Redacción •  Actualidad • 29/04/2020

El PCE-EPK llama a un primero de Mayo reivindicativo para evitar que sea de nuevo la clase trabajadora quien pague las consecuencias de la crisis

Ante la posibilidad de abordar “pactos de reconstrucción”, el PCE-EPK considera que el marco del acuerdo debe ser el debate sobre “reconstruir lo común”, fortaleciendo el sector público y recuperando lo que nunca debió quedar fuera del control público. Es decir, incidir en el interés general y colectivo -lo público- frente al interés  particular y el sector privado.

El PCE-EPK llama a un primero de Mayo reivindicativo para evitar que sea de nuevo la clase trabajadora quien pague las consecuencias de la crisis

Bilbao, 29 de Abril de 2020.

A las puertas de un primero de mayo atípico donde la clase trabajadora no podremos movilizarnos como habitualmente hacemos debido a la emergencia sanitaria y siendo conscientes de la difícil situación en la que nos vemos inmersa la clase trabajadora con una tasa de paro en aumento y una crisis económica global hacemos una reflexión de cara al 1º de mayo.

El debate sobre la reconstrucción económica y social después de la pandemia está sobre la mesa. Un sistema que ya había mostrado su incapacidad para garantizar una vida digna a las mayorías sociales así como su fragilidad, ha sufrido ahora un golpe de enormes consecuencias, las cuales no pueden volver a recaer sobre las espaldas de la clase trabajadora.

Ante la posibilidad de abordar “pactos de reconstrucción”, el PCE-EPK y su militancia trabajará por hacer que el proceso de debate y exposición de ideas sea lo más amplio, publico y participativo posible desde el punto de vista social y sindical. El marco del acuerdo debe ser el debate sobre “reconstruir lo común”, fortaleciendo el sector público y recuperando lo que nunca debió quedar fuera del control público. Es decir, incidir en el interés general y colectivo -lo público- frente al interés particular y el sector privado.

Para el Partido Comunista la “reconstrucción” pasa por el necesario fortalecimiento del sector público, lo que obligará a utilizar mecanismos de nacionalización y remunicipalización que permitan recuperar la soberanía económica e industrial. Por la subordinación de toda la riqueza al interés general a través de un nuevo modelo fiscal y tributario de redistribución efectiva de la riqueza, y por una banca pública que permita financiar al al tejido industrial. Pasa también por la transformación y nueva organización social del sistema de cuidados, desde su reconocimiento como derecho y la necesidad de su redistribución y profesionalización con el horizonte de un sistema público de cuidados.

El PCE-EPK hace un llamamiento a la movilización y a la unidad de la clase para conseguir una salida social a esta crisis, evitar que la misma la vuelva a pagar la clase trabajadora y conquistar las mejoras necesarias en nuestras condiciones de vida. Esto solo es posible con la movilización y el empuje de la clase trabajadora. Es momento para la unidad de trabajadoras y trabajadores apoyados en las Organizaciones sindicales de clase que, ahora más que nunca son imprescindibles para acabar con la precariedad laboral que azota con más fuerza principalmente a mujeres, jóvenes e inmigrantes.

Desde el PCE-EPK seguiremos apoyando cada tarde a las 20:00 horas, a las y los trabajadores que diariamente durante esta crisis nos han dado el abastecimiento de alimentos en los supermercados, de medicinas y otros productos de primera necesidad, también a los transportistas, a las y los trabajadores de empresas que han readaptado su actividad para ayudar en esta pandemia, fabricando respiradores mascarillas, batas, y diferentes EPIS más necesarios que nunca.

Queremos hacer una mención especial a las y los trabajadores del sector público, y especialmente a sector sanitario que aun con la falta de medios tanto de trabajo como de personal por los recortes sufridos durante años, han seguido día a día cuidando de la ciudadanía, y arriesgando en muchos casos su integridad contagiándose del virus y acordarnos de manera especial de quienes han pagado con su vida en esta pandemia, porque no estábamos preparadas para algo así y el revertirlo es trabajo de todas y todos.

Por eso este 1 de Mayo aplaudamos con más fuerza que nunca y reivindiquemos un día de lucha aun estando confinados gritando bien alto que “ni nos domaran, ni nos doblaran, ni nos van a domesticar” como decía el gran Marcelino Camacho, y que de esta crisis la clase trabajadora saldremos más unidos que nunca.

EZ DUGU KRISIA BERRIRO ORDAINDUKO!

GORA MAIATZAREN LEHENA!

GORA LANGILEON BORROKA!


1 de Mayo /  PCE-EPK /