Redacción •  Actualidad • 24/10/2020

El PCE-EPK respalda las jornadas de huelga en Osakidetza contra las externalizaciones y la precariedad

  • El Secretario General del PCE-EPK, Jon Hernández ha mostrado el respaldo de su partido a las jornadas de huelga convocadas por los sindicatos de la sanidad pública. Considera que el actual modelo se sustenta en una inaceptable temporalidad del personal y un exceso de externalizaciones y subcontrataciones que puede traer consecuencias para la salud pública en esta segunda oleada del virus.
El PCE-EPK respalda las jornadas de huelga en Osakidetza contra las externalizaciones y la precariedad
Movilización sanitaria en Bilbao el pasado 3 de octubre / CCOO

Para el Partido Comunista no es casual que de manera unánime y unitaria todos los sindicatos vascos hayan convocado tres jornadas de huelga en Osakidetza durante las próximas semanas. Así lo ha expresado el Secretario General del Partido, Jon Hernández, quien ha asegurado que “esta convocatoria de huelga es el resultado de la cerrazón mantenida durante años por parte del Gobierno Vasco a negociar con las y los trabajadores y a no reconocer que Osakidetza y sobre todo los profesionales de la sanidad pública vasca están cada vez en peores condiciones, algo tremendamente preocupante en estos momentos de pandemia”.

Las centrales sindicales han convocado tres jornadas de huelga en los tres territorios de la Comunidad Autónoma bajo el lema «Murrisketarik ez, en defensa de la sanidad pública», que se desarrollaran el 29 de Octubre en Araba, el 5 de Noviembre en Gipuzkoa y el 12 de Noviembre en Bizkaia.

El PCE-EPK respalda estas jornadas de huelga y recuerda que las políticas desarrolladas por el Gobierno Vasco en Osakidetza se han caracterizado por el aumento de las externalizaciones y subcontrataciones, así como por una inaceptable tasa de temporalidad superior al 30%.

Jon Hernández ha recordado que el grupo parlamentario de la coalición Elkarrekin Podemos-IU en el Parlamento Vasco lleva meses exigiendo al departamento de salud que se siente a negociar con los sindicatos para adoptar medidas que reduzcan drásticamente la elevadísima temporalidad y la sobrecarga de trabajo a la que está sometida una plantilla mermada en la actual situación de crisis sanitaria. Junto a los problemas que ya arrastra Osakidetza en cuanto a temporalidad, en estos momentos es necesario reforzar la sanidad pública con más personal, porque “además de sacar adelante el trabajo pendiente, no se ha dado el descanso adecuado a todas las trabajadoras y trabajadores que han estado sometidas a un estrés y una carga de trabajo bestial en la crisis del Covid y que ya se encuentran sometidas a la presión de una segunda ola del virus”.

Hernández ha explicado que precisamente para responder a las necesidades que plantean los representantes de las y los trabajadores en la sanidad pública, la coalición Elkarrekin Podemos-IU registró una iniciativa el pasado mes de Mayo que fue rechazada en la mesa del Parlamento Vasco con los votos del PNV y el PSE que han entendido que esta “no es una cuestión urgente”. Respuesta similar a la que en aquel momento dio a los sindicatos el Presidente del PNV, el señor Andoni Ortuzar que les dijo que se dejen de protestas y reivindicaciones, que “ahora no toca”.

El también coportavoz de la coalición de izquierdas, hace hincapié en que “El esfuerzo de la plantilla de Osakidetza ha sido meritorio y digno del reconocimiento y agradecimiento por parte del conjunto de la sociedad, pero el mismo supone un desgaste físico y psicológico enorme para las y los trabajadores”. Es por eso que plantea dar pasos urgentes para la consolidación del empleo mediante la bajada de la tasa de temporalidad y la carga de trabajo en un proceso llevado a cabo con negociación y acuerdo con la representación sindical.

La nueva consejera de salud, Gotzone Sagardui a pesar de sus buenas palabras iniciales parece que no está por la labor de dar respuestas a la plantilla de Osakidetza. Una vez más el Gobierno Vasco con el PNV a la cabeza dan la espalda a las y los trabajadores públicos, en este caso precisamente a quienes más necesitamos en estos momentos. Finalmente el PCE-EPK advierte que afrontar una segunda ola de la pandemia sin escuchar los problemas de la sanidad pública denunciados por sus profesionales es una tremenda irresponsabilidad que puede traer graves consecuencias para la salud pública en Euskadi.


huelga /  movilización /  Pais Vasco /  PCE /  sanidad /