Prensa Latina •  Internacional • 19/07/2016

Cruce de sables entre Bolivia y Chile con visita de Choquehuanca

Una visita privada a Chile del canciller boliviano, David Choquehuanca, que comenzó el domingo, provocó un cruce de sables entre los dos países con ácidas declaraciones de una y otra parte.

Las perspectivas de que pueda haber entendimiento entre Bolivia y Chile en asuntos de interés común, parecieron chocar con realidades que los distancian más allá del contencioso en La Haya por una salida soberana al mar del país del altiplano.

Choquehuanca, en su visita al puerto chileno de Arica, denunció desprotección de la mercancía de Bolivia que se encuentra allí a la espera de ser embarcada para su transporte a terceros países.

Ante esto, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, calificó de provocación la estancia de su par en territorio de la nación austral.

«Vienen a Chile con el ánimo supuesto de denunciar abusos a los camioneros bolivianos, cuando en este momento hay anunciado un paro nacional de camioneros en todo el territorio boliviano», afirmó Muñoz.

El titular boliviano, quien hoy irá al puerto de Antofagasta, ingresó en la tarde de ayer al puerto de Arica, tras haberle sido denegado el acceso por la mañana al considerar que no cumplió asuntos administrativos y reglamentarios.

Posiblemente por eso fue la demora (…), para que nosotros no pudiéramos cerciorarnos de cómo la soya boliviana estaba expuesta a la intemperie, dijo Choquehuanca al lanzar una serie de críticas a la terminal chilena.

La Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile criticó la visita de inspección de Choquehuanca e indicó que «los transportistas de Bolivia gozan de ventajas y condiciones que serían impensables a extranjeros en cualquier otro país».

Chile cumple en forma meticulosa el Tratado de 1904. No pagan por el almacenaje de sus cargas (…) pueden guardarlas hasta por más de seis meses y recientemente se les construyó un antepuerto exclusivo para su uso en Arica, aseveró la entidad.

También el ministro boliviano estuvo en el río Lauca, que según su punto de vista debería inclinarse hacia el altiplano y así beneficiar mejor a su país con sus aguas. Asunto que se añade a otro diferendo, relacionado con el río Silala.

Ante todo esto, el jefe de la diplomacia de Chile dio su versión del caso. «Es totalmente contradictorio lo que ha dicho Bolivia (…). Ellos dicen que como el río Silala nace en Bolivia, el ciento por ciento de sus aguas deben ser usadas solo por ellos, negando que es internacional», señaló.

«Resulta que el Lauca nace en territorio chileno. Si siguiésemos el criterio boliviano, tendríamos que utilizar el ciento por ciento de las aguas, y hoy utilizamos el 20. Esa es la realidad», precisó Muñoz.

Acerca del plan que adelanta su homólogo en territorio chileno, el canciller subrayó que su presencia se da de forma privada y no ha informado de su programa.

«De todas formas Chile le ha proporcionado seguridad y todo el apoyo necesario para que su estancia transcurra en la normalidad, aún si no se han respetado las reglas», agregó Muñoz.

ocs/ft


Bolivia /  Chile /