Redacción •  Actualidad • 26/06/2020

CGT condena y rechaza los asesinatos de las compañeras en lucha por parte de Turquía y señala el silencio cómplice de la Comunidad Internacional

La organización anarcosindicalista continuará apoyando la Revolución de Rojava que lleva desarrollándose más de 8 años, y colaborando con el movimiento Women Defend Rojava.

CGT condena y rechaza los asesinatos de las compañeras en lucha por parte de Turquía y señala el silencio cómplice de la Comunidad Internacional

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha emitido un comunicado de condena y repulsa por los crímenes de varias mujeres, una de ellas compañera de la Coordinación del Kongra Star de la región del Eúfrates, en una ofensiva liderada por el Estado turco que consistió en el bombardeo de varias viviendas civiles en Kobane (Siria).

Según la CGT, este nuevo ataque del Estado turco no es algo puntual ni espontáneo, sino que obedece a un ejercicio de acoso y derribo en este caso a las mujeres de la conocida como Revolución de Rojava, un movimiento que lleva más de 8 años fomentando y ejerciendo la democracia radical, la ecología social y logrando la liberación de las mujeres mientas que las grandes potencias mundiales –entre las que se encuentran Turquía, sus aliados yihadistas y Rusia-, han permitido el asesinato de más de 12.000 personas, compañeras que luchaban contra el Estado islámico (ISIS) dando ejemplo de valentía y de organización contra el fascismo a nivel mundial. En este sentido, la CGT recalca que los ataques también se han concentrado en otros puntos, como la Casa de las Mujeres (Mala Jin) donde las compañeras han logrado un empoderamiento real y protegen a otras mujeres.

CGT considera que resistir es vencer, y en este sentido las compañeras y los compañeros en lucha en el norte y este de Siria llevan demostrándolo años. Su lucha es bien conocida por la Comunidad Internacional, como también los planes de los Estados fascistas, como el turco, que no desisten en su intento de acabar con esta revolución asesinando y acosando a este pueblo. Por todo ello, desde CGT señalan el silencio cómplice que se ha impuesto tras conocerse estos brutales asesinatos, que son crímenes de guerra, y que seguirán intensificándose si no se toma conciencia y se actúa presionando desde la sociedad civil.


CGT /  Kobane /  Redacción /  Rojava /  Turquía /  Women Defend Rojava /