Ramón Pedregal Casanova •  Opinión •  05/10/2022

¿Qué oculta Boric atacando a Nicaragua?

La decisión soberana de Nicaragua de apartarse de la OEA_oficial es una respuesta digna a los constantes intentos de esa organización de cometer actos de injerencia.

Secretario Ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) Sacha Llorenti.

¿Por qué el altavoz de Biden es el de Boric? ¿Por qué el timbre de Borices el de Biden?

Perseguir a Nicaragua, Venezuela y Cuba, no es manía, es mandato. La socialdemocracia siempre cumple con el gran capital. Los sucesivos tiranos de la última época en Latino América al servicio de EEUU, han fracasado: Duque, de Colombia, reconocido golpista, paramilitarista y acusado de tratar con el narcotráfico, se empeñó en la misma tarea que L. Moreno, el traidor a los avances populares en Ecuador, son dos ejemplos de cómo el imperio utiliza peones para su propósito de dominación. Y siguen apareciendo títeres cuyos hilos son largos, llegan hasta la Casa Blanca. No cambia nada de una facción a otra de la burguesía imperial, lo mismo una que otra fomenta y apoya a su pupilo mediante el juego táctico – estratégico que consideren más útil en cada momento, antes daban los golpes de Estado más criminales, luego los golpes parlamentarios, después la colocación de aparentes reformistas que los impulsan en la corriente de lucha por el cambio y les abren paso electoral, nada más que electoral, y abandonar a la calle, cambiar algo para que nada cambie. Con la nueva forma gobernante no habrá  cambios sociales, se desgastará la atención sobre las aspiraciones, los incumplimientos desmoralizarán, y la gente necesitada de un cambio real en sus vidas, perdido el motor aglutinador se desentenderá de la política.

Chile y Nicaragua, no han tenido el mismo objetivo y realizan proyectos contrarios. Es Boric continuador o transador, el que transige, cede, llega a la transacción, a un acuerdo con el imperio. Y Nicaragua quiere ser independiente. No se presenta un problema de vecindad, mire el mapa, es un problema traído por el vínculo con un mandato de Washington frente al mandato de un pueblo que se ha liberado de Washington, el primero se realiza con Biden y cogido de la globalización liberal, y el segundo se realiza desarrollando el país, atendiendo las necesidades populares y haciendo que el pueblo nica se haga dueño de su presente y futuro: imperio, o, independencia. ¿El discurso de Boric se desvincula de los objetivos del imperio globalizador para América Latina? Boric es tan incapaz de defender su continuidad que debe recurrir a culpar a quien prefiere el otro camino, a quien no se integra en el pasado dictatorial.

Boric tiene en prisión a quienes lucharon contra la constitución de Pinochet, sostenida por los gobernantes que sucedieron al dictador, y él es el último. ¿Por qué habla de libertad si tiene en la cárcel a quienes lucharon por acabar con el pinochetismo? Chilenos y chilenas que a base de movilizaciones y miles de heridos y muchos muertos consiguieron elecciones con la promesa de realizar un proceso constitucional. Todo fallido: Boric fue una burbuja de aire. Siguen los prisioneros, siguen los salarios de hambre, siguen las persecuciones, y siguen las leyes que Boric necesita para que nada cambie. Pero aún, ha continuado, como discípulo obediente, la política de exterminio y despojo al valiente Pueblo Mapuche a quienes reprime y encarcela. Es por eso por lo que sus palabras son continuidad por difuminar los objetivos y sostener lo impuesto por el dictador impuesto por EEUU. Boric tiene que cumplir con la política de EEUU, que de paso le es útil para, buscando un enemigo lejos, distraer al pueblo chileno de los problemas que no va a resolver. El enemigo interno de su propósito de continuidad es fundamentalmente el pueblo trabajador chileno, y el otro enemigo es el ejemplo que da el gobierno que resuelve lo que en Chile no tiene vías de solución, ese enemigo lo representan Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Boric no tiene otra cosa en la boca, pase por donde pase no se le escucha otros nombres, los mismos que todos los regidores imperialistas han repetido como sus enemigos, las amenazas para su seguridad de seguir explotando a Latino América: la Revolución Cubana, la Revolución Nicaragüense y la Revolución Venezolana.

