David Ocampo •  Memoria Histórica • 12/05/2020

75 aniversario de la Victoria sobre el nazifascismo

Si tu única fuente de información son las superproducciones bélicas de Hollywood, entonces creerás que los Estados Unidos llegaron a Europa para salvar a Francia y el Reino Unido de Hitler, e incluso pensarás que el campo de batalla se reducía a Europa Occidental. Siento ser yo quién te lo diga, pero estás equivocado: la victoria contra el fascismo se debe fundamentalmente a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Vamos a intentar mostrar la verdad con datos, y no nos olvidamos de las atrocidades del Japón Imperial, ni de la lucha en el norte de África, pero nos centraremos en el Viejo Continente.

75 aniversario de la Victoria sobre el nazifascismo

Esta manipulación histórica tiene un claro sesgo ideológico, dirigido a menospreciar el papel en la derrota de los nazis de un estado socialista dirigido por un Partido Comunista. Solo esto es cínico, vergonzoso e imperdonable, pero hay más, todavía peor, ya que hace unos meses el Parlamento Europeo aprobó una resolución donde se afirma, literalmente:

“(…)B. Considerando que hace 80 años, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética comunista y la Alemania nazi firmaron un Tratado de no Agresión, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, por el que Europa y los territorios de Estados independientes se repartían entre estos dos regímenes totalitarios y se agrupaban en torno a esferas de interés, allanando así el camino al estallido de la Segunda Guerra Mundial;

(…) 2. Pone de relieve que la Segunda Guerra Mundial, la guerra más devastadora de la historia de Europa, fue el resultado directo del infame Tratado de no Agresión nazi-soviético de 23 de agosto de 1939, también conocido como Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, que permitieron a dos regímenes totalitarios, que compartían el objetivo de conquistar el mundo, repartirse Europa en dos zonas de influencia” (1)

O sea, no era suficiente silenciar y ocultar el esfuerzo titánico y el enorme sufrimiento de la URSS, sino que ahora, de una manera infame, se declara que los soviéticos y los nazis eran aliados “que compartían el objetivo de conquistar el mundo, repartirse Europa en dos zonas de influencia”. Esta versión es compartida por líderes de países que sufrieron la barbarie nazi y que fueron liberados por las tropas soviéticas, lo que resulta aún más ruin, como son Andrzej Duda de Polonia y Volodímir Zelenski de Ucrania: “En Rusia están que trinan por las palabras del presidente de la vecina Ucrania, Volodímir Zelenski, quien el lunes señaló hacia Moscú para repartir las culpas del inicio de la Segunda Guerra Mundial entre la Alemania de Hitler y la hoy extinta Unión Soviética. En la capital rusa, aseguran que el líder ucraniano se equivoca, que lo hace para que le aplaudan en Estados Unidos y en Europa y que está insultando a los veteranos, y le recuerdan que Ucrania también formaba parte de la URSS. Con motivo del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, hace dos días Zelenski visitó Polonia, donde se reunió con el presidente del país, Andrzej Duda. En la rueda de prensa posterior al encuentro, Zelenski aseguró que las autoridades de Kiev apoyan la posición de Varsovia, que carga la responsabilidad del inicio de la Segunda Guerra Mundial en la URSS.” (2).

Vamos a empezar a mostrar la auténtica realidad con fechas y cifras. El “Pacto Molotov-Ribbentrop”, Ministros de Asuntos Exteriores de la URSS y de la Alemania nazi, se firmó el 23 de agosto de 1939. Stalin siempre buscó antes una alianza con otros países contra Hitler, pero Francia y el Reino Unido prefirieron pactar con él un año antes, el 30 de septiembre de 1938, en el menos conocido “Pacto de Múnich”, donde se daba vía libre a Alemania para ocupar los Sudetes de Checoslovaquia. Ante esto, a los soviéticos no les quedaba otra opción que ganar tiempo para prepararse para una guerra que era inminente. Por tanto, queda clara la distorsión de los hechos que hace esta resolución, ya que omite intencionadamente información.

