Narciso Isa Conde • 23/09/2020

Lavado por billones

A un millón de millones en muchas partes del planeta le dicen billón, pero en EE.UU le llaman trillón.

De acuerdo a informes secretos filtrados, cinco Bancos Globales –el JP Morgan, HSBC, Standard Chartered Bank, Deutsche Bank y Bank of New York Mellon– lavaron en años recientes un total de dos trillones de dólares procedentes de redes criminales, carteles de las drogas, funcionarios corruptos y empresarios mafiosos.

En un lenguaje racista a esas operaciones le han llamado “blanqueo” de “dinero negro”, otro valor negativo agregado a esos turbios manejos de poderosas facciones de un capital financiero global altamente gansterizado y evidentemente insubordinado frente las normas establecidas dentro de sus propios Estados imperialistas.

No valieron las advertencias, ni las multas anteriores, ni las amenazas de incriminación penal.

Ellos saben que muy raras veces las autoridades de sus países criminalizan los delitos de las elites capitalistas, por graves que sean.

La impunidad no es solo un mal del llamado “subdesarrollo”. El afán de de ganar y ganar y de amasar fortunas fabulosas otorga un poder por encima de todos los demás.

  • CONFIRMACIÓN DE LA PODREDUMBRE CAPITALISTA.

El capitalismo imperialista  se ha convertido en un sistema plagado de mafias empresariales y esta nueva denuncia sencillamente  confirma esa realidad, la cual se ha tornado sumamente peligrosa.

La podredumbre se derrama y tiene dolientes hasta en las entrañas del mismo sistema, que por demás luce fracturado.

La competencia desleal genera intereses adversos y el alto grado de descomposición preocupa a ciertos guardianes de la estabilidad de la dominación en el contexto de una la multi-crisis de decadencia de la civilización capitalista realmente existente.

  • LAS “FILTRACIONES” DE UN SISTEMA EN CRISIS HICIERON POSIBLE LA DENUNCIA.

La investigación estuvo a cargo de un Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el mismo de los papeles de Panamá.

La filtración de los informes, que nutrieron esa valiosa denuncia, es muy posible que tengan su origen en los adversarios de esos cinco bancos globales.

Pero también pueden obedecer a la alarma de otras facciones  dominantes, que piensan y actúan más allá de los intereses propios, tratando de evitar un desbordamiento peligroso.

Ya es demasiado grande el abismo entre la economía real y el enorme volumen de dinero circulante, impregnado de una volatilidad electrónica insospechada y alimentada cada vez más por papeletas y capitales sucios.

La cultura especulativa-mafiosa conspira contra la cultura productiva-explotadora del capitalismo.

La financiarización del capitalismo, el parasitismo financiero -incluido el vertiginoso engorde bancario con la malsana práctica del “lavado”– se ha distanciado brutalmente de la economía productiva; y hay quienes quieren ponerle freno al riesgoso gigantismo de  esa tendencia, para pasar a reforzar nuevamente la economía real basada fundamentalmente en la explotación y sobreexplotación del trabajo humano y de la naturaleza no humana.

  • UN CHOQUE DE CONSECUENCIAS  IMPREDECIBLES Y UNA DENUNCIA SALUDABLE.

El choque es entre colosos y todavía no es fácil predecir resultados en medio de una dura pelea por la hegemonía interna y el destino de una remodelación o reordenamiento interno de las fuerzas del capital a escala global; seriamente afectadas por la peor crisis en su accidentada existencia, en la que se destaca el deterioro ambiental que amenaza la vida planetaria.

El saldo inmediato es que el producto de la denuncia devela una parte de las entrañas podridas del sistema, junto a los autores y beneficiarios de estos delitos, aun sea de manera parcial y un tanto sesgada.

Aquí lo denunciado viene a darnos una manita en el contexto de una lucha inconclusa contra una corrupción y una impunidad que evidencian cada vez más  su carácter estructural.

Alicia  Ortega y su equipo del INFORME, que son partes -o más bien el capítulo dominicano del referido consorcio internacional de periodistas de la investigación- ha destacado  que en esas filtraciones la República Dominicana aparece por lo menos con 7 reportes, con pagos y transacciones bancarias altamente sospechosas; aun sin incluir las empresas offshore que no tienen dirección en nuestro territorio, pero sí están vinculadas al país.

Destacan sobre todo los reportes vinculados a los sobornos de ODEBRECHT, inseparables de sobrevaluaciones y financiamientos electorales que superan los dos mil millones de dólares; y que específicamente mencionan las transferencias de fondos a la firma INGENIEROS ESTRELLA del magnate Manuel Estrella, a la empresa de CONRADO PITTALUGA, socio y asesor de Díaz Rúa (uno de los testaferros del ex -presidente Leonel Fernández) y a varios CODINOME protegidos por el Procurador Jean Alain Rodríguez y  por el propio ex-presidente Danilo Medina, recientemente desplazado del trono de la corruptela estatal-privada.

¡Valiosa contribución en momentos en que se reabre el proceso judicial contra los incriminados por la estafa ODEBRECHT, con una Procuraduría temporalmente en manos idóneas para intentar hacer justicia sin exclusiones!

21-09-2020 // Santo Domingo, RD.


Narciso Isa Conde /