Redacción •  Internacional • 08/01/2019

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) llama a la rebelión mundial de los pueblos contra el capital

El Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV), repudia y condena el pronunciamiento pro-imperialista y anti-democrático emitido por el denominado “Grupo de Lima”.

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) llama a la rebelión mundial de los pueblos contra el capital

Comunicado

Esa intolerable declaración, contraviniendo los más elementales principios y reglas del derecho internacional, violando básicas y civilizadas normas de convivencia entre naciones y Estados, acentúa la política injerencista, irrespeta la autodeterminación de los pueblos, profundiza la agresión multifacética del imperialismo e intenta agudizar la presión y el Criminal bloqueo internacional contra el pueblo venezolano.

Asimismo busca promover escenarios de renovadas provocaciones fronterizas, violencia interna y fractura de la institucionalidad, con el propósito de imponer el desconocimiento al legítimo y soberano derecho del pueblo venezolano a elegir democráticamente, como lo hizo el pasado 20 de mayo del 2018, al compatriota Nicolás Maduro Moros, como Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

La posición de 13 de los 14 miembros del referido grupo de Lina – con la honrosa excepción del gobierno de la República de México -, se corresponde con el plan de recomposición de la dominación imperialista, adelantada en América Latina y el Caribe por los Estados Unidos de Norteamérica y sus aliados europeos, en el marco de la agudización de las contradicciones inter-capitalistas e inter-imperialistas por un nuevo reparto del mundo, de sus riquezas naturales y fuentes de energía, por la monopolización de los avances científico-técnicos y por el control de mercados, mano de obra calificada y barata, rutas de comercialización y posiciones geoestratégicas.

En este contexto, Latinoamérica es concebida por el aparato financiero-energético-militar-industrial norteamericano y europeo, a cuyo servicio están los gobiernos de las potencias imperialistas, como su retaguardia estratégica que debe ser sometida, dominada, subordinada y recolonizada para poder disponer de sus ingentes recursos sin resistencias de los pueblos.

Ese es el gran sueño de los sempiternos explotadores. La clase obrera y los pueblos latinoamericanos no lo permitiremos: es el momento de la rebelión mundial de los pueblos contra el capital y de profundizar la solidaridad internacional con base al internacionalismo proletario que sustenta la acción consecuente de los partidos comunistas y obreros del mundo.

Venezuela, por las inmensas riquezas que posee y su estratégica localización geográfica, es un territorio históricamente ambicionado por el gran capital transnacional.

Su control por parte del imperialismo estadounidense y europeo, les colocaría en posición estratégicamente favorable en la disputa mundial frente a China y Rusia.

Para lograr tal cometido, se proponen sepultar las conquistas sociales, políticas, culturales del proceso bolivariano y los avances alcanzados por la correcta política patriótica y antiimperialista, lideradas por el Presidente Hugo Chávez Frías, dirigidas a romper la dependencia y construir soberanía, estableciendo necesarias y nuevas alianzas que sirvieran al desarrollo nacional independiente, al impulso de la multipolaridad y al cambio en la correlación de fuerzas a nivel continental y mundial, que le abriese cauce a la derrota histórica del imperialismo.

Retroceder en el camino andado, pese a las inconsecuencias, errores y omisiones presentes en la dirección del proceso bolivariano, las cuales debemos confrontar crítica y autocríticamente al unísono con la acción antiimperialista, sería perder el rumbo trazado de luchar sin desmayo por la liberación nacional y por abrirle verdaderas perspectivas al socialismo-comunismo.

No comprender el momento histórico y perder de vista al enemigo principal: el imperialismo estadounidense y sus aliados europeos, desfalleciendo en la justa senda de luchar por los derechos del pueblo y patria soberana, significa tributar a los intereses de las grandes corporaciones transnacionales que históricamente han ejercido la dominación continental.

Es por ello que el PCV, ante la coyuntura presente de sostenida agresión multifacética y desarrollo de los escenarios de “guerra no convencional” promovida por el imperialismo estadounidense, sus aliados europeos y las cipayas oligarquías latinoamericanas, proclama que nuestra Patria es libre y soberana.

Junto a nuestro pueblo, en unidad y resistencia revolucionaria obrera, campesina, comunera y popular antiimperialista y en alianza con las corrientes militares patrióticas, el Partido Comunista de Venezuela se movilizará con el conjunto del pueblo trabajador de la ciudad y el campo el próximo 10 de enero y en todos los momentos que fuesen necesario, para acompañar y estar presente, en amplia unidad revolucionaria y disposición combativa, en el acto de toma de posesión legítima y constitucional de Nicolás Maduro Moros como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025, en perfecta sintonía, en tiempo, contenido y forma con lo establecido en la Constitución Bolivariana.

¡A SEGUIR LUCHANDO Y A SEGUIR VENCIENDO POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO Y LA PATRIA SOBERANA!

Buró Político del Comité Central
Partido Comunista de Venezuela (PCV)
Caracas, 06 de Enero de 2019.


Partido Comunista de Venezuela (PCV) /  Redacción /