Negocios y Ocio • 19/09/2020

Domótica: tecnologías para guardar la distancia en casa

Domótica: tecnologías para guardar la distancia en casa

La pandemia del coronavirus ha cambiado para siempre nuestros hábitos de vida. Uno de ellos tiene que ver con el distanciamiento social, a fin de extremar las medidas de seguridad incluso dentro del hogar. Para lograrlo, los ocupantes de viviendas con tecnología domótica han sacado provecho a las ventajas de estos dispositivos y sus sensores incorporados.

Beneficios de la domótica

Diversos especialistas han señalado que la pandemia ha puesto a prueba todo el potencial de la domótica, el cual puede brindar muchas más prestaciones de lo que la gente cree. Además de proteger físicamente a las personas del coronavirus con el distanciamiento, limpieza y desinfección, también las ayuda en el plano psicológico, a través de dispositivos para mantener rutinas de sueño, actividad física, etc., las cuales repercuten en el estado de ánimo.

Ahora bien, ¿cómo transformar una vivienda tradicional en un hogar domótico? Para lograrlo debemos convertir los elementos de mayor uso en inteligentes. Por ejemplo, usar cerraduras inteligentes, reconocimiento facial y dactilar en las entradas, etc. Además, tenemos mirillas y videoreporteros para complementar los accesorios de ingreso. Las mirillas digitales son ideales para personas con problemas de visión, mientras que los segundos permiten interactuar con los visitantes.

Costo de inversión

Respecto a los costes que demanda la automatización de las viviendas, todo depende del número de dispositivos que se controlarán, la calidad y sus funciones. En la era de IoT (internet de las cosas) y de un número cada vez mayor de dispositivos interconectados, es posible convertir enchufes en inteligentes desde menos de 10 euros.

De acuerdo con información de Cedom (Asociación Española de Domótica e Inmótica), el tamaño del mercado fue de 79 millones de euros en 2018, lo cual representa un crecimiento entre el 10 y 15 % en 2019. La mayor demanda provino del sector residencial, especialmente en las nuevas construcciones, mientras que la rehabilitación de viviendas representó el segundo mayor ingreso.

Cómo ayuda al adulto mayor

Por otra parte, una gran demanda han tenido los asistentes de voz, capaces de seguir órdenes y evitar el contacto. Los sensores de movimiento, puertas y ventanas, con vibración, etc., permiten activar o desactivar elementos y convertirse en una especie de vía de escape para personas vulnerables, como los adultos mayores.

Además, diversos estudios han revelado que las personas de edad que conviven con dispositivos de voz afirman sentirse más acompañados y conectados al mundo. Incluso han llegado a considerarlos casi como personas y los usan diariamente para programar todo tipo de actividades, como realizar preguntas, escuchar música, pedir rutinas, entre otras.

Aparatos como los multisensores han resultado útiles para conocer en qué estado se encuentran las personas mayores, especialmente durante el confinamiento. La tecnología es capaz de notificar todo tipo de información, desde el tiempo demás que llevan en la cama, así como la temperatura de los mismos, lo cual puede ser una señal de posible enfermedad.