Redacción •  Actualidad •  26/08/2019

Niña de 15 años y adolescente de 17, artífices de espeluznante lidia y muerte de becerros en Esquivias

  •     Una niña de 15 años y un joven de 17 artífices de la muerte y tortura de los jóvenes animales, revela nuevo vídeo de Animal Guardians y La Tortura No Es Cultura, a pesar de que la ONU urgió a España a la no participación de niños y niñas en festejos taurinos.
  •     La presencia de niños y niñas fue constante tanto en las gradas, en el ruedo, incluso en el despiece del animal, durante el que una niña exclama “¡Vámonos, papá!”
  •     Los agónicos bramidos de los animales se mezclan con las exclamaciones de niños que presenciaban la escena y que las organizaciones han subtitulado.
  •     La becerrada, celebrada el pasado 22 de agosto, se realizó con la colaboración del Ayuntamiento en “honor a la mujer esquiviana” y las ayudas de la Comunidad de Castilla La Mancha al fomento de actividades taurinas.
Niña de 15 años y adolescente de 17, artífices de espeluznante lidia y muerte de becerros en Esquivias

La plataforma La Tortura No Es Cultura que reúne a 47 organizaciones de protección animal y Animal Guardians, organización internacional con presencia en España, Latinomérica, Estados Unidos y Asia, han publicado un nuevo vídeo en el que se muestra como la novillera C. O., de solo 15 años (ver fuente), somete a un sufrimiento atroz al último de los becerros lidiados, debido, además de por la naturaleza cruel de la lidia, a su impericia, clavando varias veces el estoque en el exhausto animal (minuto 2:25, vídeo largo).

El vídeo muestra becerros de menos de dos años sometidos a un terrible castigo en manos de jóvenes estudiantes de las escuelas taurinas de Navas del Rey, Madrid y Guadalajara. Además de C. O., también participó otro menor (minuto 1:41, vídeo largo), D.P., de 17 años, que mató también sus primeros animales en público con sólo 15 años (ver fuente).

Llama la atención la cantidad menores que asisten a la misma y son testigos activos de esta violencia hacia los jóvenes animales, contraviniendo lo indicado por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que en 2018 instó al España a prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de tal violencia sobre ellos[i] y la desensibilización hacia el sufrimiento de los animales, realizado por el mero hecho del entretenimiento.

Durante el vídeo son numerosos los comentarios de niños, que las organizaciones han subtitulado en el vídeo. Llama la atención el del niño que presente durante el desollamiento del animal insta a su padre: “¡Papá, vámonos!”. O el de otro, que una vez llegado al desolladero dice “»Está vivo» «Y ahora, le matan» «Ahora le matan»”.

La lidia del primer becerro es espeluznante para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Al toro se le clava una banderilla en el vientre (ver foto 1) y la novillera clava el estoque hasta dos veces al animal sin éxito. Durante un interminable descabello en el que el operario hurga una y otra vez en la nuca del animal mientras este parpadea, un niño comenta “Ahora sí está muerto”. Seguidamente se amputa la oreja al animal que es entregada a otros dos niños que son invitados a sostenerlas mientras dan la vuelta al ruedo con la artífice de la tortura y muerte del animal.

Carmen Ibarlucea, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura, declara: “Los homenajes «a la mujer», como la tauromaquia, son una tradición a extinguir. La cultura patriarcal promueve paralelamente la violencia y la sumisión. Sacar mujeres menores de edad a ejercer violencia hacia un animal no es promover la igualdad, y contraviene la protección a la infancia que España ha firmado defender. Queremos recordar a la sociedad que la propuesta feminista es crear una sociedad con nuevos valores donde se respete la vida y la humanidad logre, por fin, un equilibrio justo para sí misma y con el planeta”. Y añade: “La ciencia ha demostrado sobradamente, con diversos estudios sobre la mente, que la conciencia de existir y la capacidad de sentir, es común a todos los mamíferos», refiriéndose a la Declaración de Cambridge de 2012 firmada por prestigiosos neurocientíficos, incluido Stephen Hawkins.

