Ateneo Republicano de Zaragoza •  Opinión • 03/04/2018

Manifiesto ante los recortes de libertad

Manifiesto ante los recortes de libertad

En los últimos meses, la sociedad española, gracias a las “garras” de la Ley Mordaza, asiste conmocionada a recortes de libertad que la golpean, bien sea mediante la censura de libros, el encarcelamiento de cantantes y raperos, el desmantelamiento de pinturas en Ferias de Arte, multas a jóvenes transfigurados en cristos, con mayúscula o minúscula, amenazas de cárcel y multas escandalosas hacia los que fotografían a policías golpeando a ciudadanos, por ejemplo, o el tratamiento en estas últimas fechas del proceso catalán.

Desde este Ateneo creemos que tanto el gobierno estatal, destapando formas de rancio patriotismo que trasciende olores de hace cuarenta años, como el frente independentista catalán han devaluado su papel, el que como representantes del poder y del voto popular, les corresponde. Se les supone solucionadores de problemas, nunca atizarlos o hacerlos más grandes. No excusamos la huida hacia delante de la antigua Convergencia obviando a la mitad de la población catalana, tampoco los torticeros criterios electoralistas del señor M. Rajoy. Igualmente debemos de tener presente el que dos millones de votos, acertando o equivocándose, prefieren hoy la independencia respecto a España.

Pensamos, desde el Ateneo Republicano de Zaragoza, que los problemas políticos se tienen que solucionar solo de manera política, desde acuerdos, desde pactos, desde consensos. La solución que, tarde o temprano, tendrá que imponerse pasará por un diálogo abierto con todas las partes: estatales y catalanas, independentistas y federalistas, un diálogo transparente, potente informativamente y sin miedo alguno a razonar, emitir opiniones o participar en consultas.

Estamos seguros que un problema político nunca puede tratarse judicializándolo. Pasar a los jueces un problema que jamás debió salir del mundo del diálogo es una barbaridad bochornosa. El mutismo y la inacción vergonzosa del Partido Popular en estos seis últimos años se ha complementado con aquella huida hacia delante de los gobiernos de Convergencia. Unos para tapar cientos y cientos casos de corrupción y mal gobierno, otros para esconder sus tres por ciento, sus Pujoles repetidos y sus desgobiernos, igualmente.

El Ateneo Republicano de Zaragoza, como Organización, levanta su voz más clara y firme para exigir que estas prácticas que cercenan unas libertades conseguidas en base a cientos de miles de asesinados por culpa de una dictadura franquista, y a los esfuerzos y sacrificios de miles de presos, represaliados, exiliados, torturados en un largo camino a la Democracia, se desmantelen. Esa infamante Ley Mordaza, heredera de la “patada en la puerta” del señor Corcuera, debe eliminarse de nuestro código. Y pide a todas las gentes de buena voluntad, independientemente de su forma de pensar, a trabajadores, a profesionales, a estudiantes, a las mujeres y a los pensionistas que están enseñando los caminos para reconquistar derechos, a los jóvenes que buscan, y quizá encuentran, un trabajo marginal, a todos y a todas que piensen, en resumen, de manera democrática, que se manifiesten para ello.

3 de abril de 2018


Ateneo Republicano de Zaragoza /  Opinión /