Redacción / FesP •  Internacional •  02/11/2017

Aplauden la ley canadiense de protección de las fuentes

La Federación Internacional de Periodistas saluda la nueva ley canadiense que protege las fuentes confidenciales de periodistas que fue aprobada el pasado 18 de octubre.

Aplauden la ley canadiense de protección de las fuentes

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) -a la que pertenece la FeSP- se une a sus sindicatos afiliados Canadá Unifor, CWA y FNC para dar la bienvenida a una legislación que es «de gran importancia para la comunidad periodística, sus fuentes y el público en general».

El pasado 18 de octubre tanto la Cámara de los Comunes como el Senado canadiense votaron a favor de la Ley de Protección de Fuentes Periodísticas, Bill S-231 que, a pesar de algunas lagunas, introduce salvaguardias importantes para quienes informen a periodistas sobre casos de corrupción y otros casos que dañan el interés público.

La nueva ley desplaza la carga de la prueba en las solicitudes que involucran a periodistas y servicios policiales que se refieren a la importancia de revelar o proteger una fuente confidencial. Según la ley, un periodista ya no está obligado a convencer a un tribunal para que proteja la confidencialidad de sus fuentes.

En cambio, los servicios policiales deberán demostrar por qué existe la necesidad de divulgar la identidad de una fuente periodística. Si los agentes de policía no encuentran otros medios para obtener información, un juez del tribunal superior decidirá si la policía tiene derecho a solicitar la identidad de la fuente de los periodistas y, en consecuencia.

En los casos en que el juez emita la orden o la orden de producción para divulgar la fuente, un periodista tiene 10 días para oponerse a la orden y explicar por qué debe protegerse la confidencialidad de la fuente.

Sin embargo, las organizaciones de periodistas señalan una crítica importante a la ley en el sentido de que algunas categorías de periodistas quedarán fuera de la protección que podría desafiar la confidencialidad de sus fuentes.

«Estos cambios en la legislación canadiense son de gran importancia para la comunidad periodística, sus fuentes y el público en general. La protección de las fuentes periodísticas es un principio periodístico central consagrado en nuestra Declaración de Principios . Es un requisito previo para una prensa libre e independiente y garantiza que los periodistas tengan acceso a la información, incluidos los que revelan casos de corrupción y actos del Bobierno. Es de interés de los ciudadanos que se respete realmente la protección de las fuentes de los periodistas. Damos la bienvenida a este gran paso adelante en Canadá «, dijo el Secretario General de la FIP, Anthony Bellanger.


Canadá /  Ley de protección de fuentes /