Agencias •  Christian Zampini •  Internacional •  12/06/2021

La justicia peruana estudiará si Keiko Fujimori debe regresar a prisión

  • La candidata derrotada en las elecciones presidenciales ya pasó quince meses en prisión provisional entre 2018 y 2020 por el caso Odebrecht.
  • La fiscalía anticorrupción ha solicitado su detención inmediata tras lo que considera una violación de su libertad condicional durante la campaña electoral al contar con un testigo clave del caso en las misma.
La justicia peruana estudiará si Keiko Fujimori debe regresar a prisión

La justicia peruana analizará el próximo lunes 21 de junio la petición de la Fiscalía Anticorrupción contra la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori para que regrese a prisión provisional, mientras continúa el proceso de investigación por los cargo de lavado de dinero y asociación criminal por el caso Odebrecht, un escándalo de corrupción tan masivo que se ha extendido por varios países del continente sudamericano.

La petición del fiscal José Domingo Pérez, a cargo de la investigación del caso, llega tras comprobarse la participación de testigos clave de la investigación en la campaña electoral presidencial de Keiko Fujimori. Concretamente, Miguel Torres, parlamentario de Fuerza Popular y testigo clave en la investigación que Pérez lleva adelante. La propia Keiko Fujimori transmitió en una rueda de prensa este jueves que entre los colaboradores que la han acompañado durante los últimos días de campaña y el extenso periodo de recuento, se encontraba Torres.

De acuerdo al fiscal anticorrupción, Keiko Fujimori cometió la infracción que amerita su encierro al reunirse con Torres aunque ella alega que no es testigo del caso abierto por encubrir aportes electorales recibidos ocultamente. En abril pasado, el juez Zúñiga dio autorización a Fujimori, por excepción, para viajar por el país para hacer campaña proselitista por el balotaje del domingo pasado.

La Fiscalía solicitó al menos 30 años y 10 meses de prisión para la hija del expresidente Alberto Fujimori y penas diversas para otros 41 acusados. Keiko Fujimori ya pasó quince meses en prisión provisional entre 2018 y 2020.

Cabe preguntarse cuál habría sido el comportamiento de la justicia peruana en el caso de que la candidata e hija del autoritario presidente Alberto Fujimori hubiese ganado el proceso electoral contra su rival Pedro Castillo.

Perú continúa en una severa crisis política marcada por la implacable campaña contra la corrupción que mantiene la justicia. Prácticamente la totalidad de los ex presidentes Perú ha caído en investigaciones contra la corrupción. El propio Alberto Fujimori continúa cumpliendo su condena de 20 años de prisión, mientras Alejandro Toledo, Ollanta Humala o Pedro Pablo Kuczynski cuentan con condenas por corrupción en su haber, mientras Alan García evitó su detención y procesamiento suicidándose. Incluso Martín Vizcarra está siendo investigado.


corrupción /  Keiko /  Perú /