Redacción •  Catalunya • 17/11/2020

«Éxodo del personal en el Hospital Clínic de Barcelona»

La dirección del Hospital Clínic está realizando una gestión de los recursos humanos nefasta que provoca una falta de personal por las malas condiciones laborales.

«Éxodo del personal en el Hospital Clínic de Barcelona»

La primera ola de la pandemia del COVID-19 nos pilló de forma inesperada y con escasez de EPIS (Equipos de Protección Individuales) especialmente mascarillas homologadas, FPP2 y FPP3, y también faltos de plantilla. Todo esto se fue solventando con mucha voluntariedad, esfuerzo personal y vocación de servicio del personal que trabajamos en el Hospital Clínic..

Ahora, en esta nueva ola de la pandemia, que sabíamos que llegaría, nos encontramos con una plantilla física y psicológicamente agotada y totalmente desmotivada debido a una falta de previsión o “falta de interés” por parte de la dirección del hospital.

La dirección del Hospital Clínic está realizando una gestión de los recursos humanos nefasta que provoca una falta de personal por las malas condiciones laborales:

  1. Contratos discriminatorios: frente a los habituales contratos temporales por meses totalmente precarios que se van enlazando y sin derecho a vacaciones (contamos con compañeras y compañeros con más de 10 años de antigüedad a la espera de un contrato fijo o como mínimo estable) que impiden tener una estabilidad laboral para planificar el futuro, nos encontramos con gente que ha conseguido contratos COVID-19 de un año de duración. CGT exige la creación de una bolsa de trabajo que genere contratos estables y en condiciones.
  2. Ampliación de jornadas de trabajo de hasta 14 horas, contraviniendo el Estatuto de los Trabajadores, que no respetan las 12 horas de descanso entre jornada y jornada laboral. Incluso a los turnos de noche se les “obliga” a realizar horas extras (agravando la penosidad del trabajo nocturno con el estrés generado por la falta de descanso). Exigimos el fin de las horas extras y un refuerzo de la plantilla con contratos dignos.
  3. Falta de reciclaje de las personas contratadas: trabajar en un contexto de pandemia no tiene nada que ver con el trabajo diario del hospital. Esta formación/reciclaje, totalmente necesaria, ha recaído en las compañeras, con lo que de nuevo se genera una sobrecarga de trabajo y situación de estrés.
  4. No reconocimiento a la labor del personal: exceso de horas de trabajo, un fuerte incremento de las cargas de trabajo que genera mayor exposición al virus, estrés laboral, depresiones o recrudecimiento de enfermedades laborales típicas de algunas categorías (problemas musculares y en articulaciones por el trabajo realizado por enfermeras y auxiliares debido a trabajar con malas posturas, tareas repetitivas, etc.).
  5. Seguimos esperando la devolución del 5% que se nos quitó en el 2010 y cuyo descuento sí que sigue vigente en nuestras nóminas actuales.
  6. Negación derechos sindicales:

6.1 A principios de año se suspendieron las elecciones sindicales por la emergencia sanitaria. Rechazamos la opción de elecciones telemáticas porque no se garantiza el secreto de voto y porque la celebración de elecciones presenciales se podría realizar tomando las medidas de precaución necesarias.

6.2 La Dirección quiere que el Convenio Laboral que vence en mes y medio se prorrogue automáticamente. En 2016 y el 2018 hubo acuerdos parciales (cadencia flexible o plan de movilidad) que la Dirección ha incumplido por lo que CGT no confía en que nuevos acuerdos parciales vayan a cumplirse. CGT pensamos que es totalmente necesaria un nuevo convenio laboral que actualizase las condiciones de trabajo que tenemos y un reconocimiento a nuestra labor.

Todos estos hechos provocan una falta de plantilla dado que la gente rechaza trabajar en el Hospital Clínic en estas condiciones.

La plantilla del Hospital Clínic está llegando a un límite y va a explotar.

¡RECORTAR EN SANIDAD, MATA! 

Barcelona a 17 de noviembre de 2020


CGT Barcelona /