Agencias / Hispan TV •  Internacional • 23/08/2020

Ramón Timothy López, la última víctima mortal de la brutalidad policial en Estados Unidos

  • Ramón Timothy López falleció a causa de la asfixia provocada por los agentes de la policía de Phoenix, en el estado de Arizona, que lo había detenido por robar un refresco en una tienda.
  • Los agentes mantuvieron a López inmovilizado y presionado contra el asfalto calentado por las altas temperaturas de la ciudad.
Ramón Timothy López, la última víctima mortal de la brutalidad policial en Estados Unidos
Captura del vídeo de las cámaras incorporadas en los uniformes de los agentes

Ramón Timothy López es la última víctima de la brutalidad policial en unos Estados Unidos sumidos en la indignación ante las prácticas de las fuerzas de seguridad. López, de 28, murió tras ser arrestado por unos agentes de policía en Phoenix, Arizona, por robar un refresco en una tienda.

En el vídeo, hecho público por las propias autoridades de Phoenix, se puede ver como López pierde el conocimiento tras permanecer varios minutos inmovilizado contra un asfalto terriblemente recalentado por las altísimas temperaturas que alcanza la capital del estado de Arizona. Uno de los agentes sujeta las piernas de Ramón, otro pone su rodilla en el muslo del detenido y un tercero presiona su rodilla en la espalda. La voz de Ramón se escucha en este momento, gimiendo y gritando.

Tras mantenerlo en esta condición durante seis minutos, los oficiales trasladan al hombre a la parte trasera de un vehículo policial. Después de unos minutos, el auto entra en un estacionamiento. Una cámara de vigilancia corporal muestra a Ramón inmóvil en el asiento trasero del vehículo.

Enseguida se observa a unos policías sacando a Ramón del coche y echándole agua en la cabeza para reanimarlo, pero la medida no responde y el joven estadounidense fue llevado a un hospital donde fue declarado muerto.

Según Sky News, el incidente sucedió aproximadamente a las 10.40 am (hora local) del 4 de agosto en Phoenix cuando los termómetros marcaba 38º a la sombra. Según el Servicio Meteorológico Nacional, el asfalto expuesto a la luz directa del sol superar la temperatura ambiente en más de 15º.

La causa de la muerte está pendiente del reporte del médico forense, mientras se están llevando a cabo dos investigaciones separadas sobre el incidente y las acciones de los policías involucrados.

El hermano de Ramón, David González, en declaraciones ofrecidas a la estación local KNXV-TV, dijo que nadie es perfecto pero su hermano no se merecía nada de eso. “Estaban encima de él con todo su peso sobre el asfalto caliente. ¿Quién no estaría peleando? Él estaba peleando por su vida y perdió”, agregó.

La violencia de la Policía de Phoenix se produce en medio de las protestas generalizadas en los últimos meses en Estados Unidos contra la brutalidad policial y el racismo tras el asesinato del afroamericano George Floyd por un policía blanco en Mineápolis.


Agencias / Hispan TV /  Brutalidad policial /  Estados Unidos /  sucesos /