3

Firma del Pacto Molotov-Ribbentrop, con Stalin presente

Siguiendo con cuestiones objetivas que no admiten discusión, desde septiembre de 1939 hasta junio de 1941 Hitler y sus aliados solo conocían la victoria en su conquista de Europa, incluida Francia, con la que pactó en Múnich, y estando el otro firmante, el Reino Unido, bajo fuertes bombardeos. La superioridad militar nazi era indudable. En este mapa se puede ver la situación de la guerra en estos primeros años.

4

Antes de seguir, hay que diferenciar dos términos: “Segunda Guerra Mundial” y “Gran Guerra Patria”. El primero hace referencia al período entre 1939 y 1945, y las batallas en Europa, Asia y otras zonas, pero el segundo es específico de la liberación de la URSS de la ocupación nazi y el posterior contraataque hasta la toma de Berlín. Después de conquistar Polonia, las tropas alemanas ya estaban en la frontera soviética, atacando en junio de 1941, en la que se denominó “Operación Barbarroja”. Esta parte de la historia es la que se ha querido minimizar, e incluso ocultar: durante la Gran Guerra Patria en la URSS más de 23 millones de civiles y militares murieron en la lucha contra el fascismo, y Hitler perdió el 73% de sus tropas en este frente. Simplemente como detalle, solo en la batalla de Stalingrado murieron más de un millón de soldados soviéticos, y en el sitio de Leningrado, que duró más de dos años, hubo más de 4 millones de muertos entre civiles y militares. Para comparar, en el Desembarco de Normandía perdieron la vida 250.000 soldados estadounidenses y británicos, o apenas 100.000 en la Batalla de las Ardenas. Las cifras totales (varían dependiendo de la fuente, hemos tomado las más prudentes) hablan por sí solas y no dejan lugar a dudas sobre quién sufrió el mayor número de bajas en la lucha contra el fascismo (3). El agresor Alemania perdió más de 5 millones de soldados y 3 millones de civiles.

URSS: más de 9 millones de soldados y 18 millones de civiles
Estados Unidos: unos 400.000 soldados y 12.000 civiles
Reino Unido: unos 380.000 soldados y 70.000 civiles
Francia: unos 210.000 soldados y 390.000 civiles

5

Entonces, ¿cómo es posible que la mayoría de la población occidental crea que fueron los Estados Unidos los que liberaron a Europa de los nazis? Aquí entra el factor de la Guerra Fría, la demonización del socialismo en general y de la URSS en particular, las películas de Hollywood y las lagunas en los planes de estudios de los colegios e institutos, con el objetivo de ocultar la victoria soviética, como puede verse en los resultado de unas encuestas, que mostramos a continuación, donde se puede comprobar que poco a poco esta manipulación histórica se fue acrecentando (4). Así, en la primera se pregunta “¿Quién es, según usted, la nación que más contribuyó a la derrota de Alemania en 1945?”, el resultado es que en Mayo de 1945 un 57% de los encuestados dijo que la URSS y otro 20% los EEUU, pero en 2004 cambian los porcentajes a un 58% los EEUU y un 20% la URSS. En el otro estudio, en diferentes países, los resultados sobre que la Unión Soviética fue el país que más hizo para derrotar a los nazis varían entre un 11-21% de respuestas. Resulta extraño que en plena lucha contra las “fake news” y los bulos se permita que esta aberración histórica suceda y vaya en aumento.

Esto no fue siempre así. Durante la guerra era normal la propaganda que llamaba a la unidad de acción de los Aliados (URSS, Reino Unido, Francia y Estados Unidos) contra las Potencias del Eje (Alemania, Italia, Japón), tanto por el lado de los países occidentales como de la Unión Soviética. Existen multitud de fotografías de soldados del Este y del Oeste confraternizando después de la victoria contra el fascismo, sin olvidar la Conferencia de Yalta, donde se reunieron juntos Roosevelt, Churchill y Stalin, como líderes de los países aliados que combatieron juntos.

