aa •  Redacción •  Actualidad •  10/05/2020

Adelante critica que la Junta continúe con el oscurantismo sobre las residencias de personas con diversidad funcional en la crisis

 · Constatan que las visitas médicas no se están realizando en la mayoría de los centros afectados por el Covid-19.

 · Piden que se mejore el protocolo con las personas con autismo y con discapacidad intelectual con la realización de pruebas.

Adelante critica que la Junta continúe con el oscurantismo sobre las residencias de personas con diversidad funcional en la crisis

Adelante Andalucía ha criticado duramente que la Junta siga sin dar información sobre la situación de las residencias de personas con diversidad funcional en la crisis del coronavirus Covid-19. Así, Vanessa García, parlamentaria de la formación, ha mostrado su preocupación al constatar que en un informe que le ha remitido por la Consejería de Salud vienen datos demasiado generales y cifras que no concuerdan, además de que el departamento siga sin dar informaciones concretas sobre este tipo de centros.

Otra cuestión “desalentadora” que ha resaltado la parlamentaria es la falta de profesionales sanitarios que realicen visitas a este tipo de residencias. Así, la Consejería ha reconocido que de los 10 centros de personas con diversidad funcional con más casos de contagio, sólo cuatro recibían la visita de profesionales sanitarios, mientras que en los restantes sólo se les hace un seguimiento telefónico “a personas vulnerables que muchas veces no pueden ni comunicarse con facilidad”. En este sentido, García ha hecho hincapié en que las residencias no son centros sanitarios, por lo que “volvemos a reclamar las visitas médicas, como han estado pidiendo las familias y los colectivos desde el inicio de la crisis, pero la Consejería no les ha hecho caso”. Además, la parlamentaria ha incidido en que en ningún momento Salud ha concretado cuáles son ninguno de estos centros ni en qué provincia se encuentran.

Asimismo, García ha criticado con dureza que no se esté siguiendo el protocolo adecuado, con respecto a las personas con autismo y discapacidad intelectual: “No se les está haciendo test, así que nada más que tienen síntomas se las aísla sin saber si están contagiados o no, con lo que el aislamiento puede suponer de negativo para la evolución de estos residentes, por eso pedimos que se les realicen las pruebas a estas personas vulnerables para actuar en consecuencia y evitar riesgos”.

En cuanto a la plantilla de estos centros, la parlamentaria se ha visto también negativamente sorprendida al constatar que el informe de la Consejería de Salud no aseguraba que hubiera personal suficiente, “sino que sólo ‘parece ser’ que numerosas entidades han suplido bajas con plantilla de los centros de día y ocupacionales”. “Es decir, la Junta no sabe lo que está ocurriendo en los centros con el personal, con las necesidades de apoyo que tienen estas personas es esencial que cuenten con los trabajadores necesarios”, ha criticado García.

Por otro lado, de definitiva, Vanessa García ha afeado a la Consejería de Salud que tampoco esté haciendo pública la información ni dando los datos ni a las familias ni a los diferentes colectivos sobre la situación de estas residencias, a pesar de que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad obligue a las Administraciones Públicas a dar esta información estadística.


Andalucía /  Junta de Andalucía /  residencias /