Partido Comunista de España (PCE) •  Opinión • 29/10/2020

España debe una excusa a Venezuela por la fuga de Leopoldo López

El persistente intento de Estados Unidos y sus aliados para derribar al gobierno de Nicolás Maduro, ha tenido en los últimos días un episodio que afecta a España, cuyas consecuencias pueden complicar todavía más las relaciones españolas con Venezuela. La fuga de Leopoldo López de la embajada española en Caracas y su posterior traslado en avión a Madrid ha tenido, sin duda, complicidades, que es urgente aclarar para preservar el crédito de los servicios diplomáticos españoles. El gobierno venezolano ha pedido explicaciones sobre las circunstancias de la fuga de López, un peligroso colaborador del terrorismo, de la embajada española en Caracas.

Leopoldo López fue corresponsable de las provocaciones que causaron más de cuarenta muertos en 2014 en el interior del país; colaboró en la intentona golpista de abril de 2019, y contribuyó desde la embajada española en el fallido intento de invasión de Venezuela desde territorio colombiano en mayo de 2020, con la complicidad de ese gobierno y el apoyo norteamericano. La operación Gedeón, nutrida por decenas mercenarios que desembarcaron en playas cercanas a Caracas, tenía la pretensión de establecer una cabeza de puente en el país para facilitar una posterior intervención militar norteamericana.

Cuando López se refugió en la embajada española en Caracas, el gobierno español y la Unión Europea se comprometieron a que su estancia en la legación diplomática no comportaría el desarrollo de acciones políticas hostiles contra Venezuela. La oposición al gobierno de Maduro no radica en la fortaleza de los Guaidó, Capriles y López, sino en el Departamento de Estado norteamericano, en el gobierno colombiano y, en menor medida, en la Unión Europea, cuya comisión ha cedido a las imposiciones de Washington contribuyendo al acoso a Venezuela.

La presión y el chantaje diplomático de Estados Unidos han llevado a que decenas de países reconozcan a un ficticio presidente como Guaidó, y postulen una irreal negociación al margen de los cauces democráticos y de las elecciones donde se expresa la población venezolana. La celebración de los próximos comicios del 6 de diciembre en Venezuela es rechazada por Estados Unidos y la Unión Europea, contribuyendo así al acoso a Venezuela que tantas dificultades ha creado en el país. El Partido Comunista de España trabajará para que España y la Unión Europea dejen de oponerse a la celebración de unas elecciones legales que se realizan en cumplimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Tras su fuga, López se ha puesto “a las órdenes de Guaidó”, sin duda a la espera de las ulteriores decisiones del Departamento de Estado norteamericano.

El Partido Comunista de España considera que el gobierno venezolano está en su derecho de investigar las circunstancias en las que se organizó la fuga del prófugo Leopoldo López.

El Partido Comunista de España reitera su solidaridad con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el apoyo a sus legítimas instituciones, condena las constantes intromisiones y ataques a la soberanía del país, y pide la aclaración inmediata de las circunstancias de la fuga de Leopoldo López, así como la asunción de todas las responsabilidades, en el nivel que se hayan producido, para no contribuir al deterioro de nuestras relaciones con Venezuela, un país hermano; al tiempo que exige a la Unión Europea y a Estados Unidos el cese de su deshonesta política de acoso al gobierno venezolano de Nicolás Maduro.


Opinión /