Redacción •  Actualidad • 16/10/2020

El Partido y la Juventud Comunista de la Región de Murcia denuncian la insostenible situación de los trabajadores del campo

Esta situación de precariedad y abuso se evidencia con la noticia que se conoció hace unos días donde un capataz del campo de Cartagena violaba sistemáticamente a sus trabajadoras con la coacción de que si denunciaban los hechos no volverían a trabajar.

El Partido y la Juventud Comunista de la Región de Murcia denuncian la insostenible situación de los trabajadores del campo

Comunicado

La situación de precariedad en el sector agrícola murciano no es una noticia desconocida para nadie, las jornadas interminables, los salarios por debajo del SMI o la no afiliación a la seguridad social son algunas de las características que definen este sector, uno de los más importantes de nuestra Región y al que hace tan solo unos meses se les aplaudía en los balcones por su labor y esfuerzo para suministrar alimentos durante el confinamiento.

Las mismas empresas, así como las patronales (PROEXPORT, COAG y ASAJA) impiden que se puedan mejorar las condiciones de extrema precariedad en el campo. Sin ir más lejos, el pasado mes de julio bloquearon la negociación del convenio agrícola y el de cosecheras de tomate, el cual afecta a 40.000 personas. A esto se le suma la falta de medidas higiénicas y de seguridad tanto en el ámbito laboral como en el transporte para prevenir los contagios de Covid-19, ya que los datos demuestran que gran parte de los contagios de la Región vienen de este sector.

Esta situación de precariedad y abuso se evidencia con la noticia que se conoció hace unos días donde un capataz del campo de Cartagena violaba sistemáticamente a sus trabajadoras con la coacción de que si denunciaban los hechos no volverían a trabajar.

Ante esto pedimos que se retomen las negociaciones de los convenios para que se pueda regular la actividad laboral de nuestro campo, así como una mayor vigilancia por parte de las autoridades regionales de la situación, actuando para asegurar que el sector cumpla con las normativas vigentes y que no haya ningún trabajador en situación de explotación. Para ello tanto el PCRM y la Juventud Comunista seguiremos denunciando cada una de las injusticias que se den en el campo y reivindicaremos el derecho de todas las trabajadoras a asegurar la dignidad dentro de su ámbito laboral.


PCRM /