Partido Comunista de España (PCE) •  Opinión • 14/02/2020

Decepcionante sentencia del TEDH que avala las deportaciones arbitrarias sin derecho a defensa

Decepcionante sentencia del TEDH que avala las deportaciones arbitrarias sin derecho a defensa

El PCE muestra su decepción ante el pronunciamiento del TEDH sobre las llamadas devoluciones en caliente, que no son otra cosa que deportaciones arbitrarias sin garantías ni posibilidad de defensa alguna.

Aunque el TEDH se pronuncia sobre un caso concreto y, por lo tanto, no puede considerarse que «legaliza» una práctica expresamente vetada por el Derecho internacional, utiliza una argumentación muy preocupante, más propia de las excusas a que estamos acostumbrados a escuchar entre los gobernantes de los Estados de la UE, en su defensa de una Europa fortaleza insolidaria e insensible al sufrimiento de millones de personas en procesos migratorios cada vez mas arriesgados y generalizados por el fracaso del capitalismo global.

En concreto, hay que recordar que las devoluciones en caliente suponen una violación del derecho de asilo, ya que a las personas deportadas se les priva de la posibilidad de reclamar protección. Tanto la Convención de Ginebra de 1951 como las leyes españoles exceptúan la sanción por la utilización de cauces no reglados para entrar al país a las personas refugiadas, ya que su persecución hace imposible que lo puedan hacer con su documentación en regla y por las vias ordinarias. Sorprende que el TEDH, en su argumentación, no haya contemplado este supuesto, lo que a juicio del PCE, es un claro ejemplo de la creciente presión de unos Estados cada vez más embarcados en una deriva antidemocrática, de recorte de libertades y que utilizan la xenofobia para justificar su incapacidad de ofrecer respuesta a las demandas de los más amplios sectores populares.

EL PCE hace un llamamiento al nuevo Gobierno español, que es una oportunidad histórica para revertir la negativa tendencia de recortes de libertades de los últimos años y que enfrenta la amenaza de una extrema derecha cada vez más reforzada, para que, a pesar de la sentencia del TEDH, erradique estas prácticas, lo que seria la mejor señal para iniciar el cambio de un modelo migratorio que ha demostrado su ineficacia y sin razón.

El PCE quiere reconocer el trabajo de las organizaciones sociales comprometidas en la defensa de los derechos humanos, en especial, de las personas migrantes, y se marca como objetivo profundizar en una lucha justa y necesaria.


Opinión /  Partido Comunista de España (PCE) /