los rumores sobre el deceso de Kim son «fuertemente exagerados», pero reconoce que «claramente, algo está pasando». Lo evidencian, a su juicio, más de dos semanas de ausencia de Kim en público у el hecho de que, pese a los rumores, «los norcoreanos no hacen nada para refutarlos, como mostrarlo sentado delante de un escritorio, por ejemplo». Bulichov apunta que la obesidad es un problema real en el caso del líder coreano.

«Claramente tiene problemas de sobrepeso, tendrá algo que ver con trastornos hormonales. Padece de disnea. Hace un año, en Vladivostok, le costaba trabajo recorrer grandes distancias. Fuma mucho, su trabajo es estresante. Todo ello, aunque es un hombre joven, no contribuye a la salud», añade. El experto menciona también problemas hereditarios: «Tanto el abuelo como el padre habían tenido problemas cardiovasculares, aunque ninguno de los dos era obeso a su edad ni tenía problemas de metabolismo».

Según Bulichov, los norcoreanos desconocen qué pasaría si Kim se fuera. El analista califica a la cúpula gobernante en Pyongyang como «aristocracia de cuarta generación». «Están ligados por parentesco… Todo se decidirá dentro de esa élite superior. Y todavía no tienen claro qué pasaría si Kim desapareciera», afirma.

El martes pasado el periódico surcoreano Daily NK informó, citando a una fuente anónima, que Kim fue sometido a una cirugía cardíaca el 12 de abril, que se debió a su «tabaquismo excesivo, obesidad y exceso de trabajo». El medio apuntó a que Kim no asistió a los festejos del 15 de abril pasado, en el que se celebró el cumpleaños de Kim Il-sung, su abuelo y fundador del Estado norcoreano. La ausencia de Kim Jong-un en esos eventos generó rumores sobre su bienestar.

El sábado 25 de abril el líder norcoreano también faltó a la celebración del 88 aniversario de la creación del Ejército Revolucionario Popular de Corea. Según informó la revista japonesa Shukan Gendai, el líder norcoreano fue sometido a una cirugía de implantación de un stent en el corazón. El medio señala que ese tipo de operaciones no es muy complicado y habitualmente los médicos tardan un minuto en completarla, pero «el cirujano que realizó la operación estaba muy nervioso, tenía un temblor en las manos». Tras la cirugía, de acuerdo con la revista japonesa, Kim «cayó en estado vegetativo».

Mientras tanto, algunos medios, como el portal norteamericano TMZ, comunican que el líder norcoreano habría muerto. Sin embargo, el Comité de Radiodifusión y Televisión de la República Popular Democrática de Corea reportó este domingo que el camarada Kim expresó su agradecimiento a los trabajadores implicados en la construcción de Samjiyon, la ciudad inaugurada en Corea del Norte en diciembre pasado.


Agencias / Sputnik /  Corea del Norte /  KCNA /  Kim Jong-un /  Rusia /