Al Mayadeen •  Internacional •  19/08/2022

La narrativa de Zelensky está cambiando

Durante meses, el presidente ucraniano ha disfrutado de la adulación continua de la prensa estadounidense y del público con celebridades famosas. Pero ahora, la realidad de su gobierno en Ucrania se está volviendo innegable, incluso para sus facilitadores más ardientes en Estados Unidos, muchos de los cuales son republicanos .

La narrativa de Zelensky está cambiando

Volodymyr Zelensky revela cada vez más su verdadera naturaleza. En los últimos días, la narrativa ha cambiado palpablemente. Primero, Thomas Friedman del New York Times envió un globo de prueba, una señal clara directamente de uno de los taquígrafos más confiables de la Casa Blanca:

Estimado lector: La guerra de Ucrania no ha terminado. Y en privado, los funcionarios estadounidenses están mucho más preocupados por el liderazgo de Ucrania de lo que aparentan. Existe una profunda desconfianza entre la Casa Blanca y el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky , considerablemente más de lo que se ha informado.

La administración de Biden había estado anteriormente tan profundamente comprometida con la escalada en Ucrania como lo estaban el senador Lindsey Graham o el actor Ben Stiller, pero de repente incluso el ala oeste está comenzando a reconocer la futilidad de respaldar sin reservas a Zelensky. Aparentemente, hay límites, incluso para la Máquina de Guerra de Washington.

¿Cuáles son esos límites con respecto a Ucrania?  Para empezar, Zelensky cerró todos los medios de comunicación de la oposición en Ucrania y luego prohibió los partidos políticos de la oposición. Declaró que Rusia tendría que matar a todos los ciudadanos de Kiev para llegar a él, pero también encontró tiempo para posar para un retrato melodramático de Annie Leibovitz para la revista de moda estadounidense Vogue . Zelensky también despidió al equivalente ucraniano del Fiscal General de EE. UU. y al jefe de la CIA , el mismo día, quizás durante los descansos de su grandiosa sesión de fotos.

Al igual que Friedman, CBS News aparentemente recibió la nota para comenzar a empañar el halo de Zelensky. Esa red exploró la locura de enviar una montaña de dinero de los contribuyentes estadounidenses a uno de los países más corruptos de la Tierra, aunque luego eliminó su tuit sobre el tema. CBS admitió que se han robado grandes cantidades de la generosidad estadounidense y admitió que «gran parte de los miles de millones de dólares en ayuda militar que Estados Unidos envía a Ucrania no llega al frente». CBS también citó a un operativo en el terreno que reveló la realidad de la generosidad de Estados Unidos: «como el 30 por ciento llega a su destino final».

Entonces, los contribuyentes estadounidenses toman prestadas decenas de miles de millones de dólares que su país no tiene, para enviar fortunas al líder que no rinde cuentas de un país corrupto, todo para intensificar una guerra en la que Estados Unidos no tiene ningún interés nacional vital. Ah, y durante una recesión con una inflación galopante en casa. Entendido. Esa realidad sería suficientemente condenatoria, pero Zelensky simplemente subió la apuesta, haciendo que la escalada estadounidense fuera aún más equivocada.

Zelensky acaba de apelar a China en una entrevista con el South China Morning Post , con sede en Hong Kong . Pidió conversaciones directas con el presidente chino, Xi Jinping , para ayudar a Ucrania en sus esfuerzos de guerra y para ayudar a «reconstruir Ucrania». En una llamada telefónica anterior con el presidente asiático, Zelensky ofreció a Ucrania como un «puente a Europa» para China.

En este sentido, Zelensky, sin darse cuenta, revela la locura de las naciones más poderosas del mundo que financian simultáneamente ambos lados de la guerra. Por ejemplo, mientras Estados Unidos envía más de $54 mil millones de su presupuesto a Ucrania, los supuestos aliados en la OTAN han estado enviando hasta $1 mil millones por día a  Rusia para pagar la energía.

Zelensky es un autócrata corrupto. Su batalla no involucra ningún interés nacional vital de los EE.UU. La intervención de Biden daña a Estados Unidos y empeora la difícil situación del pueblo ucraniano, que se ha convertido en peón en una batalla de los oligarcas del Mar Negro. Estados Unidos debería insistir en el diálogo, la negociación y la desescalada. Si las partes se niegan, entonces es hora de un enfoque estadounidense de realismo y moderación, porque esta simplemente no es su lucha.


Zelensky /