Diseccionando a El País •  11/03/2021

La réplica de Iglesias al discurso «popular» sobre la Ley de Vivienda: «Ustedes están comprados y los poderes mediáticos están comprados»

La réplica de Iglesias al discurso «popular» sobre la Ley de Vivienda: «Ustedes están comprados y los poderes mediáticos están comprados»

Medios de comunicación que publicaron la noticia sobre la próxima aprobación de la Ley de Vivienda, una de las iniciativas que más tensiones han provocado en el seno del Gobierno de coalición, se quedaron en titulares como «Pablo Iglesias afirma que la ley de Vivienda estará lista este mes con regulación del precio del alquiler y prohibición de desahucios» (El Mundo); o «Pablo Iglesias confía en que la nueva Ley de Vivienda se apruebe este mes de marzo» (ABC). El vídeo que ofrece ABC muestra la intervención inicial del vicepresidente, pero no su descarnada respuesta al PP. La Agencia EP recogía gran parte de esta respuesta pero nadie la replicó, a pesar de que la agencia de noticias envía su nota a todos y cada uno de los grandes grupos mediáticos.

El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 aseguró el miércoles en el Congreso que confía en poder aprobar este mismo mes de marzo la nueva Ley de Vivienda y que esta incluya la regulación del precio del alquiler, tal y como recoge el acuerdo de Gobierno. Iglesias remarcó que esta regulación estará incluida, y que no solo forma parte de estas directrices, sino también del acuerdo de Gobierno del pacto para aprobar los Presupuestos de 2021 entre el PSOE y Unidas Podemos.

Su vicepresidencia se compromete a regular las rentas de alquiler, medida que «se ha demostrado como una efectiva» en otros países, como Alemania, Francia, o Italia, pero también en Barcelona.
«Dicen que la regulación de los alquileres no sirve para bajar los precios. Es falso», señaló, asegurando que los precios cayeron más en zonas declaradas como ‘tensionadas’ y, por tanto con los precios intervenidos.
También defendió que esta regulación no ha provocado una disminución de los contratos, pues en el último año ha aumentado el número de contratos frente a la caída en zonas no reguladas. «Frente a sus mentiras al servicio de las patronales inmobiliarias, datos, datos, datos», subrayó el vicepresidente segundo.

Desde el PP interpretaron que regular es «sembrar el caos y la inseguridad jurídica en el mercado de la vivienda» y «prenderle fuego», en referencia a las declaraciones de Iglesias, acusando a Unidas Podemos de «aprovechar el dolor y sufrimiento» de la pandemia para vencer «la batalla cultural» sobre la vivienda, calificando tal cosa como «el ejercicio más indecente de política vivido en los últimos años», así como permitir y fomentar la ocupación ilegal.

Luego, desde el PP acusaron a Iglesias de ocupar, un «deporte que practica todos los días, ocupando competencias que son del PSOE», y protestaron porque el Gobierno que no ha recurrido la Ley de vivienda aprobada por el Parlament de Cataluña pues consideran que así «lo que está haciendo el Gobierno es defender la ocupación».

Ante la cita de Iglesias del artículo de la Constitución del derecho a la vivienda digna y adecuada, un derecho que a su juicio no se cumple, la diputada del PP, Gamarra, replicó con el derecho a la propiedad privada, según el cual «nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos salvo por causa justificada o interés social».

El vicepresidente de Derechos Sociales criticó cómo el rechazo del PP a la regulación de los alquileres se acompaña con peticiones de más oferta, cuando el ‘boom’ inmobiliario no rebajó los precios, y que ahora España concentra un tercio de la vivienda vacía en Europa y, desde 2015, una de cada tres viviendas registrada en España es de un banco o de un fondo de inversión.

«Ustedes, señorías, están todos comprados»

La fecha en la que la Ley de Vivienda estará lista quizás no sea tan importante para entender las resistencias a su aprobación desde la bancada popular. El vicepresidente fue meridianamente claro en una respuesta que pasó aún más desapercibida en los medios corporativos afines o próximos al PSOE, que eluden difundir cualquier asunto en el que la postura de Unidas Podemos se imponga a la del otro socio de Gobierno.

En su réplica, Iglesias explicó por qué los ‘populares’ «repiten los argumentos de las patronales inmobiliarias» y «son tan explícitos y claros». «Hay un documento que ayuda a entender por qué», y a continuación enumeró los constructores y sus empresas inmobiliarias que figuran en los ‘papeles de Bárcenas’, como financiadores ilegales del PP a cambio de favores: Luis del Rivero (Sacyr Vallehermoso), Juan Miguel Villar Mir (OHL), José Mayor Oreja (FCC), Manuel y Guillermo Contreras (Grupo Azvi), Alfonso García Pozuelo (Constructora Hispánica), Juan Manuel Fernández Rubio (Adelsa Construcciones), Joaquín Molpeceres (Constructora Licuas y Coarsa), Antonio Vileda (Construcciones Rubau), José Luis Sánchez Domínguez (Grupo Sando), Antonio Pidal (Constructora Gruesa), José Antonio Romero Polo (Empresa Romero Polo), Ignacio Ugarteche (Urazca), Ramón Aillén (Constructora Copisa Sorigué), Camilo José Alcalá (Cyopsa-Sisocia).

«Ustedes, señorías, están todos comprados», añadió Iglesias, asegurando que con ese listado «se entiende perfectamente» cómo el PP se opone a una regulación de precios y defiende «que la solución es construir más viviendas en el país con más viviendas vacías de Europa». «Están al servicio de los grandes constructores, esos que les han financiado desde hace décadas», aseveró.

«El que paga manda»

Enseguida, el vicepresidente trasladó la misma crítica del PP a los principales medios de comunicación de España en cuanto a difusión, como Mediaset, Atresmedia o PRISA, -«recordemos cuál es la estructura de propiedad de los principales grupos de poder mediático en España«. Entre sus principales accionistas figuran fondos buitre o bancos como Blackrock, Fidelity, Ins Co, Adelphi Capital, JP Morgan o Sangroud (en el caso de Mediaset), Banco Sabadell y JP Morgan (Atresmedia) o Amber Capital, HSBC, Santander o La Caixa (Prisa).

«Si son fondos de inversión, buitre y grandes constructores los que pagan sobresueldos de un partido, su sede y están en la estructura de propiedad de los grandes poderes mediáticos, digamos la puñetera verdad: Ustedes están comprados y los poderes mediáticos están comprados», dijo el vicepresidente.
En esta línea, ha asegurado que «desde el Gobierno y la Vicepresidencia Social» defenderán «los derechos de millones de familias que necesitan que, de una puñetera vez, haya en este país un Gobierno que entienda que la vivienda no es, ante todo, un bien de mercado sino un derecho».


Diseccionando a El País / 

César Pérez Navarro

 

Todo el mundo hace algo para sentirse realizado, o sencillamente, sentirse bien. En mi caso, he colaborado como arqueólogo de la Federación Estatal de Foros por la Memoria y del Foro por la Memoria de Córdoba, la ciudad donde vivo y nací, y escribo en este blog, en Tercera Información y en otros medios sociales y contrahegemónicos entre otras actividades que incluso podrían considerarse como “subversivas” teniendo en cuenta los tiempos que corren. Licenciado en Geografía e Historia y especializado en arqueología, mi profesión inicial, y estudios que recomiendo a cualquiera, aunque los planes actuales no sean lo que eran. Hoy me dedico al periodismo social y me preocupo, sobre todo, por la influencia de las corporaciones de la comunicación sobre los ciudadanos y las técnicas de manipulación de masas desarrolladas desde Edward L. Bernays.