Redacción •  Vivienda • 26/10/2020

El colectivo de Barchel pide apoyo ante el inminente desalojo de una de las casas de esta aldea repoblada

La aldea de Barchel llevaba casi cuarenta años abandonada en la comarca de Los Serranos (València) hasta que un grupo de jóvenes repobladores decidieron darle vida y recuperar tanto los edificios como el entorno. Sobre sus nuevos lugareños pesan tres denuncias, por utilización de las aguas del riachuelo de los chorros de Barchel para riego de la huerta, por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar; y otras dos por «usurpación y ocupación ilegal de inmuebles y propiedad privada», esta vez desde los propietarios de las viviendas, quienes seis años atrás habían llegado a un acuerdo apalabrado para la okupación hasta que surgieron discrepancias.

El colectivo de Barchel pide apoyo ante el inminente desalojo de una de las casas de esta aldea repoblada

Comunicado Colectivo de Barchel

¡Hola a todas desde el colectivo de Barchel!

Hacemos este comunicado para trasmitiros la situación actual de posible desalojo inminente de una de las casas que habitamos en la Aldea de Barchel, pues es posible que necesitemos vuestro apoyo, quizás de forma presencial, más pronto que tarde.

Tras casi dos años de juicios y esperas angustiosas en la que la confianza y esperanzas de que el sistema judicial legitimase nuestra presencia en la Aldea de Barchel, una estancia de casi siete años en un lugar que llevaba abandonado más de cuarenta años y del que tratamos de rehabilitar sus casas y su tierra además de llevar a cabo un proyecto de vida comunitaria y sostenible con el entorno, el Tribunal Supremo no ha aceptado nuestro recurso ante la ratificación de la sentencia por parte de la Audiencia Provincial de Valencia, una sentencia de desalojo de una de las casas (la cual es la habitación de una de las personas que vive en el lugar y un almacén donde guardamos puertas y otros materiales) y una pena multa a cuatro de las personas que componen el colectivo. Esta sentencia se emite como respuesta a dos denuncias elaboradas por una de las partes de los antiguos propietarios de algunas de las casas y terrenos que componen la aldea. Unos “propietarios” que se han caracterizado por permitir que las casas se caigan y sean consumidas por las zarzas y la hiedra convirtiéndose en ruinas, los campos de cultivos pasen a ser zarzales haciendo desaparecer los frutales, dejando el río a su suerte siendo comido por plantas invasoras como las cañas que han sustituido al bosque de ribera autóctono, abandonando los recursos como los olivos y almendros, y cambiando la forma e historia del lugar transformando infraestructuras propias de la aldea en propiedades típicas de chalets de vacaciones, como ha ocurrido con el antiguo molino de Barchel. Vamos, destruyendo la historia del lugar y tratando de impedir que ésta se continúe y construya de nuevo.

Estos llamados “propietarios” decidieron denunciarnos hace casi dos años, pese a que nuestra presencia en el lugar es de casi siete años, siendo ellos/as conocedores del proyecto que llevamos a cabo, no sabemos cuáles son los motivos de estas denuncias, lo que sí sabemos a base de fuerza es que la propiedad privada mueve el mundo. Una propiedad privada que está consumiendo los pueblos rurales dirigiéndolos hacia su extinción histórica y cultural y transformándolos en urbanizaciones o pueblos fantasmas de vacaciones.

¡Pedimos y reivindicamos legitimar nuestra presencia en la Aldea de Barchel desde una perspectiva de repoblación rural, sostenibilidad medioambiental, autogestión, y recuperación y mantenimiento de la historia del lugar! Para ello, en caso de que se presenten para desalojarnos de alguno de los terrenos que componen la aldea queremos hacer un llamamiento para que vengáis aquí y nos opongamos de forma pacífica a esta injusticia. Hemos decidido cuál es la estrategia que queremos seguir en este proceso y queremos haceros partícipes, es por esto que el día que nos citen para el desalojo nos gustaría estar acompañadas de todas vosotras y hacer unas jornadas donde se reivindique nuestra presencia en el lugar y demostremos que somos muchas las personas que nos oponemos a la muerte del entorno rural a causa de muchos motivos, siendo uno de ellos la propiedad privada abandonada.

Somos conscientes del panorama actual frente al COVID-19, que nos limita mucho más las concentraciones y reuniones de varias personas, además de toda la campaña que desde los medios de comunicación nos están ametrallando con el miedo y la estigmatización frente a la okupación. No permitamos que nos manipulen y decidan por nosotras. Para aquellas personas más sensibilizadas con el tema del COVID-19 queremos comunicar que respetaremos las medidas de distancia y mascarillas si es necesario, pero no por ello dejemos de luchar contra lo que consideramos injusticias…

¡Que muchas unidas somos más fuertes y que os necesitamos!

Demostremos que construir formas de vida alternativas a la que nos impone el sistema es real.

Os pedimos que en caso de que demos la alarma de que el desalojo va a proceder vengáis y nos apoyéis desde la presencia en el lugar, que se note que no estamos solas y de que a muchas esto nos parece injusto y no vamos a ponérselo fácil.

Os iremos informando de lo que vaya ocurriendo, mientras tanto podéis ayudarnos difundiendo esta información y haciéndoos socias de la asociación “Barxell espais rurals” (en caso de que queráis poneros en contacto con nosotras y os enviamos una hoja de registro).

¡Gracias de todo corazón y un abrazo!


Barchel /  España vaciada /