Christian Zampini •  Ministerio de Transporte •  Actualidad • 21/06/2020

Reapertura y temores tras el Estado de Alarma

 · La finalización del Estado de Alarma despierta debates sobre la pertinencia de levantar todas las restricciones de movimiento o mantener cautela ante el riesgo de rebrotes incorporados por la afluencia de turistas.

 · El gobierno afirma haber desplegado medidas de seguridad suficientes ante las voces que se oponen a la apertura inmediata de las fronteras al turismo estival desde países con brotes activos.

Reapertura y temores tras el Estado de Alarma

Noventa y tres días después de su establecimiento por parte del gobierno como medida excepcional para afrontar la crisis sanitaria causada por la epidemia de la enfermedad del coronavirus, Covid-19, hoy concluye el Estado de Alarma. La conclusión del estado excepcional a nivel nacional no acaba con todas las restricciones y limitaciones a la concentración de personas y a los desplazamientos: a partir de este momento, las administraciones autonómicas pasan a tomar el control sobre la dinámica de desescalada en su ámbito. Sin embargo, el mensaje institucional queda claro: lo peor de la crisis sanitaria ha pasado. De momento.

A pesar de la evolución de la epidemia, la persistencia de casos y fallecidos por la enfermedad mantiene la inquietud y el temor entre voces que reclaman que se mantenga la cautela. El elemento más polémico y que mayores temores ha despertado ha sido la inmediata apertura de las fronteras a los países de la Unión Europea para permitir la llegada de turistas.

El miedo a que la presión del sector esté haciendo bajar la cautela en exceso y un nuevo rebrote llegue incorporado desde el exterior no es infundado. Alemania, uno de los principales orígenes de los millones de turistas que llegan a las islas y las zonas costeras del país cada año, presentaba ayer un dato nada prometedor: 653 nuevos contagios en un día.

Peor aún es el caso de Reino Unido. Uno de los países más afectados y con peor gestión de la crisis sanitaria también tendrá abierta las puertas del país. «Ayer en Reino Unido registraron 1.200 contagios y 128 muertes por el Covid-19. Mañana podrán venir turistas británicos a España sin restricciones», planteaba anoche el portavoz de FACUA Rubén Sánchez a través de la red social Twitter. «¿Está cometiéndose un peligrosísimo disparate?», agregaba con preocupación.

El panorama internacional no deja una imagen mucho más esperanzadora. Francia, Italia o Bélgica permanecen con elevados niveles de contagio, considerablemente superiores a los de España, mientras algunos países comienzan ahora a percibir el incremento del contagio. El, en comparativa, rápido aplanamiento de la curva de contagio podría caer en riesgo por la dependencia del sector económico menos oportuno y adecuado para esta situación global.

El gobierno afirma contar con las medidas necesarias

En un esfuerzo por calmar los temores y justificar la medida, el gobierno ha comunicado que se han desplegado «medidas necesarias para controlar a los pasajeros internacionales» en los principales aeropuertos del país. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en una visita de promoción al aeropuerto de Barajas, en Madrid, indicaba que el despliegue de protocolos de seguridad acorde con las directrices de las autoridades comunitarias.

«Las medidas establecidas, además de las de seguridad de las instalaciones, incorporan tres filtros de seguridad: de temperatura, en un proceso muy eficaz y de alto rigor; un control documental, basado en las declaraciones responsables con información sanitaria que permite la trazabilidad o el seguimiento de la persona; y además un control visual», apuntan desde el ministerio, al tiempo que indican la incorporación de un número indeterminado de personal de apoyo de Sanidad Exterior.

Esperemos que sea suficiente.


Christian Zampini /  Confinamiento /  Estado de Alarma /  Ministerio de Transporte /  pandemia /  turismo /