8

Churchill, Roosevelt y Stalin en Yalta

11

Por tierra, mar y aire los aliados están devolviendo el golpe”

12

…el Ejército Rojo junto a nuestros aliados romperá la columna de la bestia fascista” (I. Stalin)

Algo poco conocido es que durante la guerra hubo una serie de películas de Hollywood de marcado carácter prosoviético, como recoge un artículo de eldiario.es: “Según autores como Nicholas J. Cull, la opinión pública estadounidense era partidaria del aislacionismo y desconfiaba de los llamamientos británicos a la colaboración militar. El ataque a Pearl Harbor implicó una entrada en guerra que era deseada por la Administración de Roosevelt. Pero justificar la colaboración con la URSS, satirizada y satanizada apenas unos meses antes, resultaba un desafío estratégico que requirió la colaboración de Hollywood. El deseo de cultivar la empatía hacia el pueblo ruso, implicado en sangrientas batallas contra el Ejército alemán, comportó la presencia de papeles positivos en multitud de filmes. Algunos otorgaron un protagonismo central a personajes soviéticos o a las relaciones con la URSS: Miss V from Moscow, Misión en Moscú, The Boy from Stalingrad, La estrella del norte, Three Russian Girls, Song of Russia, Días de gloria y Contraataque. Cuatro de estas ocho obras fueron estrenadas en 1943, momento álgido del amor de conveniencia de Hollywood hacia el gobierno bolchevique (…) Algunos filmes fueron más allá del atlantismo. En el drama romántico Song of Russia, un actor aparece interpretando a Stalin y recitando fragmentos de un discurso que el líder soviético ofreció el 3 de julio de 1941. A pesar de algunas diferencias, como la eliminación de una referencia a los “alemanes esclavizados por los déspotas hitlerianos”, el grueso de la versión cinematográfica se corresponde con las palabras del gobernante” (5). Queda así demostrada la importancia del cine en la manipulación de la opinión pública para favorecer o atacar, según convenga.

15

El filme ‘Song of Russia’ alentaba que los EE.UU. y la URSS colaborasen en el amor y en la guerra

16

‘La estrella del norte’ retrató las granjas colectivizadas de la era de Stalin como un paraíso perdido por la guerra

 17

En ‘The boy from Stalingrad’, unos niños soviéticos formaba una guerrilla que detenía los avances nazis

Obviamente, esta situación duró poco, e incluso antes del inicio de la Guerra Fría ya hubo un primer intento de atacar a la Unión Soviética por parte de Churchill, la llamada “Operación Impensable”, que nunca se llevó a acabo, pero que está documentada. Pido disculpas a todos los lectores de izquierdas por usar un artículo del diario ABC y su horrible lenguaje anticomunista, pero es un ejemplo de la manipulación histórica que estamos intentando mostrar y de la infame equiparación entre comunismo y nazismo: “Incluso antes de que terminara la guerra, Churchill vislumbró que la URSS del sanguinario Iósif Stalin, en ese momento alineada con las potencias aliadas, era una amenaza a la seguridad mundial tan grande como Hitler. Sería él quien acuñara la frase «el telón de acero» a principios de la Guerra Fría para definir a los países que habían quedado atrapados en la esfera soviética. Sin embargo, el primer ministro no se quedó en la teoría. Coincidiendo con los últimos coletazos de la guerra, Churchill ordenó al mariscal Bernard Law Montgomery que hiciera acopio de armas tomadas a los alemanes por si era necesario usarlas contra los soviéticos” (6). Esta línea editorial no es nueva de ahora, ya era así en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, donde se mostraba un claro apoyo al fascismo, como podemos ver en esta portada del año 1937.

