Prensa Latina •  Internacional • 06/12/2019

Demuestran implicación de EE.UU. en golpe de Estado en Bolivia

La implicación de Estados Unidos en el golpe de Estado en Bolivia fue demostrado por un grupo de investigadores latinoamericanos y europeos mediante la confección de un mapa publicado por la agencia rusa Sputnik.

Demuestran implicación de EE.UU. en golpe de Estado en Bolivia

La doctora en ciencias políticas Silviana Romano, -quien integra el equipo de estudiosos-, explicó al servicio internacional de noticias multimedia de Rusia que la investigación esboza cómo agencias del Gobierno norteamericano, corporaciones privadas, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación fueron esenciales para sacar del poder a Evo Morales

Al respecto, la también licenciada en historia dedicada a estudiar las relaciones entre la nación norteña y América Latina, precisó que el denominado mapa de poder muestra la vinculación entre instituciones locales, regionales, trasnacionales y trayectorias personales de políticos para crear el escenario propicio para la acción golpista.

‘Es un trabajo del tipo sociológico y ayuda en este caso a comprender un mínimo porcentaje cómo operan estas instituciones vinculadas a las derechas a nivel local y trasnacional cuando no están de acuerdo en la deriva política-económica de un Gobierno’, comentó Romano.

Asimismo, detalló que el estudio se construyó mediante los esquemas de financiamiento de dos instancias gubernamentales de Estados Unidos como la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid), la cual a su vez, financia a la Fundación Nacional para la Democracia (NED, en inglés).

En ese sentido, la investigadora enfatizó que la NED es un órgano ‘vinculado desde su creación en la década de 1980 a la financiación de contrainsurgencia’ y que aparece ahora detrás de organismos claves en la promoción del golpe contra el primer presidente indígena de Bolivia.

Romano notificó que la institución estadounidense en la actualidad financia directamente a la Agencia Nacional de Prensa de Bolivia y a la Fundación Nueva Democracia, fundada por el senador de Unidad Democrática por el Departamento de Santa Cruz, Óscar Ortiz Antelo, opositor al Movimiento Al Socialismo (MAS).

A su vez, Nueva Democracia es miembro de la Red Atlas, identificada por la intelectual como una organización creada por conservadores norteamericanos para ‘promover el libre mercado y los valores liberales, según decía su propia página Web’, señaló.

Para la historiadora de temas relacionados con la guerra psicológica en los procesos de cambios en la región, lo preocupante es que las organizaciones y fideicomisos de Bolivia vinculados a la Usaid y la NED ‘luego demostraron ser espacios de formación política de oposición a los Gobiernos de turno’, destacó.

‘Eso en cualquier lugar del mundo es considerado una intervención y es un caso que debe ser judicial. Vos no podés ir a otro país a arengar en contra del Gobierno de turno porque así lo quieres. Pero esto sucede todo el tiempo’, concluyó Romano el intercambio con Sputnik.

El mapa de poder sobre las rutas seguidas para el golpe de Estado en Bolivia orquestado por agencias norteamericanas tiene además como autores a la brasileña Tamara Lajtman, radicada en la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Aníbal García, investigador de la Universidad Nacional de México y Arantxa Tirado, formada en Barcelona, España.
 


golpe de estado en Bolivia /  Prensa Latina /