Redacción •  Actualidad •  27/11/2019

CNT exige el reconocimiento de enfermedad profesional en La Rueca

CNT denuncia que la mutua debe reconocer como enfermedad laboral la “sensibilidad química multiple” de Ana Lucy, trabajadora de la limpieza.

CNT exige el reconocimiento de enfermedad profesional en La Rueca

La Sensibilidad Quimica multiple (SQM) es una enfermedad clasificada como “alergia no especifica”. Debido al desconocimiento general sobre ella, y la falta de un tratamiento estable y concreto dentro del sistema público de salud, es considerada por afectados y expertos como una enfermedad infradiagnosticada a día de hoy. Los síntomas pueden reproducirse a lo largo del tiempo, causados por una exposición aguda y repetida, en ocasiones relacionada con una sustancia química olorosa.

Con el tiempo estas reacciones adversas se hacen crónicas y comienzan a aparecer también en exposiciones de baja intensidad de cualquier producto químico, incluso en sustancias sin relación, implicando los daños a múltiples sistemas orgánicos de una persona.

El caso de Ana Lucy está efectivamente relacionado con su empleo como trabajadora de la limpieza. Hace dos años comenzó a sufrir cefaleas, insuficiencias respiratorias, mareos, dolor de piernas y otros síntomas que se repetían cada vez con más frecuencia y dolor. A principios de 2019 Ana Lucy acude alarmada a su médico de cabecera, que tras estudiar su caso y con evidencias contrastadas decide remitirla al profesional de la mutua asegurada de La Rueca Asociación.

Este médico a su vez, da de baja a la trabajadora descartando una alergia común y valorando que se trate de una intolerancia más aguda a los productos químicos propios de su labor. La recomendación fue entonces sustituirlos por productos neutros y el cumplimiento de una seguridad laboral completa. La empresa nunca llegó a incorporarlos tras el alta y se limitó a ofrecerle unos guantes y mascarillas junto a un curso de prevención de riesgos, que llegó apresurado y demasiado tarde.

La actividad de Ana Lucy en La Rueca Asociación se remonta diez años atrás, cuando comenzó a formar parte de la plantilla de esta entidad privada, que paradójicamente tiene con fin último la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad social. Enlazó sucesivos contratos temporales y se ocupó de la totalidad de las tareas relacionadas con el orden y la limpieza, aun cuando la empresa crecía y el numero de oficinas y estancias aumentaba considerablemente. En el reguero de derechos perdidos que ha dejado la entidad, están los trayectos entre centros que Ana Lucy hacía en transporte público y que no computaban en el horario de su jornada.

Entre las más graves, la falta de formación en prevención de riesgos laborales a la plantilla, donde se podría haber constatado a tiempo que la trabajadora de la limpieza lo hacía en centros sin la debida ventilación, bajos y locales, donde la mayoría de las salas no tenían ventanas, acumulándose la humedad junto a productos no neutros. A este comportamiento, se suman las presiones que ella sintió por parte de la dirección en muchos momentos, y que no fueron denunciadas dada la inestabilidad laboral y el miedo a perder su empleo. Presiones que se intensificaron con su acuciante enfermedad laboral.

En la actualidad sufre una recaída tras su incorporación que la mantiene de baja. Una incapacidad que la aseguradora Fremap niega ahora mantener relación alguna con el ámbito laboral y que deja fuera a la empleada de la protección que merece y le corresponde. Esta situación incomprensible a la que La Rueca Asociación también añade el desamparo para con Ana Lucy.

Los distintos diagnósticos y un primer tratamiento al que se ha sometido los últimos meses, han tenido que ser sufragados por ella misma, que por otra parte se ha visto obligada a cambiar radicalmente de hábitos alimenticios y otras cotidianidades como una colada o espacios cerrados donde se haya usado especialmente productos químicos.

Consideramos que son los responsables legales de esta situación, y exigimos el reconocimiento médico de la enfermedad laboral que padece a causa de su trabajo a la aseguradora Fremap, siendo La Rueca Asociación cómplice último de esta vulneración de los derechos laborales que se está cometiendo en contra de la dignidad e integridad de nuestra afiliada. Hechos que ya hemos llevado al juzgado y que esperamos se resuelva favorablemente dada la evidencia de lo que este sindicato denuncia.

Sección Sindical La Rueca.


CNT /  CNT F. Comarcal Sur-Madrid /  Sensibilidad Quimica multiple /