18

Portada del diario ABC del 20-04-1937: “Alemania, una de las grandes obras de Hitler”

A pesar de la lucha conjunta de los Aliados contra el nazismo alemán que había invadido gran parte de Europa, Hitler tuvo muchos aliados, y no solo el fascista Mussolini. Hubo divisiones de las SS con voluntarios de Noruega, Rumanía, Letonia, Estonia, Hungría, Holanda, entre otros, así como colaboracionistas en los países ocupados, incluso dentro de la propia URSS. Es importante recordar esto para entender el proceso de reescritura de la historia que se está llevando a cabo actualmente, con el blanqueamiento de estos criminales. Por ejemplo, hay una marcha homenaje todos los años en Riga en honor de los veteranos letones de las SS. En Ucrania, después del “Maidan”, se ensalza la figura de Stepan Bandera, líder de la Organización de Nacionalistas Ucranianos, que recibió apoyo de Alemania y fue acusado por las autoridades soviéticas de matanzas de polacos y judíos. Además, en la actual guerra en Donbass, varios grupos ucranianos utilizan símbolos nazis, como el “Batallón Azov”, o grupos de nacionalistas de Belarús, que utilizan una bandera y escudo usados por los colaboracionistas durante la ocupación alemana. Es fácil entender que es muy peligroso permitir y tolerar estas actitudes.

24

Homenaje en Ucrania a veteranos que lucharon con los nazis. Se pueden observar claramente esvásticas en los cascos

A pesar de todo esto, el 9 de Mayo y la celebración del “Día de la Victoria” es una fecha muy especial para millones de personas en la antigua Unión Soviética, que no olvidan a sus muertos que se sacrificaron para liberar al país de la ocupación nazi y a Europa del yugo fascista. Hay que aclarar que en Europa Occidental la celebración es un día antes, el 8 de mayo, porque la capitulación de Alemania se firmó a las 22:43, las 00:43 hora de Moscú, por eso la diferencia de fecha. Dentro de los países que formaban la Unión Soviética estas celebraciones varían, pero empezaremos por el principal, Rusia, donde todos los años (excepto este, por la pandemia de coronavirus) hay un gran desfile en la Plaza Roja de Moscú, y también en las mayores ciudades del país, con presencia de veteranos de guerra y con miles de familias celebrando en parques donde hay multitud de actividades. Desde hace solo unos años, uno de los actos más multitudinarios es el llamado “Regimiento Inmortal”, donde los familiares de caídos en la liberación del país llevan fotos de sus padres o abuelos. No obstante, cabe destacar que de una manera deliberada se intentan ocultar los símbolos soviéticos, y cada vez más se sustituyen por la bandera tricolor rusa, a pesar de que en ese momento el país que existía era la URSS y su emblema nacional llevaba la hoz y el martillo.

29

Parada militar en la Plaza Roja de Moscú el 9 de Mayo, Día de la Victoria. Se observa el mausoleo de Lenin oculto tras un estructura.

33

El desfile lo suele encabezar un tanque T-34, considerado fundamental en la batalla

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la entrada de la Plaza Roja hay una estatua ecuestre del mariscal Gueorgui Konstantínovich Zhúkov, comandante de las tropas soviéticas. Se observa uno de los emblemas del “Día de la Victoria”, con la frase “Guerra Patria”, y la cinta de San Jorge

35

9 de Mayo – Día de la Victoria
No se olvida de nadie y nada es olvidado”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Siempre que es posible se intentan suprimir los símbolos soviéticos, como esta bandera en las calles de San Petersburgo durante el Día de la Victoria, a la que han quitado la hoz y el martillo

En Belarús, una de las zonas que más sufrió la ocupación nazi, la celebración del 9 de Mayo también es una fecha muy importante, pero a diferencia de Rusia, predominan los símbolos soviéticos en recuerdo de la victoria de la URSS.

