Jesús Chucho García •  Opinión • 17/09/2020

¿Reconocerá la ONU reimpulsar las reparaciones ante los efectos nocivos de la esclavitud?

Septiembre es el mes de la Asamblea General anual de la Organización de las Naciones Unidas que se realiza en su sede ubicada en New York, Estados Unidos. A 12 meses de cumplirse las dos décadas de la III Conferencia Mundial Contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y sus formas conexas (septiembre 2001) y los seis años del lanzamiento del Decenio Internacional sobre los pueblos afrodescendientes (2015/2024. www.un.org.org.decade), corresponde revisar el cumplimiento, por parte de los Estados, del Plan de Acción de Durban (www.un.org.ddpa), así como el Decenio Internacional Afrodescendiente ( www.un.org.decade), y la polémica en torno a las Reparaciones sobre los crímenes históricos causados por la Trata negrera, la esclavitud y sus consecuencias en la actualidad, ante desapariciones forzadas de líderes y lideresas afro (Colombia, Honduras, Brasil), crímenes raciales en Estados Unidos, el reclamo de las tierras, los derechos políticos, económicos, sociales y culturales, entre otros aspectos importantes para alcanzar los niveles de igualdad de las y los afrodescendientes.

Pocos han sido los países que están cumpliendo con el Decenio de los pueblos afrodescendientes, bajo los principios de Justicia (Reparaciones), Reconocimiento y Desarrollo. Pocos son los países que han firmado ese compromiso universal. La República Bolivariana en el 2018, firmó el compromiso de implementar el Decenio en nuestro país, después que realizamos una gran Asamblea de afros, latinos e indígenas en Harlem, Nueva York (septiembre 2015) con la presencia del presidente de Saint Vicent y las Granadinas, Ralph Goncalvez y el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolas Maduro Moros.

En marzo (2018), realizamos el encuentro internacional afrodescendientes (Cancillería venezolana y viceministerio para América del Norte), de donde salió una agenda nacional internacional para su implementación, la cual a duras penas se está cumpliendo.

En mayo del 2018 ayudamos a organizar, bajo el auspicio de la Cancillería venezolana y el viceministerio para América del Norte y Viceministerio para África, el congreso Internacional sobre Reparaciones, de donde salieron tres propuesta: creación de un grupo internacional de juristas (África, Caribe, América Latina y el Caribe), impulsar las reparaciones a nivel de los organismo multilaterales (ONU, ALBA, Petrocaribe y Mnoal) y la creación de un Centro virtual de Investigaciones sobre Reparaciones ( proceso que está en avance de construcción).

A lo largo de 2019/y febrero 2020, se organizó el seminario internacional sobre reparaciones contando con la participación de especialistas internacionales. Venezuela ha sido el único país juntos con Saint Vicent y Caricom, Comisión Nacional de Reparaciones en EEUU, así como algunos países de África (Namibia, Zambia, Burundi) que tiene esa bandera de lucha como lo reafirmo el presidente Maduro en el Encuentro internacional Afrodescendientes, en el marco del Foro de Sao Paulo.

Nuestro país debe seguir a la vanguardia sobre el tema de reparaciones sobre lo cual hay tres propuesta bien concretas para dar ejemplo mundial de aplicación de la justicia reparativa. Devolver las tierras a Turiamo (Costa de Aragua) de donde fueron expulsados sus pobladores por la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, al igual que al pueblo de Osma (Estado La Guiara) y también en el caso de la tragedia del Grupo Madera, como lo expuso la psicóloga y activista Nelly Ramos en el marco del seminario sobre Reparaciones.

Urgente reparativo electoral

Hoy Reparar en Venezuela, mas allá de Turiamo, Osma y Madera, también es exigir reparaciones causadas por el bloqueo criminal que ha afectado no solo a los pueblos afro, sino al pueblo en general. También reparar es la apertura del debate político sobre el rol protagónico afro en los procesos electorales, no como relleno para sumar votos a candidat@s que nunca se han sacrificado por nuestros pueblos y aparecen con sus máscaras negras pero de alma hipócritas y de supremacía blanca oculta. No, así no, sino como hemos venido sosteniendo con rol protagónico,  pero para eso es urgente modificar la ley electoral y hacer como está haciendo el CNE con los indígenas, dándoles rol protagónico en los 10 Estados, como se recoge en esta nota de prensa: “La presidenta del Consejo Nacional Electoral, (CNE) Indira Alfonzo, sostuvo una reunión, este viernes, a través de una videoconferencia con los jefes y jefas de las Oficinas Regionales Electorales (ORE) de 10 estados que escogerán diputados y diputadas por los pueblos originarios (Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Zulia, Mérida, Monagas, Sucre y Trujillo)”.

¿Y porque no con los afros que constituimos el 35% del electorado venezolano y estamos ubicados en diez Estados estratégicos del país?

CHU CHE RIAS

–—–Que vergüenza…que deshonor, que, para llegar a Barlovento en transporte público, los choferes y los pasajeros sufran el calvario del cobro del peaje. ¿Donde? En las siguientes alcabalas: Guerenas-Guatire, cerca de El Parador, sector Las Lapas, lugar de donde incluso regresaron un bus y un teniente dijo que no importaba si traen infantes o no…pa tras…asi a lo arrecho. Es indignarte y más cuando era semana flexible. ¿Qué dice el gobernador? Que dice el Instituto del Transporte, que dice la Guardia Nacional Bolivariana ante estos abusos. Se debe abrir una averiguación ya.

—-Preguntas al gobernador del Estado Miranda, Héctor Rodríguez, con toda consideración y respeto: ¿cuánto de esas grandes cantidades de fanegas de cacao que salen de Barlovento al exterior, se invierte en el bienestar de los productores, a cuánto se le compra la fanega a pie de mata y en cuánto lo venden al exterior…será justo eso gobernador? Recuerde, Chávez planteo que a la planta de cacao Oderiz debe dar valor agregado, ¿no cree que así se beneficiaría más Barlovento que enviando la materia prima al exterior?

—–¿Cuál es la desidia para poner a funcionar la planta de cacao Oderis ubicada entre Mango de Oocyta y Juan Diaz,  no creen que a más de un quinquenio de la muerte de Chávez es hora del rescate del sueño de Chávez para Barlovento?

—-Hay que revisar el cobre por adelantado de la caja de CLAP en varios sectores de Barlovento que algunos jefes de calle se hacen las y los locos después que le entregan la plata…mosca alcaldes de Barlovento, con el hambre del pueblo no se juega y menos en estos tiempos cruciales.

Jesús Chucho García

https://www.alainet.org/es/articulo/208921


Jesús Chucho García /  Opinión /