Redacción •  Memoria Histórica •  18/06/2018

Exhumación de tres víctimas de la Dictadura Franquista en Canseco-Cármenes (León)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica  ha comenzado la exhumación de tres milicianos del ejercito republicano enterrados en una fosa común en el cementerio de Canseco, León.

Tres milicianos del ejército republicano serán exhumados en el cementerio de Canseco, León por un equipo de voluntarios y voluntarias de la asociación para la ARMH.

Exhumación de tres víctimas de la Dictadura Franquista en Canseco-Cármenes (León)
La ARMH llevará a cabo durante estos días la exhumación de tres milicianos del ejercito popular muertos en combate días antes de que las tropas franquistas tomaran la localidad. Historiadores citan la entrada de los tropas sublevadas en Canseco y la zona de Villanueva del Pontedo el 20 de octubre del 1937. Los tres hombres cayeron muertos defendiendo el gobierno republicano sobre el 15 de octubre de 1937.
 
La ARMH baraja estás posibles identidades de las víctimas, una vez recogidos los testimonios de las familias, vecinos y revisar los libros de defunciones del Municipio de Cármenes:
 
Tomás Fernández Fernández nació el 12 de abril de 1906, estaba casado y tenía tres hijos. Trabajaba como maquinista de ferrocarriles y estaba afiliado a la C.N.T. Tras la caída del frente norte de León, murió en acto de combate en Canseco, con 37 años de edad. Según el acta de defunción de 1939 data su muerte el 16 de octubre de 1937. A modo de curiosidad, en la misma acta, sitúa la inhumación de su cuerpo en San Andrés de Linares; su familia niega rotundamente este hecho.
 
Antonio Flórez González, vecino y natural de Peredilla de Gordón, nacido el 25 de mayo de 1905. Según el acta de defunción de 1979, su viuda data su muerte el 15 de octubre de 1937 y  la inhumación de su cuerpo en Canseco.
 
Pedro Antonio Gutiérrez Rodríguez, vecino y natural de Llombera de Gordón, nacido el 1 de diciembre de 1915. Según el acta de defunción de 1979, su familia data su muerte el 14 de octubre de 1937 “alcanzado por una bala en la guerra” y  la inhumación de su cuerpo en Cármenes. Sus descendientes aseguran que está enterrado en Canseco.
 
Bienvenido Camporro Rodríguez nació en Riaño-Langreo, el 27 de julio de 1908, estaba casado y residía en Pueblo de Ablaña (Mieres) en el momento en que el ejército franquista entró en Asturias. Ese mismo año 1937, Bienvenido había sido incorporado al Batallón Ferroviario, en el “Hachu”-Mieres. Murió en acto de combate en Canseco (León) a los 28 años, según su familia el 2 de octubre de 1937.
 
Hace varios años el hijo de Tomás Fernández Fernández, soldado republicano, contactó con la ARMH con el propósito de devolver los restos de su padre a Ciaño de Langreo (Asturias) para descansar con los de su viuda.