Almudena Alba •  Opinión • 13/02/2020

El manual interno de intjerencia en países hostiles a los intereses económicos de EE.UU.; «Guerra No Convencional de las Fuerzas Especiales (TC-18 01)» de 2010

El manual interno de intjerencia en países hostiles a los intereses económicos de EE.UU.; «Guerra No Convencional de las Fuerzas Especiales (TC-18 01)» de 2010

Acabo de conocer este manual de «guerra no convencional», descubierto en una charla de presentación del libro de Arantxa Tirado «Venezuela. Más allá de mentiras y mitos», en la intervención del ex parlamentario europeo Javier Couso [Pasado el minuto 21 del vídeo]. Se trata de uno de esos textos reveladores que pueden llegar a cambiar en minutos la visión del mundo de cualquiera. Por ello, considero importante mostrar algunas pinceladas de este documento interno de las fuerzas especiales de EE.UU., cuya finalidad es, en palabras de Couso, «corregir las inconsistencias en el marco de la doctrina de guerra irregular»;

«En el futuro previsible, las fuerzas norteamericanas se involucrarán principalmente en Operaciones de Guerra Irregular», dice en su prefacio el manual «Guerra No Convencional de las Fuerzas Especiales (TC-18 01)» de 2010.

Se trata de una publicación interna que tiene el propósito de especificar y corregir inconsistencias en el marco de la doctrina de guerra irregular. Consta de 97 páginas, estructurado en tres capítulos y cuatro apéndices.

«Las intenciones en los esfuerzos de Guerra No Convencional (GNC) de los Estados Unidos buscan explotar las vulnerabilidades políticas, militares, económicas y psicológicas de un poder hostil, mediante el desarrollo y el sostenimiento de fuerzas de resistencia que cumpla con los objetivos estratégicos de los Estados Unidos«. Así, sin rubor alguno, va explicando y jerarquizando en su introducción.

«La combinación de los efectos de dos líneas de esfuerzo, en gran medida genera los resultados finales de una campaña de GNC. Los esfuerzos son el enfrentamiento armado y la subversión», sostiene un poco más adelante el manual.

El aspecto más llamativo de la Gerra No Convencional –aparte de las obvias violaciones a la legislación internacional en relación a su soberanía, integridad territorial y la pérdida de vidas humanas / propiedades, etc.– es su finalidad: «el objetivo es el esfuerzo agresivo y proactivo por influir psicológicamente a la población para que se posicione contra su gobierno. Busca la creación de una atmósfera de amplio descontento mediante la propaganda y los esfuerzos políticos y psicológicos para desacreditar al Gobierno y lograr la infiltración en la administración, en la policía, en las fuerzas armadas y las organizaciones políticas».

Hay tres características de esa «resistencia» que moldea el tutelaje de Estados Unidos dentro del marco de la GNC, «disposición de cooperar con los Estados Unidos», «objetivos e ideología compatibles» y «un liderazgo capaz en la resistencia».

Del liderazgo de la resistencia «tiene que existir una disposición genuina, desarrolla el manual, para cooperar y colaborar con los Estados Unidos».

De abajo hacia arriba se describe el proceso de estructuración de una insurgencia o resistencia en el marco de la Guerra No Convencional. Va describiendo cada etapa conquistada y coloca a la sociedad y al país ya no digamos en pie de guerra, sino dando el salto hacia la misma. Toda una fraseología que puede resultar bastante conocida para muchas personas hoy en día, por decir lo menos y no desviarnos.

Rebobinando un poco, la estructuración que en su base entraña una serie de acciones clandestinas en ascenso dramático, hasta pasar de una fase clandestina a otra abiertamente insurreccional se enmarca, a su vez, dentro de un marco conceptual mayor de siete etapas.

«El esbozo de las siete fases de la GNC es un constructo conceptual que ayuda en la planificación. Ilustra las fases normales de una GNC. El personal no debe confundir las siete fases de la GNC con las fases del desarrollo por el que progresan las fuerzas amigas de la resistencia. Es importante para los planificadores reconocer cuando factores tales como el tiempo, condensa o modifica la progresión habitual de las siete fases. Además, algunos elementos operativos puede que solo apoyen una parte de la campaña y por lo tanto se pierdan alguna de las siete fases. No obstante, todos los elementos operativos deben entender cómo su esfuerzo individual calza dentro de la campaña general», detalla el manual.

 

* Injerencia, no «intjerencia» [disculpas por la errata. No la cambiamos para no romper el enlace, ya bastante difundido].


Almudena Alba /  Opinión /