La Tienda Republicana

El Grupo Coalición en Común-IU critica el rechazo sistemático del Partido Popular de la Diputación de León a la creación de un Banco de Tierras Provincial

08/01/2019

Rechazo del PP a pesar del éxito que ha demostrado esta iniciativa en el Bierzo durante los últimos años y a la que sí se dota de presupuesto.

La provincia de León es una de las más castigadas por el éxodo rural. Los datos demográficos no dejan lugar a dudas, la provincia presenta un declive alarmante, sobre todo en cuanto a la población rural. Estos datos se traducen en pueblos fantasma, con población muy envejecida y donde para los jóvenes que quedan no hay muchas expectativas de futuro, ya que una de las grandes consecuencias de este declive poblacional son las escasísimas oportunidades laborales que existen en estas zonas. A estas consecuencias, se suma el abandono de las tierras de labor y pastos por parte de sus propietarios, hecho este que a su vez conlleva otro tipo de problemas, como el aumento de incendios forestales. Es por todo esto que desde el Grupo Coalición en Común-IU trabajamos activamente para aportar soluciones y alternativas que posibiliten la fijación de población en el medio rural de la provincia, creando una estructura social que permita a los habitantes de nuestro medio rural unas condiciones de vida dignas.

El Banco de Tierras es una herramienta imprescindible para dinamizar el campo y el desarrollo rural y comarcal. Es el instrumento fundamental para la reactivación de la economía agrícola comarcal, teniendo en cuenta además los beneficios proporcionados en los ámbitos medio-ambientales y turísticos.

Desde su inicio, el Banco de Tierras del Bierzo ha contado con una aportación de la Diputación de 500.000 de los casi 624.000 euros dedicados al proyecto. El Presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo afirmó el pasado año que este proyecto, “lo sienten como propio, como sienten como propio el desarrollo del sector agroalimentario, en el que creemos y con el que nos comprometemos. Lo hacemos desde Productos de León y el apoyo a las Marcas de Garantía, como el vino, pera, manzana, pimiento, botillo o castaña, con la firma de acuerdos que posibiliten luchar contra las amenazas a algún producto, como la castaña, o el apoyo a proyectos como el enoturismo”. Por eso, desde Coalición en Común-IU “no comprendemos por qué algo que es tan beneficioso para la comarca del Bierzo, no puede serlo para el resto de productos de León englobados y amparados por las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) y las Marcas de Garantía (MG) con las que cuenta nuestra provincia y que han sido seña de identidad de la Capitalidad Gastronómica en 2018”, afirma el Diputado de Coalición en Común-IU, Miguel Flecha.

El Banco de Tierras es el medio adecuado para potenciar la figura del agricultor como emprendedor, como empresario, especialmente promoviendo la incorporación de las personas más jóvenes. El mayor valor que se puede aportar al sector primario es el capital humano joven. (En Castilla y León hay un agricultor menor de treinta y cinco años por cada diez mayores de cincuenta y cinco años). El relevo generacional es clave para crear empleo y evitar la despoblación en el medio rural, así como para paliar la pérdida de efectivos en este sector. El progresivo abandono de la actividad agraria ha dejado sin cultivo gran cantidad de tierra fértil, recurso que es preciso aprovechar y más en momentos de crisis como los actuales. Resulta inadmisible que el 70% de las tierras susceptibles de tener un aprovechamiento agrícola, forestal, ganadero o mixto, estén inactivas y se sigan abandonando paulatinamente.

Por ello, Coalición en Común-IU presentó una moción al pleno de la Diputación para crear un Banco de Tierras Provincial. “Esta iniciativa no es nueva, llevamos insistiendo en ella a través de enmiendas a los últimos presupuestos (rechazadas por el PP) y a través de una moción que también fue bloqueada en Junta de Portavoces sin atender los necesarios objetivos que proponía, como la recuperación de tierras de cultivo abandonadas y afectadas por el envejecimiento de la población, la puesta en valor de tierras con aprovechamiento agrícola y el aumento de su viabilidad económica, el asentamiento de nuevos agricultores, la generación de empleo y la conservación del medio mediante el laboreo de las tierras”, indica Miguel Flecha.

“Consideramos a esta herramienta, recogida en La Ley Agraria de Castilla y León y en funcionamiento con éxito en la comarca de El Bierzo desde hace años, como un instrumento que puede ser clave en la paralización del éxodo rural, demográfico que sufre la provincia, y una iniciativa clave para el desarrollo rural del resto de las comarcas leonesas, y por ello, seguiremos insistiendo en la necesidad de crear un Banco de Tierras Provincial como instrumento fundamental para la reactivación de la economía agrícola local. No podemos comprender que una iniciativa a la que se dota de presupuesto desde esta Diputación y que ha demostrado un gran éxito en los últimos años, no pueda ser extrapolable al resto de la provincia”, concluye Flecha.