Redacción •  Actualidad •  11/01/2021

Ante las prácticas especulativas del oligopolio, Unidas Podemos propone «intervenir el mercado eléctrico y nacionalizar una eléctrica»

Alberto Garzón, ministro de Consumo: «Hemos pedido a la CNMC que investigue si ha habido irregularidades en el mercado. Estamos buscando soluciones definitivas para una tarifa regulada que proteja especialmente a las familias más vulnerables».

Ante las prácticas especulativas del oligopolio, Unidas Podemos propone «intervenir el mercado eléctrico y nacionalizar una eléctrica»

A prinicipios de enero, el precio de la electricidad en el mercado mayorista, que se negocia en subasta con un día de antelación y afecta al recibo de la luz de los consumidores acogidos al PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) o tarifa regulada, se disparó como consecuencia de las habituales prácticas especulativas. Las cinco grandes empresas privadas que controlan casi la totalidad del abastecimiento de electricidad en España –Endesa, Iberdrola, Naturgy, la filial española de EDP Energía y Viesgo/Repsol– es decir, la producción, la distribución y la comercialización del sistema eléctrico, son las responsables de que la factura de la luz se sitúe en 83,24 euros, un 22,2% más que los 68,11 euros correspondientes a los ocho primeros días del pasado año 2020. Como ya aclaró FACUA, la ONG que proteje los derechos de los consumidores, no es la parte del recibo que fija el Gobierno la que ha subido.

Unidas Podemos se desmarcó ayer de su socio de Gobierno, el PSOE señalando como causa de esta escalada «un sistema de fijación de precios hecho a medida de los intereses de un oligopolio eléctrico». Desde esta formación política recuerdan que «muchas de las cosas que Unidas Podemos y PSOE nos comprometimos a hacer en materia energética y que pueden servir para bajar la factura y producir cambios positivos en el mercado eléctrico todavía están por desarrollarse en la legislatura», y añaden: «trabajaremos como siempre para que los acuerdos se cumplan cuanto antes» aunque «sabemos que las medidas del programa acordado con el PSOE no bastan para evitar subidas de la luz como la que ha ocurrido estos días y queremos decirlo claramente».

La solución que proponen es «para bajar de verdad la factura de la luz en España», es decir, «intervenir el mercado eléctrico y nacionalizar una eléctrica para tener al menos una gran empresa pública de energía que pueda competir con el oligopolio que nos sube la luz».

En ese sentido, Unidas Podemos recuerda que ya incluyó esa propuesta en su programa electoral y que el PSOE no solo no lo hizo sino que, además, «rechazó de plano» esta propuesta en la negociación del programa de coalición: «nuestro socio de gobierno, el PSOE, no defendió en campaña esa medida, ni la incluyó en su programa electoral, y obtuvo en las elecciones 120 escaños en las elecciones. Es decir, el candidato que la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas progresistas en España decidió democráticamente que liderara este gobierno de coalición, y cuyo partido además es responsable del ministerio que tiene las competencias en política energética, no está de acuerdo con nacionalizar eléctricas ni con crear una empresa pública de energía, de hecho rechazó de plano esta propuesta de Iglesias en la negociación del programa de coalición y por eso no se va a hacer».

Unidas Podemos plantea en clave interna una pregunta: «¿tenemos la fuerza para imponer a nuestro socio, por ejemplo, la nacionalización de Endesa? No. Esa es la realidad. Hay quienes estos días nos dicen, si no podéis conseguir que el Gobierno haga esto, entonces lo que tenéis que hacer es iros del Gobierno. Nosotras pensamos -concluyen en la formación morada- que es mucho mejor lograr que el Gobierno de Coalición cumpla todos los compromisos que el sí pudimos incluir en el acuerdo y trabajar para tener más fuerza la próxima vez».

Un modelo que se puso en marcha en Barcelona en 2018, de la mano de Ada Colau

Barcelona Energía, gestionada a través de la empresa pública metropolitana TERSA (integrada por el Ayuntamiento y el Área Metropolitana de Barcelona), se puso en marcha en verano del 2018 dentro de la estrategia del gobierno de Ada Colau para desvincularse de las grandes eléctricas.

Barcelona Energía: «Es por eso que existimos. Para ofrecer un asesoramiento 100% honesto que te permita pagar lo menos posible por la luz y una energía 100% renovable sin impacto en el medio ambiente». La operadora pública que suministra energía 100% verde cuenta hoy con unos precios más económicos que otras operadoras. En junio del 2020 bajaron los precios una media del 8% ahorrando entre 40 y 60 euros anuales en la factura de la luz. La empresa pública comercializa energía a más de 4.600 puntos de suministro públicos, pero aún está lejos de los 20.000 clientes esperados tras su segundo año en marcha. Pero lo significativo es que en el contexto actual de subida generalizada de precios, Barcelona Energía ha decidido no subir el precio a sus clientes de tarifa fija, a la que se acogen la mayor parte de los consumidores, ya que ha pactado un precio estable que no depende de las fluctuaciones del mercado.

 


Eléctricas /