La Tienda Republicana

Lluvia de críticas al alcalde del PP en Cabana de Bergantiños José Muíño por permitir la instalación de una escalera de hormigón en el acceso al Castro de Borneiro

04/08/2018

Vecinos y asociaciones de la zona reclaman que se tomen medidas paliativas para corregir el fuerte impacto negativo que la infraestructura ha tenido en el entorno del yacimiento arqueológico.

El alcalde José Muíño Domínguez (a la derecha de la imagen) en un acto público en Cabana de Bergantiños / Xunta de Galicia

El proyecto, ejecutado en octubre de 2017, y en el que se invirtieron 44.932 euros, fue promovido por el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños y autorizado por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia, que también elaboró el proyecto. 

Para José Muíño Domínguez, el controvertido regidor, hay que elegir entre "discutir el acabado que tiene esta obra o lograr que los niños puedan seguir viniendo". Sin embargo, la escalera de hormigón ha recibido un sinfín de críticas por parte tanto de vecinos y entidades de la comarca, que protestan por haber arruinado el espectacular paisaje de la zona, atravesado por un bosque autóctono.

Un momento complicado para Muíño que además se ha visto implicado este año en un proceso judicial abierto por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de Carballo por un presunto delito contra el patrimonio cultural. 

La supuesta actuación irregular, en una causa que también ha afectado a otras seis personas, tendría que ver con el traslado ilegal de un hórreo inmemorial protegido por Ley en la construcción de una plaza pública con aparcamiento en la parroquia de Canduas, también en Cabana de Bergantiños.