Redacción •  Xunta de Galicia •  Galicia • 24/05/2020

Puertas giratorias en el PP de Feijóo: El Parlamento gallego exige explicaciones a la exconselleira Beatriz Mato por el caso Greenalia

El Grupo Común da Esquerda (GCE) lleva a la Diputación Permanente de la Cámara autonómica a través del diputado Antón Sánchez la polémica desatada tras la incorporación de la anterior responsable de Medio Ambiente de la Xunta a un puesto directivo de la compañía energética, a la que supuestamente benefició la Xunta tras la aprobación de una cuestionada planta de biomasa forestal y diversos parques eólicos. 

Puertas giratorias en el PP de Feijóo: El Parlamento gallego exige explicaciones a la exconselleira Beatriz Mato por el caso Greenalia
Beatriz Mato Otero fue conselleira de Medio Ambiente en el período 2015-2018 y en el mes de febrero se incorporó a Greenalia en un puesto de alta dirección, además de ser actualmente una de las siete vocales de la patronal eólica e incluso haber optado a la presidencia que actualmente ocupa José Manuel Pazo Paniagua.
 
Desde el GCE se recuerda que durante sus años al frente del departamento de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, el Gobierno de Feijóo autorizó 5 parques eólicos a las distintas filiares de Greenalia, y concedió 795.000 euros en subvenciones y 1.000.000 de euros en préstamos a las empresas del grupo.
 
Sin embargo, reclaman una explicación fidedigna por parte del Ejecutivo ante la supuesta vulneración de Mato de la Ley 1/2016 del 18 de enero, de transparencia y buen Gobierno, que incluye la obligación de los altos cargos de presentar una declaración de actividades ante la Oficina de Incompatiblidades y Buenas Prácticas, dado que el nombre de la ex-conselleira no consta en el registro oficial establecido para tal fin.
 
PRESUNTO TRATO DE FAVOR A GREENALIA POR PARTE DE LA XUNTA
 
Para el Grupo Común da Esquerda resulta indispensable aclarar la situación de Beatriz Mato, pues durante su mandato al frente de la consellería de Medio Ambiente se realizaron desde el Ejecutivo de la Xunta una sucesión de actuaciones cuestionables como la autorización de la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro donde, según relatan, «se pasó de una situación de ilegalidad a la autorización en un breve plazo de tiempo», a pesar de que el proyecto inicial rebasaba en mucho (50 MW) el límite de potencia de este tipo de instalaciones (10 MW), llegando a realizar una serie de cambios legislativos a través de la «Ley de Acompañamiento» de los presupuestos del año 2017 para facilitar su aprobación ese mismo mes de agosto.
 
Además, en lo referente a los proyectos eólicos de Greenalia a través de su filial Wind Power, denuncian que la Xunta ha permitido de manera irregular fragmentación de un único macroparque en la provincia de A Coruña en cuatro proyectos separados a través de los parques eólicos «O Cerqueiral», «Campelo», «Bustelo» y «Monte Toural», actualmente en proceso de tramitación, y que afectan a áreas de alto valor ecológico y con la presencia de especies endémicas y en peligro de extinción o situación de vulnerabilidad, como la Centaurea ultreiae y el aguilucho cenizo (Circus pygargus). Por otra parte, aletan de la posible utilización de información privilegiada de Greenalia al haber tenido acceso a dos planes de gestión de dos especies amenazadas que todavía no han sido ni aprobados por la Xunta ni publicados en el Diario Oficial de Galicia. 

Alberto Núñez Feijóo /  Anova /  Antón Sánchez /  Beatriz Mato Otero /  Consellería de Medio Ambiente /  corrupción /  Greenalia /  Greenalia Wind Power /  Grupo Común da Esquerda /  Parlamento de Galicia /  Partido Popular /  PP /  puertas giratorias /  Redacción /  Xunta de Galicia /  Xunta de Galicia /