Por su parte, Marta Esteban Miñano, directora internacional de Animal Guardians y miembro de la Junta Directiva del Consejo Independiente de Protección de la Infancia denuncia que estos espectáculos se lleven a cabo gracias a las ayudas de la Comunidad de Castilla la Mancha, gobernada por el PSOE, a escuelas de tauromaquia y al fomento de actividades taurinas  y del Ayuntamiento de Esquivias, gobernado por el PP, cuya colaboración está presente en el cartel del evento. Además, denuncia: “¿Veríamos bien que niños y niñas martirizasen perros y gatos, o mismo ovejas, como forma de entretenimiento? ¿Por qué es diferente con bovinos? Claramente, no lo es. Permitir que niños y niñas torturen y maten animales, causando tan enorme sufrimiento, como espectáculo público es aberrante desde el punto de vista de su integridad física y mental, elimina su empatía hacia el sufrimiento del otro y abre la puerta a otras excepciones a la violencia, si esta les entretiene. Pero, además, contraviene el derecho del niño a vivir en un entorno libre de violencia. Exigimos al gobierno central y al de la Comunidad de Castilla La Mancha que tome las medidas pertinentes para evitarlo y seguir las directrices de Comité de Derechos del Niño de la ONU (CRC) que se comprometieron a acatar.”

El artículo 39 de la Constitución española señala que “Los niños gozarán de la protección prevista en acuerdos internacionales que velan por sus derechos.” Por lo que, considerando que España ratificó la Convención de los Derechos del Niño, se compromete a seguir las directrices de su órgano gestor, el CRC.

Las organizaciones han lanzado la campaña www.bastabecerradas.org en el que instan a la ciudadanía a firmar una petición y a presentar una queja ante el presidente de Castilla La Mancha, el socialista Emiliano García-Page y el Ayuntamiento de Esquivias entre otras instituciones responsables para exigir el fin de las becerradas y la presencia o participación de menores en festejos taurinos.

[i] El pasado 2 de febrero de 2018 se publicaron las Observaciones Finales del Comité de los Derechos del Niño de la ONU a España 2018 (CRC/C/ESP/CO/5-6).

Este documento lleva a cabo una revisión del cumplimiento de la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en España y hace pública sus Observaciones sobre los derechos de la infancia a España destacando los avances realizados en materia de infancia desde el último examen en 2010 (CRC/C/ESP/CO/3-4). Sin embargo, también trasladan los sectores de preocupación para garantizar los derechos del niño, como son la adecuada inversión hacia la infancia, la necesidad de un ley contra la violencia hacia la infancia, la situación de los niños, niñas y adolescentes en régimen de acogimiento, la pobreza infantil, la educación y los niños solicitantes de asilo y menores extranjeros no acompañados; entre muchas otras cuestiones.

Las Observaciones suponen una hoja de ruta sobre cómo mejorar el ejercicio de los derechos de los niños y niñas en España. Son una hoja de ruta para toda la sociedad, desde las administraciones públicas (a todos los niveles) así como la sociedad civil, las empresas, las instituciones etc.

Habiendo ratificado la convención, es pues obligación del Estado y de la Administración adoptar las medidas necesarias para cumplir con dichas observaciones y dar efectividad a todos los derechos reconocidos en la Convención, teniendo como consideración primordial, interés superior del niño.

En dichas Observaciones del Comité de los Derechos del Niño de la ONU a España en su Sección E Violencia hacia los menores, artículo nº 25 se señala:
 
E. Violence against children
Bullfighting
 
25. In order to prevent the harmful effects of bullfighting on children, the Committee recommends that the State party prohibit the participation of children under 18 years of age as bullfighters and as spectators in bullfighting events.
(E. Violencia hacia la infancia:
 
25.“Con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de la tauromaquia en los niños, el Comité recomienda que el Estado parte prohíba la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos.”)
 
Además, en la Constitución Española se especifica que se deben seguir las directrices de esta organización
 
Artículo 39.
Punto 4: Los niños gozarán de la protección prevista en acuerdos internacionales que velan por sus derechos.


Animal Guardians /  Esquivias /  Plataforma “La Tortura No Es Cultura (LTNEC) /  toros /