Redacción •  Actualidad • 25/10/2020

Quintanilla de Flórez denuncia la merma del caudal de agua tras la apertura de una embotelladora de agua

  • Ecologistas en Accion de León y Vecinos de Quintanilla de Flórez denuncian la alarmante merma de caudal en sus pozos y fuentes tras la apertura de un sondeo en el paraje denominado Vega Alija, en el término municipal de Quintanilla y Congosto.
Quintanilla de Flórez denuncia la merma del caudal de agua tras la apertura de una embotelladora de agua
Sondeo en Quintanilla de Flórez / Archivo

El sondeo fue ejecutado en septiembre del 2017 por la empresa Sierra de Lobos S.L., sin la pertinente autorización de Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y desde entonces la perforación permanece sin sellar, aflorando de forma ininterrumpida sobre el terreno el agua procedente del acuífero subterráneo La Maragatería.

Simultáneamente la Mercantil solicitó a CHD una concesión de aprovechamiento de estas aguas subterráneas para uso industrial (agroalimentación), cuando el verdadero objeto de la misma es la instalación de una planta de agua embotellada, como lo demuestra el hecho de haber obtenido ya la denominación de “agua mineral” sin haber sido otorgada todavía la preceptiva concesión.

Según fuentes vecinales, desde que se ejecutó el sondeo de los ocho pozos que hay en el pueblo, cuatro ya se han secado y otros dos necesitan medios mecánicos para su uso, temiendo que el próximo afectado sea el llamado “Pozo de Valdelobos” que abastece de agua potable a la población y que en la actualidad ya necesita de una bomba para su extracción.

Cabe recordar que está asociación ha denunciado en varias ocasiones el riesgo de sobrexplotación del acuífero «La Maragatería” (DU-40012), afectado tanto por la Concesión de Quintanilla de Flórez (Expte. CP-2314/2016-LE ALBERCA-INY), como por la también solicitada en terrenos de Pobladura de la Sierra, en la Reserva Natural Fluvial del Alto Duerna (Expte.CP-1637/2017-LEALBERCA-INY). Ambas concesiones están destinadas a la explotación de acuíferos y manantiales para la industria del agua envasada.

De prosperar la concesión nos encontraremos con la triste paradoja de que las poblaciones de la zona del rio Jamuz queden privadas de un bien esencial y de dominio público como es el agua para permitir un floreciente negocio de carácter privado.

Con estos antecedentes y la perspectiva de emergencia climática que está provocando una acusada disminución de los recursos hídricos disponibles en todas las cuencas de la península ibérica, Ecologistas en Acción han vuelto a dirigir escritos a la Confederación Hidrográfica del Duero solicitando que no autorice estas concesiones.


agua /  León /  medio ambiente /  recursos hídricos /