Redacción •  Actualidad • 30/08/2020

Brushing y semillas invasoras: El extraño caso que alerta al Ministerio de Agricultura

  • El envío de semillas no solicitadas, sin el correspondiente certificado fitosanitario ni conocimientos sobre el riesgo de incorporación de especies invasoras, está causando alarma en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que ha solicitado que la ciudadanía informe si recepciona un envío no solicitado de este tipo.
  • El brushing es una práctica fraudulenta consistente en realizar envíos de productos no solicitados para mejorar las estadísticas en portales de venta.
Brushing y semillas invasoras: El extraño caso que alerta al Ministerio de Agricultura
El ministro de Agricultura, Luis Planas, durante una intervención ante medios / Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Un usuario de un portal de comprar online recibe un paquete en su casa. No recuerda haber realizado ningún pedido, pero el crecimiento exponencial de las compras online y, en ocasiones, los hábitos compulsivos de consumo, han provocado que no se trate de algo inaudito. Sin embargo, al abrir el paquete y comprobar el contenido, el desconcierto se agranda. En el paquete tan solo hay lo que parecen ser semillas. Semillas no solicitadas y, muchas veces, sin siquiera etiquetar.

Lo que puede ser interpretado como una confusión de envío de la empresa logística o del portal de ventas online, puede ocultar una realidad muchísimo más retorcida. Según ha denunciado el Ministerio de Agricultural, Pesca y Alimentación, se trata de brushing. Una práctica fraudulenta consistente en realizar envíos de productos de poco valor a usuarios al azar para mejorar las estadísticas de venta digital.

El brushing «persigue la generación de votos positivos falsos en las ventas por Internet, pues muchas plataformas de venta no permiten la emisión de estos votos si el cliente no ha recibido efectivamente el producto», exponen desde el Ministerio. «Las empresas, por tanto, realizan primero el envío y falsifican después el voto del receptor, en este caso, de las semillas», apuntan. Autoridades alemanas, francesas, irlandesas y holandesas ya habían identificado y denunciado ante la Comisión Europea la existencia de esta práctica.

Se trata de un fraude que, aunque a priori pueda parecer inocuo, encierra importantes riesgos ambientales.

Según expone el propio Ministerio en un comunicado, la introducción de semillas sin certificados fitosanitarios puede causar numerosos peligros estando, de hecho prohibida. «supone un riesgo tanto desde el punto de vista de la sanidad vegetal, por el peligro de plagas que lo acompañen, como medioambiental, por poder tratarse de especies invasoras», indican desde Agricultura, Pesca y Alimentación. En ocasiones, resulta incluso imposible saber de qué semillas se trata, ante la ausencia total de etiquetado.

Desde Agricultura apuntan que se tomarán medidas para buscar el origen y tratar de suprimir esta práctica, en colaboración con autoridades internacionales. Así mismo, plantean la posibilidad de una campaña de sensibilización informativa, ante el crecimiento de los riesgos biológicos y fitosanitarios que pueden llevar aparejadas las prácticas comerciales irresponsables. Por el momento, solicita que cualquier persona que reciba un envío de este tipo lo ponga en conocimiento de las autoridades pertinentes.


agricultura /  comercio online /  Gobierno de España /  Redacción /  Seguridad /