Redacción •  Actualidad •  26/12/2020

El movimiento vecinal se vuelca contra la intención del Ayuntamiento de Madrid de cerrar el EVA

  • El Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA), una iniciativa establecida en el antiguo Mercado de Legazpi, se estableció hace 4 años y ha contado con la participación de más de 20.000 personas.
  • El Ayuntamiento justifica la expulsión de la iniciativa para trasladar a las instalaciones el SAMUR.
El movimiento vecinal se vuelca contra la intención del Ayuntamiento de Madrid de cerrar el EVA

Colectivos, plataformas y el movimiento vecinal del distrito de Arganzuela han anunciado una campaña de movilización en defensa del proyecto del Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA), una iniciativa que desde hace cuatro años ha generado más de 400 proyectos y ha contado con la participación de decenas de miles de personas. Ahora, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Martínez-Almeida, pretende poner punto y final a este espacio de forma unilatera.

Según justifican desde la Junta Municipal, la retirada de la cesión, establecida mediante un decreto en 2017, el consistorio precisa el espacio del antiguo Mercado de Legazpi para trasladar allí las instalaciones del SAMUR y Protección Civil. Una excusa utilizada en otras actuaciones del Ayuntamiento para retirar cesiones de espacios para participación ciudadana en otros distritos, como el caso de Tetuán, donde se revocó el proyecto iniciado durante el mandato de Ahora Madrid en el Mercado de San Enrique.

Desde EVA exponen que no existe ningún problema para el traslado del SAMUR a las instalaciones, lo que no supondría ningún problema ni conflicto con las actuales actividades del espacio. Así mismo, apuntan que el coordinador del distrito,. Carlos Martínez Serrano, también fue responsable del desalojo del propuo SAMUR de las instalaciones del Mercado de Legazpi, que posteriormente quedarían sin absolutamente ningún uso durante una década.

«EVA ha supuesto durante todos estos años un enorme activo para el barrio, el distrito y la ciudad de Madrid», apuntan desde el espacio. «Frente al interesado desconocimiento mostrado por la actual Junta dekl Distrito y algunos medios de comunicación, EVA obtuvo la cesión en proceso de concurrencia pública en el que concurrieron varias propuestas y entidades, y que fue objeto de un dictamen favorables del Consejo Territorial del Distrito de Arganzuela», exponen, contradiciendo las acusaciones emanadas de la propia administración municipal de tratarse de un espacio concedido arbitrariamente por el anterior ejecutivo de la capital.

«Durante estos cuatro años de cesión han participado en el espacio más de 100 colectivos, se han realizado más de 400 actividades diferentes, hasta el año 2020 han pasaro por el espacio más de 20.000 personas», apuntan desde EVA.


EVA /  Madrid /  participación ciudadana /