Hispan TV •  Internacional •  15/01/2022

Boris Johnson trata de salvar a la desesperada su cargo tras el «partygate»

  • Ante las presiones que exigen su dimisión por el reciente escándalo de Downing Street, Boris Johnson elabora un plan para mantenerse como premier de Reino Unido.

Boris Johnson trata de salvar a la desesperada su cargo tras el «partygate»

El Gobierno del Reino Unido y, en particular, el propio premier, Boris Johnson, se encuentran bajo fuertes críticas, después de que se revelaran las celebraciones de fiestas en el 10 Downing Street (la residencia oficial del primer ministro) mientras la población enfrenta un severo confinamiento debido a la pandemia de la COVID-19.

En este contexto, el diario británico The Independent, en un informe publicado este sábado, afirma que el premier británico está elaborando una lista de funcionarios que renunciarán debido al escándalo producido por las fiestas, ya llamado “partygate”, en un intento por salvar su cargo.

“Este plan incluye una campaña para determinar a quiénes hay que despedir después de la publicación del informe” y también intenta a “destacar los logros del primer ministro” durante su servicio, se lee en la publicación.

El medio precisa que este plan denominado “operation save big dog” (operación salvamos al perro mayor) tiene como objetivo limitar el daño que causará el informe sobre el explosivo escándalo de Downing Street que se espera para la próxima semana.

En este sentido, Dan Rosenfield, jefe de gabinete de Johnson, y Martin Reynolds, su secretario privado y autor del correo electrónico con la invitación a una de las fiestas, han sido señalados como los posibles despedidos.

Ante las recientes revelaciones relacionadas con los escándalos del gabinete del primer ministro británico, la gente, frustrada con el Gobierno, ya no acepta disculpas, y Johnson se enfrenta a numerosas llamadas para que renuncie a su cargo.

La situación ha sido analizada en una encuesta de Savanta ComRes, cuyos resultados revelan que Johnson ha perdido notablemente popularidad. Según el sondeo, al menos el 66 % de los entrevistados y un 42 % de los votantes conservadores consideran que el premier debe dejar su cargo.


Partygate /  Reino Unido /