Mientras, en Ucrania, después del “Maidán”, el “Día de la Victoria” ha pasado a denominarse “Día del recuerdo y la reconciliación”, eliminándose totalmente los símbolos soviéticos, e incluso ha habido casos de grupos de ultras y neonazis que han atacado a grupos de veteranos ucranianos que desafiaban la prohibición oficial y salían a celebrar el 9 de mayo.

Por otro lado, es imprescindible recordar que el horror nazi no sólo supuso la invasión y ocupación de otros países, sino que hubo un interés claro en exterminar a judíos, gitanos, homosexuales y prisioneros políticos, además de condenar a millones de presos a trabajo esclavo, e innumerables matanzas indiscriminadas de civiles. Este trabajo esclavo fue utilizado por las grandes empresas alemanas que se beneficiaron de mano de obra gratis y consiguieron grandes beneficios económicos, algo que no debe ser olvidado.

52

PCP: “2.000.000 El número de hombres de mujeres y hombres de la regiones ocupadas del este enviados por los nazis para Alemania para trabajar como esclavos en 1942”

 53

PCP: “12.000.000 El número de esclavos que había en Alemania, en el año 1943, trabajando para los “señores” alemanes”

Para mi es fácil y difícil escribir sobre la Gran Guerra Patria. Fácil porque he trabajado varios años como profesor en Rusia y Belarús, por lo que he podido ver de primera mano qué significa para ellos la victoria contra el fascismo, y difícil porque también estuve un año en Kiev, en Ucrania, justo el año del infame “Maidan”, por lo que pude ver la exaltación de criminales filonazis y el intento de reescribir la historia, que sigue hoy, como hemos comentado en el artículo, con la vergonzosa resolución del Parlamento Europeo que equipara nazismo y comunismo, e iguala al agresor nazi con el libertador soviético. Es deber, no solo de los comunistas, eso por descontado, sino de cualquier amante de la libertad, el defender el papel primordial de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en la derrota del fascismo, hecho del que se cumplen 75 años. Quizás alguien haya echado de menos más datos de batallas o detalles bélicos, pero lo fundamental es no dejar que triunfe la manipulación histórica que se pretende llevar a cabo, ya que ahora solo hay silencio a nivel mediático y educativo sobre la lucha en el Frente Oriental, donde los nazis perdieron el 73% de sus tropas, y las bajas de las fuerzas alemanas en soldados fueron aquí cuatro veces más altas que en los escenarios bélicos de Europa Occidental y el Mediterráneo. No debemos confiarnos, la bestia del fascismo puede resurgir en cualquier momento y lo primero que debemos recordar es que ya fue derrotado, gracias principalmente al sacrificio del pueblo soviético, organizado en un Estado Socialista y dirigido por el Partido Comunista.

Así que,

Tоварищи, c Днем Победы! Я помню, я горжусь! Cлава Kрасной Aрмии!

¡Camaradas, Feliz Día de la Victoria! ¡Yo me acuerdo, yo estoy orgulloso!¡Gloria al Ejército Rojo!

David Ocampo es militante del Partido Comunista de España

FUENTES USADAS

1.- https://www.europarl.europa.eu/doceo/document/RC-9-2019-0097_ES.html

2.- https://www.lavanguardia.com/internacional/20200129/473209145483/rusia-ucrania-polonia-zelenski-union-sovietica.html

3.- https://en.wikipedia.org/wiki/World_War_II_casualties

4.- https://blogs.publico.es/strambotic/2018/02/stalingrado-urss-iigm/

5.- https://www.eldiario.es/cultura/cine/Hollywood-Union-Sovietica_0_574293326.html

6.-https://www.abc.es/historia/abci-operacion-impensable-secreto-oscuro-5707872397001-20180111044938_video.html

 

Fuente y Anexos.


David Ocampo /  Día de la Victoria /  ejército rojo /  fascismo /  II Guerra Mundial /  nazis /