¿Por qué el altavoz de Biden es el de Boric? ¿Por qué el timbre de Boric es el de Biden? No puede, Boric dejar de repetir las consignas que le da Biden, no puede, tiene que cumplir con el mandato, hablar de que es una “dictadura” aquel gobierno que rompe en mil pedazos el estigma de la pobreza heredada del gobierno capitalista alimentado por el imperio, tiene que hablar mal del gobierno popular nicaragüense porque da ejemplo de producción social de alimentos hasta conseguir la autosuficiencia alimentaria, el mandato imperial le pone en la boca el insulto contra el gobierno popular que consigue para su pueblo la autosuficiencia en energía eléctrica, insulta al gobierno revolucionario que abre las puertas a laenseñanza gratuita a todos los niveles y a la sanidad gratuita a todos los niveles, que tiene las mejores vías de comunicación de la región, que dispone de un sistema de seguridad popular ante los desastres naturales que es garantía de defensa de toda su población, y Boric continúa titulando de “dictadura” al gobierno elegido por más del 75% de las y los nicaragüenses, que por cierto votan libremente.

Boric no ha hecho más que hablar del nuevo Chile sin resolver ninguno de los problemas del pueblo, y de cara al referéndum constitucional resulta que el voto lo puso obligatorio bajo penas de cárcel y multas. ¿Hablamos de dictadura, Boric? Además, el pueblo ha ido viendo que se escondía para negociar con la derecha pinochetista y así legislar ignorando sus aspiraciones. Todo lo que ha hecho el gobierno de Boric ha sido ignorar, abandonar a los sectores populares en sus problemas, con lo que la percepción ha ido haciéndose más y más negativa con el paso del tiempo. Al revés de lo esperado, han seguido presos los presos de los gobiernos anteriores y ha metido a otros en la cárcel por pedir soluciones a la situación dictatorial. Quizás el voto negativo en el referéndum constitucional se deba entre otras cosas por algo de todo esto y porque él mismo Boric fue incapaz de ponerse adelante haciendo campaña. Podemos ir sacando alguna conclusión. Ahora lo que pide es que se llegue a un consenso constitucional, ¿con quién si su proyecto político más allá del pinochetismo no existe? Todo parece indicar por los contactos que realiza que mira a los guardianes de lo viejo para sostenerse, y al decir “lo viejo” quiero decir el fascismo. ¿Eso es democracia? ¿Y entonces quien va a gobernar? Volverá el pueblo a llenar las antiguas alamedas que decía el Presidente Allende antes de entregar su vida por defender al pueblo en la lucha por el socialismo. Boric es tan hipócrita, tan poco honesto, que no siéndole suficiente para ocultar su apego al imperio ataca a Nicaragua en la sesión de la ONU, pero carga contra Nicaragua por lo que supone el pueblo de Sandino de ejemplo para el pueblo chileno, y volvemos a encontrarle como altavoz de Biden, ninguna denuncia del imperio, ninguna defensa de la independencia y transformación social, ninguna palabra a favor de la multipolaridad frente a la unipolaridad, ningún acento sobre la defensa de la Patria Grande Latino Americana, ¿ por qué hace Boric de altavoz de Biden? ¿Por qué el timbre de Boric es el de Biden?, es por eso por lo que todos los medios de difusión proimperialistas repiten sistemáticamente su perorata contra Nicaragua, parece que le gusta Somoza y los somocistas que se hacen pasar por “demócratas”, esa es la libertad que él desea también para Chile. Cuánto recuerda Boric a aquellos seudo izquierdistas captados por la CIA después de la Segunda Guerra en Europa, para que sirviesen de gazapo de desorientados, y poder así crear confusión en la ciudadanía y división en las gentes de izquierda hasta adormilarlas. ¿Boric quiere ser el enemigo del pueblo de Nicaragua? Boric es el perro faldero de su amo.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia;

Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria

Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos

Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas,

Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.


Opinión /